Lukashenko se niega a negociar con los líderes internacionales y anuncia nuevas medidas contra los opositores

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko.

"No lo aceptamos". Así ha zanjado el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, las vías de negociación planteadas por los líderes internacionales tras las denuncias de fraude que acompañaron la jornada electoral del pasado 9 de de agosto. "Los líderes de los países occidentales nos proponen negociaciones, conversaciones. Y, mientras, siguen en sus trece", ha asegurado el jefe del ejecutivo durante la reunión del Consejo de Seguridad del país.

El despertar de Bielorrusia y el plan de Lukashenko para permanecer en el poder

El despertar de Bielorrusia y el plan de Lukashenko para permanecer en el poder

El único interlocutor del presidente bielorruso es su homónimo ruso, Vladimir Putin, quien se encuentra mediando en el conflicto. Angela Merkel, por su parte, ha lamentado la actitud de Lukashenko después de que el líder se negara a hablar con la canciller por teléfono.

Mientras bloquea las negociaciones, el ejecutivo bielorruso ha anunciado que la KGB y el Ministerio de Interior ya se encuentran buscando a los instigadores de las protestas y han anunciado el bloqueo financiero de estos grupos de opositores.

Esta reacción llega tras el anuncio realizado por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), quienes han decidido este miércoles no reconocer los resultados de las elecciones presidenciales en Bielorrusia, en las que Lukashenko, que ya acumula 26 años en el poder, se proclamó vencedor.

"Las elecciones no fueron justas ni libres y no cumplieron los estándares internacionales. No reconocemos los resultados presentados por la autoridades bielorrusas", ha declarado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa al término de una cumbre telemática de líderes comunitarios.

La líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, se había dirigido previamente a los dirigentes europeos para pedirles que no reconocieran los resultados de las elecciones, que según las cifras oficiales ganó Lukashenko con el 80,1% de los votos.

"Os llamo a no reconocer estas elecciones fraudulentas. El señor Lukashenko ha perdido toda legitimidad a los ojos de nuestro pueblo y del mundo", ha criticado Tijanóvskaya, actualmente exiliada en Lituania, en un vídeo difundido en Youtube.

El presidente del Consejo Europeo ha considerado que la violencia oficial contra los manifestantes que han salido a las calles para protestar contra los resultados electorales ha sido "impactante e inaceptable", a la vez que ha condenado "la brutalidad" ejercida contra los ciudadanos y ha pedido una "investigación completa" sobre lo sucedido.

Michel ha asegurado que la UE "impondrá sanciones a un número sustancial" de personas consideradas responsables del fraude electoral y de la violencia. "Se trata de sanciones selectivas, no contra el pueblo bielorruso", ha aclarado.

Preguntado por el papel que esperan de Rusia, aliada de Lukashenko, Michel ha recordado que habló el pasado martes con Putin y ha recalcado que "el futuro de Bielorrusia tiene que ser decidido por los bielorrusos, no en Bruselas ni en Moscú".

Lukashenko ha ordenado este miércoles a las fuerzas de seguridad del país reforzar la vigilancia en la frontera, con "especial atención" a los desplazamientos de las tropas de la OTAN. El martes ya había ordenado poner en alerta a las tropas bielorrusas desplegadas en la frontera con países de la OTAN por una supuesta amenaza exterior.

Desde el estallido de las protestas postelectorales, Lukashenko ha denunciado la promoción recibida desde países como Polonia o la República Checa, y ha acusado a la OTAN de desplegar aviones y tanques a quince minutos de la frontera. "Lo sabemos y estamos en ello", ha señalado el líder tras fortalecer los límites del territorio bielorruso.

Etiquetas
Publicado el
19 de agosto de 2020 - 16:10 h

Descubre nuestras apps

stats