Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ultraderecha global se vuelca en las elecciones europeas
Las mujeres retrasan la maternidad por la economía y por no encontrar hombres
OPINIÓN | 'Una juventud frustrada', por Enric González

La presidenta balear y líder del PP en las Islas se libra de comparecer en el Parlament en la comisión del caso Koldo

La presidenta del Govern, Marga Prohens.

Angy Galvín

Europa Press —

1

El portavoz del PP en el Parlament, Sebastià Sagreras, ha anunciado que su formación “no pedirá ni apoyará” la comparecencia de la presidenta del Govern, Marga Prohens (PP), en la comisión de investigación por el caso Koldo en el Parlament balear, a pesar de la investigación revela que Koldo García recurrió al PP para que la trama no pagara los 2,6 millones que le reclamaba el Govern y que fue el Ejecutivo balear presidido por Prohens el que dejó caducar dicho expediente de reclamación.

Sagreras ha criticado este lunes en una rueda de prensa que “nadie de PSOE” ha contestado las preguntas relacionadas con el caso Koldo. En esta línea, ha subrayado que Prohens dijo que “no tiene ningún problema” en comparecer en las comisiones que lo reclamen, pero que el PP “no pedirá ni apoyará” su comparecencia en la comisión de la Cámara balear. “No es quién para responder las preguntas que nos hacemos todos”, ha considerado.

Además, ha destacado que la líder del Ejecutivo balear “puso en marcha la reclamación, la personación de la Comunidad Autónoma en la causa de la Audiencia Nacional y descertifició el engaño a la Unión Europea”. Por ello, Sagreras ha apuntado que es la presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol, “la que tiene que comparecer”. El PP cuenta con siete de los 16 votos de la comisión y Vox, su socio de gobierno, otros dos, por lo que suman mayoría.

El Govern del PP dejó caducar el expediente

La totalidad del expediente, al cual tuvo acceso elDiario.es, constata que la documentación que maneja el Govern de Prohens (PP) avala la tesis del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, quien afirmó que el procedimiento para reclamar el sobrecoste de las mascarillas de la 'trama Koldo' en las Islas caducó durante el actual mandato de Prohens. Es decir, que los isleños habrían perdido 2,6 millones de euros debido a la inacción del PP a la hora de gestionar la reclamación y por la compra infructuosa del anterior Gobierno socialista.

La empresa presentó alegaciones el 6 de noviembre de 2023 y no fue hasta el 28 de febrero de 2024 -la fecha límite de caducidad era el 18 de enero de 2024, según Moreno- cuando el Ejecutivo volvió a contactar con la compañía. Según una resolución de Javier Ureña, director general del IB-Salut del PP, pasaron más de tres meses desde que la empresa presentó las alegaciones y el IB-Salut volviera a contactar con ella.

Cabe recordar que la reclamación en cuestión fue iniciada por el anterior Ejecutivo balear, presidido por Francina Armengol, que fue el que contrató a la compañía Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas SL. En concreto, los socialistas reclamaban a la polémica empresa 2,6 millones de euros por el sobrecoste de las mascarillas de peor calidad que recibió el Ejecutivo autonómico en los peores meses de la pandemia.

El Govern del PP actual justifica que el expediente caducó por un “error”. En un documento en el que desestiman la continuidad del procedimiento de reclamación, el Ejecutivo popular asegura que tienen que “rectificar” el error de la resolución del 24 de agosto de 2023 en la que ellos mismos señalaban un plazo máximo de 3 meses desde el momento de acuerdo a lo establecido en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPACAP). El IB-Salut considera ahora que el plazo máximo para la resolución parcial del contrato es en realidad de 8 meses, de acuerdo a lo establecido en la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público.

Así fue cómo los populares justificaron el inicio de otro procedimiento de reclamación. Sin embargo, ello ocurrió después de que el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Serrano, afirmara en un auto que el plazo de reclamación ya había finalizado. Según el juez, el expediente caducó el 18 de enero, tres meses después de que se notificara a la empresa que podía presentar alegaciones contra la resolución parcial del contrato, como informó primero elDiario.es. Tras la publicación de esta información, el PP de Balears empezó una campaña contra las noticias de este diario, definiéndolas como “fake news”. En cualquier caso, el PP ha dejado sin efecto la posible caducidad del primer expediente, ya que ha decidido iniciar un nuevo procedimiento administrativo y ha desistido de éste.

Una comisión de investigación a medida

El Parlament constituyó la semana pasada la comisión de investigación de la rama balear del ‘caso Koldo’ sobre la presunta trama de corrupción entorno a los contratos del Govern de Francina Armengol con la compañía Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas. Vox, que impulsó la comisión, se queda con la presidencia, que ostentará María José Verdú, mientras que la vicepresidencia correrá a cargo de la socialista Pilar Costa. Por otro lado, la secretaría queda bajo el control del PP a través de la diputada Marga Durán.

El PP tendrá siete votos en la comisión representados por José Luis Mateo, Cristina Gil, Isabel Borràs, Mauricio Rovira, María Salomé Cabrera, Margalida Durán y Jacobo Varela; el PSOE tendrá otros cinco, cuya representación ostentarán Carles Bona, Iago Negueruela, Marc Pons, Mercedes Garrido y Pilar Costa; otros dos serán para Vox, a través de María José Verdú y Patricia de las Heras; mientras que uno será para Lluís Apesteguia, de Més per Mallorca, y otro para Cristina Gómez, de Unidas Podemos, pero en representación del Grupo Mixto.

En declaraciones a los medios de comunicación, Verdú, presidenta de la comisión, ya negó que fueran a llamar a comparecer a la presidenta del Govern, Marga Prohens (PP), pese a que la totalidad del expediente se ha desarrollado durante dos etapas: la primera, cuando había un Ejecutivo de coalición de izquierdas presidido por Armengol, el cual contrató a la trama, y la segunda (actual), con un Govern del PP presidido por Prohens, el cual dejó caducar el expediente de reclamación según el juez Ismael Moreno.

Verú sí avanzó que llamarán a comparecer en el Parlament a Francina Armengol, presidenta del Govern cuando se adjudicó a la empresa por 3,7 millones de euros el suministro de 1,5 millones de mascarillas que llegaron con peor calidad a las que habían sido solicitadas, así como a Patricia Gómez (PSOE), consellera de Salud en mayo de 2020, en los peores meses de la pandemia de coronavirus. Se espera que también comparezcan José Luis Ábalos, entonces ministro de Transportes, así como su entonces asesor de confianza, Koldo García. De momento, no hay una fecha fijada para la declaración de Armengol u otros miembros del anterior Govern de la etapa progresista.

Después de la constitución de la comisión no permanente de investigación se fijará un plazo para presentar el plan de trabajo de todos los grupos. “Después marcaremos plazos para fijar las comparecencias e investigaciones que vayan surgiendo a raíz del estudio del expediente”, aseguró Verdú. A preguntas de los periodistas, Verdú avanzó que trabajarán conjuntamente con el PP en el desarrollo de la comisión, ya que tienen “un acuerdo de gobernabilidad” -el PP gobierna en las Islas gracias a un pacto de gobernabilidad con Vox-.

Etiquetas
stats