La portada de mañana
Acceder
Los expertos de Sanidad consideran que el pasaporte COVID no reduce contagios
Las tres palabras que dinamitaron el acuerdo entre el Gobierno y ERC
Opinión - Almudena Grandes: recuérdalo tú y recuérdalo a otros, por Olga Rodíguez

Los prometedores proyectos futuristas por los que la NASA ha decidido apostar

Este programa de la NASA financia 19 proyectos

La NASA ha anunciado cuáles serán los proyectos que se beneficien de su programa Small Business Technology Transfer, un plan que busca financiar proyectos de investigación a pequeña escala fuera de la agencia espacial. Cada una de las 19 iniciativas seleccionadas recibirá unos 635.000 euros para sacar adelante sus ideas, que se sumarán a los 106.000 euros que ya les fueron entregados a las 56 iniciativas presentes en la fase anterior.

Robots ligeros y flexibles, esfuerzos por mejorar los sistemas lídar (esos que permite a los coches sin conductor reconocer su entorno y orientarse) o métodos de reciclaje para misiones espaciales son algunas de las tecnologías por las que la NASA ha decidido apostar a través de estas 'startups'.

Una de las áreas que han suscitado el interés de la agencia es la robótica y sus sistemas ópticos. Mejorar sus herramientas visuales de estudio sobre el terreno parece una de sus grandes prioridades, a juzgar por la inversión que han hecho en empresas como Nanohmics, encargada de desarrollar una avanzada tecnología de imagen multiespectral.

La empresa está trabajando en un dispositivo capaz de captar dichas imágenes sin las lentes voluminosas ni los grandes filtros que generalmente se requieren. Para ello, desarrollan un sensor del tamaño de una viruta, versátil y sin grandes piezas en movimiento, que para la NASA podría ser perfecta para incorporar en los robots que protagonizan muchas de sus misiones.

Fibertek, una empresa especializada en sensores ópticos y láser, ha sido otra de las compañías elegidas por la NASA, esta vez con el objetivo de reducir el tamaño y aumentar la eficiencia del lídarlídar, un sistema conocido por su presencia en los coches sin conductor y que se suele utilizar para medir con gran exactitud la distancia desde un emisor hasta un objeto o superficie utilizando un haz de láser. 

El lídar es también una herramienta muy común en la exploración del espacio, y es por ello que la NASA tiene un especial interés por su desarrollo. Fibertek se está valiendo de la combinación de distintas técnicas para mejorar el sistema, como la tecnología 'flash' o la impresión en 3D.

Otra de las 'startups' escogidas por la agencia espacial, Applied Research LLC, pretende conseguir, a través de nuevos algoritmos, una forma más fácil y rápida obtener imágenes en 3D (o enfocadas a la realidad virtual) desde las cámaras con visión estereoscópica del sistema MastCam que porta el Curiosity.

En general, la robótica se ha convertido en una de las grandes aliadas de la NASA para sus investigaciones en el espacio exterior. Por ello, otra de las propuestas que han llegado a la fase final del Small Business Technology Transfer es la de Otherlabun equipo de científicos e ingenieros que trabaja sobre todo en sus sensores.

De hecho, uno de sus proyectos más populares y curiosos es un dron de cartón desechabledron que llega a su destino planeando gracias a la ayuda de sensores y GPS. No obstante, el interés de la NASA reside en otro proyecto, cuya finalidad es desarrollar unos sensores de alta resolución que sean tan flexibles como la plataforma robótica ligera en la que vayan a ir incorporados. Es decir, desarrollar un sistema de percepción muy avanzado que se pueda incorporar en un 'soft robot' (un robot blandito). 

¿Y si además se pudieran coordinar varios robots para que se dediquen a una misma tarea? La NASA ve futuro en esta idea de la robótica de enjambres, y Asterlabs será el equipo encargado de perfeccionar los algoritmos que permitan dirigir la orquesta de autómatas como si respondieran a una sola mente.

Pero no todo los proyectos seleccionados tienen que ver con los robots. Otra de las empresas seleccionadas ha sido Mango Materials, que se dedica a producir biopolímeros de origen natural a a partir de residuos de biogás (concretamente metano). Para la NASA podría terminar siendo una forma asequible de darle una segunda vida al plástico, algo que en el espacio sería de gran utilidad. 

---------------------------------

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de Mat Hampson y NASA

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2017 - 18:26 h

Descubre nuestras apps

stats