La portada de mañana
Acceder
España afronta la paradoja de tener el récord europeo de vacunación y el de contagios
El sector ultra que quiere reactivar el recurso contra el aborto en el Constitucional
Análisis - El trabalenguas de Casado, por Neus Tomàs

Una ONG israelí publica el vídeo de un "asesinato selectivo" policial de un palestino sentado en su coche

Ahmad Abdu, el palestino asesinado por la policía israelí el pasado 25 de mayo.

La ONG israelí B'Tselem, conocida por denunciar casos de abusos de derechos humanos en los territorios ocupados, ha publicado este miércoles un vídeo en el que un equipo de la Unidad Especial de la Policía mata al palestino Ahmad Abdu, de 25 años, que se encontraba sentado en su coche sin representar ningún tipo de amenaza.

La operación tuvo lugar el 25 de mayo a las 4.30 de la mañana en el barrio de Um a-Sharayet, cerca de Al Birah, en Cisjordania. "Se ve a cuatro policías saliendo del vehículo y algunos disparan inmediatamente desde su posición contra la parte izquierda del coche hacia el asiento del conductor, donde estaba sentado Abdu", sostiene la ONG en la descripción del vídeo.

"Aparentemente herido, se ve a Abdu abriendo la puerta derecha, momento en el que los agentes van al otro lado del coche y abren algunas de sus puertas. Tres minutos después, se les ve yéndose, dejando a Abdu herido tumbado en el suelo", dice la ONG.

Según testigos consultados por B'Tselem, en aquel momento el palestino seguía vivo, pero en el vídeo no se ve a los agentes asistiendo al herido. La ONG asegura que la Policía de Fronteras alegó que Abdu era un "cómplice del terrorismo" y que murió durante un "intento de arresto". "Sin embargo, los acontecimientos documentados muestran que los agentes no intentaron detenerlo, sino que le dispararon y lo mataron en el momento en que se bajaron del coche", denuncia la organización.

"Estaba dormido y me despertó el sonido de tres disparos. Miré por la ventana y vi a alguien tirado a la derecha de un coche azul en la acera. Había tres o cuatro soldados a su alrededor y se movían entre el coche y el vehículo policial, que estaba aparcado detrás del coche azul bloqueándolo", declaró el enfermero Wahib Majadbah a uno de los investigadores de la ONG. "Llamé inmediatamente a la Media Luna Roja. Cuando colgué, vi a los soldados marcharse dejando a la persona herida en el suelo".

"Soy enfermero e intenté tomarle el pulso, pero no lo encontré. Parecía estar muriéndose. 15 minutos después del tiroteo, llegó la ambulancia y se lo llevó al hospital. La puerta del conductor estaba abierta y vi cuatro marcas de disparos en el coche", dijo Majadbah.

Según el tío de la víctima, Ayman Abu Arab, la policía le llamó a la mañana siguiente, se disculpó y posteriormente pidió que su hermano se entregase a las autoridades. "Me dijo que Ahmad había estado ayudando a mi hermano Muhammad y que Israel estaba buscando a Muhammad. Más tarde descubrí que sospechaban que Muhammad había disparado a soldados durante una manifestación".

Etiquetas

Descubre nuestras apps