eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Los resultados de Google superan las expectativas, pero el Moto X no cierra aún el agujero de Motorola

Tras unos malos resultados en el segundo trimestre de 2013, Google presenta unos sorprendentes resultados del tercer trimestre, que han superado las expectativas de los analistas. Por su parte, Motorola sigue siendo un pequeño problema para Google, a pesar del lanzamiento del Moto X.

- PUBLICIDAD -
Los resultados de Google superan las expectativas

Los resultados de Google superan las expectativas

Después de que los resultados del segundo trimestre supusieran un fracaso para Google, octubre ha llegado con buenas y sorprendentes noticias para la 'gran G'. Superando las expectativas de los analistas, Google ha aumentado sus ingresos en este tercer trimestre de 2013 en un 12%, hasta alcanzar los casi 11.000 millones de euros (cerca de 14.900 millones de dólares).

Si bien al cierre de los mercados Google perdía un 1% del valor de sus acciones, la publicación de los buenos resultados de este tercer trimestre hicieron que las acciones aumentaran su valor en un 6% en el 'after-hours' de la bolsa estadounidense.

Y es que casi todos los datos de Google son buenos: 41.000 millones de euros de efectivo, un aumento del 36% en las ganancias interanuales... Sin embargo, la adquisición de Motorola sigue produciendo dolores de cabeza en Mountain View. El lanzamiento del Moto X no ha servido para frenar las pérdidas de la empresa de telefonía móvil perteneciente a Google. Los ingresos de Motorola han caído en un 33% respecto a los de hace un año y se han registrado pérdidas por valor de 181 millones de euros, cuando hace un año la empresa perdía 140 millones.

Sin embargo, el hecho de que el fabricante de móviles represente tan sólo el 8% de las cuentas totales de Google evita problemas mayores, y no lastra los buenos resultados de la compañía.

--

Imagen:  Fast Company

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha