El Gobierno se reafirma en que reclamará los bienes acumulados por los Franco en Meirás que formen parte del Patrimonio Nacional

Interior del Pazo de Meirás

El Gobierno se ha reafirmado en que va a reclamar los bienes que la familia Franco ha acumulado en el Pazo de Meirás si estos forman parte del Patrimonio Nacional. La declaración la hace en una respuesta al diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, que preguntó si se interpondrá una nueva demanda para pedir la titularidad de estos objetos. La Audiencia de A Coruña devolvió en abril los muebles a los descendientes del dictador argumentando que el Estado no los incluía en su demanda. La mudanza está paralizada a la espera de que el juzgado decida sobre los recursos que cuestionan que puedan llevarse todo.

En la respuesta, el Gobierno indica que tiene presentada una cuestión incidental ante los tribunales "para determinar los bienes que pueden entenderse integrados en el artículo 334 del Código Civil como inmuebles". Insiste en que litigará también por los bienes muebles que podrían formar parte del Patrimonio Nacional. Para comprobar que hay objetos de este tipo en el Pazo, agrega, está llevando a cabo "actuaciones de información y documentación". Si se confirma su existencia, el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional ha autorizado que se inicien acciones judiciales para recuperarlos y para que se adopten medidas cautelares.

Entre los tesoros que la familia del dictador ha ido acumulando a lo largo de los más de 80 años que han ocupado la propiedad están dos estatuas del Mestre Mateo que formaron parte de una de las puertas de la catedral de Santiago y la biblioteca de Emilia Pardo Bazán. En ambos casos cuentan con protección. Las primeras están declaradas bien de interés cultural (BIC) y la segunda está en trámites para ello. Esto supone que no se pueden mover de Galicia sin una autorización de la Xunta. Los Franco están negociando con la Real Academia Española (RAE) donar los libros que pertenecieron a la escritora a cambio de que esta institución no se los entregue a ningún gobierno.

La posibilidad de que los Franco puedan llevarse bienes que guardan en el interior del edificio sigue provocando protestas. Este fin de semana una marcha cívica reclamó a las puertas del pazo, dada la negativa del Gobierno a que pudiesen entrar a los jardines, que no se retiren objetos de Meirás.

Etiquetas

Descubre nuestras apps