Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ultraderecha global se vuelca en las elecciones europeas
Las mujeres retrasan la maternidad por la economía y por no encontrar hombres
OPINIÓN | 'Una juventud frustrada', por Enric González

Euskadi facilita a los colegios privados acceder al concierto con menos alumnos pero se abre a no financiar al Opus Dei

Una alumna, saliendo del centro concertado Urkide de Vitoria

Iker Rioja Andueza

0

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, ha anunciado este martes una “reducción del número mínimo de alumnos para concertar” un aula en colegios privados de Euskadi de cara al período comprendido entre los cursos escolares 2022/2023 y 2027/2028. Con la caída de la natalidad -precisamente en la misma rueda de prensa se ha presentado un largo plan contra el invierno demográfico que incluye las ya anunciadas ayudas de 200 euros mensuales hasta los 3 años para las familias que tengan hijos, 125 millones de euros de presupuesto- se otorgan así facilidades para mantener líneas abiertas en la enseñanza concertada, que acumula el 50% del alumnado en Euskadi, a pesar de la voluntad expresada 24 horas antes en el Parlamento de impulsar la “publificación” de centros, combatir la segregación y fijar mayores controles para evitar el cobro de cuotas de escolarización encubiertas. Sin embargo, al mismo tiempo ha abierto la puerta para dejar de financiar los colegios del Opus Dei que segregan por sexos, que son media docena en la comunidad autónoma, aunque la medida entraría en vigor en el curso 2023/2024 y no en septiembre.

Según se ha explicado, se rebajará de 17 a 13 el mínimo de escolares requerido en el primer curso de Infantil o de Primaria para acceder a la financiación pública. Y, “si es el único centro del municipio, se configurará grupo con 11 alumnos”, indica Educación. El modelo de conciertos para el próximo sexenio plantea también más “facilidad para desdoblar aulas”, ya que “con 26-27 alumnos” habrá “codocencia” o dos profesores y el desdoble general se hará desde los 28 estudiantes y no, como hasta ahora, a partir de 34. Si son centros con un cupo de alumnado con Índice de Complejidad Educativa (ICE), habrá grupo concertado con ocho niños en Infantil y Primaria y con doce en Secundaria. También habrá máximos para estas aulas, 18 a los dos años, 13 en Infantil y Primaria y 25 en Secundaria.

Educación, en total, dotará con 679 millones de euros la concertación escolar en el curso 2022/2023. Es el mismo dinero destinado este año, según el consejero Bildarratz, aunque ha abierto la posibilidad a adaptar la cantidad en caso de necesidad. “El régimen de conciertos permite hacer efectivo en los centros educativos privados el derecho a la educación básica obligatoria y gratuita cuya garantía corresponde a los poderes públicos, mediante la asignación de fondos públicos”, se lee en la documentación presentada por Educación. En Euskadi son algo más de 300 los colegios concertados.

Bildarratz ha parecido presentar los cambios como algo natural, ya que el decreto de admisión que ordenó la campaña de matriculaciones de cara a septiembre de 2022 es de enero de 2022, esto es, previo a la reforma educativa pactada entre los partidos del Gobierno, PNV y PSE-EE, con las dos principales fuerzas de la oposición, EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU y que prometía una priorización de la pública. “Este último sexenio finaliza el 31 de agosto y en estos momentos ya nos tocaba hacer un planteamiento con una nueva orden que tiene un contexto con el que tiene que convivir. Por una parte está el nuevo acuerdo, que nos fija el horizonte, pero, por otra parte también, la tasa de natalidad también nos condiciona para mejorar el servicio de educación. Es positivizar lo que supone para los próximos años la tasa de natalidad. Es llevarlo a un aumento de la calidad educativa”, ha explicado a preguntas de los periodistas.

Preguntado si mantendrá Euskadi la financiación a centros del Opus Dei como Gaztelueta, que impiden la matrícula a uno de los dos sexos en función de si son masculinos o femeninos, una práctica que impide expresamente el marco estatal de la LOMLOE, Bildarratz ha señalado por vez primera que hay posibilidades de que se les cierre el grifo de los fondos públicos. Aunque el cambio no llegaría, como mínimo, hasta el año próximo, ha indicado. Además, según fuentes educativas, legalmente solamente se puede controlar con las nuevas matrículas, ya que las anteriores tienen unos derechos adquiridos.

“En lo que se refiere a los centros del Opus Dei o aquellos centros que hasta ahora recibían una serie de subvenciones aun separando por sexos, es evidente que la LOMLOE impide que esto sea así. Se establecerá un trabajo con ellos para que adopten otro tipo de decisiones. Hemos estado reunidos con la patronal [COAS] para que ellos vayan adecuándose”, ha señalado. En 2022/2023 “probablemente” vuelvan a ser concertados porque “la orden de admisión no ha sido modificada” y el nuevo decreto “entrará en vigor en enero de 2023 y condicionará el curso 2023/2024”. Sobre otra patronal, la de las ikastolas privadas, ha preferido escapar de polémicas con ella y ha apostado por el diálogo. “Dispuestos a sentarnos con todo el mundo”, ha dicho, como también ha abierto la puerta a dialogar con PP+Cs, que se quedó fuera del pacto educativo.

¿Euneiz en septiembre? “Nunca lo han tenido fácil”

Por otro lado, Bildarratz ha anunciado igualmente una partida de 28,5 millones de euros para las becas universitarias y para otros estudios superiores del próximo curso y cuyo plazo de solicitud permanecerá abierto entre el 6 de julio y el 16 de septiembre, “ambos inclusive”. Este año, ha informado Educación, “10.467 alumnos vascos han obtenido beca universitaria”. “El importe podría ampliarse. Garantizamos que todo el alumnado que cumpla los requisitos [pueda acceder a la ayuda]”, ha indicado el titular de Educación.

Precisamente en septiembre está prevista la apertura de una nueva Universidad privada, Euneiz, promovida por el grupo Baskonia-Alavés en Vitoria. A menos de tres meses del inicio del curso, aún están pendientes numerosos trámites académicos. Preguntado Bildarratz sobre si cree que Euneiz llegará a tiempo para empezar la actividad, el consejero se ha quedado en silencio durante unos segundos y se ha limitado a señalar que los procedimientos están “en tramitación” y que “nunca lo han tenido fácil”, sin más detalles.

Etiquetas
stats