La portada de mañana
Acceder
Madrid, ante su mayor desafío con un gobierno partido
El mapa de los contagios por provincias sigue registrando fuertes incrementos
Opinión - Y Ayuso sigue en el cargo, ¿por qué?, por Rosa María Artal

El mal tiempo retrasa las actividades de la nueva normalidad en Galicia: "Intentaremos venir al parque por la tarde si deja de llover"

Los parques infantiles están abiertos ya en Galicia, pero con limitaciones de aforo.

El paso hacia la nueva normalidad en Galicia es un paso cortito. Prudente, como dice el presidente de la Xunta. Se introducen pocas nuevas actividades respecto a la fase 3 y se notan los cambios sobre todo en los aforos permitidos. La desescalada se afloja un poco para los más pequeños, que tienen las escuelas infantiles cerradas pero que, desde hoy pueden jugar en los columpios. Un momento ansiado pero que tendrá que esperar un poco más debido a la lluvia insistente que moja hoy la comunidad.

"Lo intentaremos por la tarde si deja de llover", explica Antía. Esta mañana, entre el teletrabajo y la que estaba cayendo, ni se lo ha planteado. "La nueva normalidad trae consigo muchas cosas de la vieja normalidad, como andar con prisas y hacer malabares entre trabajar y entretener a la niña".

Los parques infantiles de la comunidad son los primeros en sacarse el precinto que cierra desde hace tres meses toboganes y columpios. En ellos aparecen desde hoy carteles que marcan el aforo permitido -un niño o niña por cada cuatro metros cuadrados, estipula la Xunta- y marcas en el suelo recordando que se debe esperar su turno. "En las últimas semanas hicimos kilómetros de más para evitar los cuatro parques que tenemos alrededor de casa, pero lo que realmente quería la niña hacer es ir a ver a sus abuelos", cuenta. Para eso, era necesario que llegase la movilidad entre provincias, que se autorizó con el pase de Galicia a la fase 3.

Los parques infantiles al aire libre son de los pocos rincones que se mantenían cerrados hasta hoy, pese a que las salidas para los más pequeños fueron las primeras que se autorizaron. Recuperados estos espacios al aire libre, quedan aún otros cerrados como parques de bolas o ludotecas en el interior que la Xunta no ha autorizado por el momento, como tampoco la vuelta a las escuelas infantiles. "No entiendo porque no estaban aún abiertos, cuando los niños pueden jugar entre ellos en la calle, en la playa, en una casa o estar en una terraza y tienen asimiladas ya las medidas de higiene", explica. Ciudades como Santiago de Compostela han optado incluso por mantener cerrados los parques infantiles hasta que organicen cómo será la desinfección y el control de estos espacios.

La Xunta evaluará en las próximas semanas que se reinicien el 1 de julio otras actividades bajo cubierto como los establecimientos de juegos y atracciones recreativas para público de hasta 12 años, los espacios de entretenimiento y los que organicen fiestas infantiles. También será el momento para los locales de ocio nocturno y las verbenas y demás fiestas populares. Por el momento, la norma general indica que los aforos suben hasta el 75%, las actividades en grupo no deben sobrepasar las 25 personas y se podrán celebrar eventos con aforos de hasta 300 personas en el interior y 1.000 en el exterior. También desaparece el límite de personas establecido para reuniones en domicilios.

Al lado de los toboganes cerrados en la céntrica plaza de Pontevedra de A Coruña, por ejemplo, se sucedieron estas semanas las partidas de baloncesto y los trucos de skate entre los adolescentes que se citan en la zona. La lluvia los mantiene hoy también a cubierto y solo los adultos caminan con prisa bajo la lluvia sin fijarse en los columpios. Pero el miércoles vuelve el sol y con él las ganas de recuperar los parques.

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2020 - 13:37 h

Descubre nuestras apps

stats