La portada de mañana
Acceder
Yolanda Díaz lanza sus primeras alertas dentro del Gobierno
Inundaciones o calor extremo, los impactos climáticos que más cuestan en vidas
Opinión - Un paso más en la degradación institucional, por Javier Pérez Royo

La UE abre la negociación con Reino Unido sobre Gibraltar tras el acuerdo entre Londres y Madrid que permite levantar la verja

Un grupo de españoles que trabaja en Gibraltar, enseña su pasaporte a la Policía Nacional, para entrar en España.

España y Reino Unido llegaron a un principio de acuerdo in extremis en la Nochevieja pasada que permite "levantar la verja" en Gibraltar y aplicar Schengen en el territorio, algo que no estaba cubierto por el acuerdo del Brexit alcanzado entre la UE y Reino Unido en Nochebuena pasada.

Y, siete meses después, la Comisión Europea ha decidido este martes pedir al Consejo (los Gobiernos) la apertura de negociaciones para cerrar el acuerdo UE-Reino Unido sobre Gibraltar sobre los principios alcanzados entre Londres y Madrid el 31 de diciembre de 2020. A partir de ahí, el Consejo adoptará este proyecto de mandato y, después, el Ejecutivo comunitario podrá iniciar negociaciones formales con el Reino Unido, que, de entrada, ha reaccionado con decepción ante la posición de partida de Bruselas.

"El Reino Unido, Gibraltar y España acordaron un Acuerdo Marco pragmático, en coordinación con la Comisión Europea", afirma el Gobierno británico: "Y el mandato propuesto por la Comisión, publicado hoy, entra en conflicto directo con ese Marco. Busca socavar la soberanía del Reino Unido sobre Gibraltar y no puede constituir una base para las negociaciones. Hemos demostrado constantemente pragmatismo y flexibilidad en la búsqueda de acuerdos que funcionen para todas las partes, y nos decepciona que esto no haya sido correspondido. Instamos a la UE a que lo replantee".

¿Y cuál es el problema de Reino Unido? Que el acuerdo con España, resultado de seis meses de trabajo, establece que España será el Estado miembro de la UE "responsable" de la aplicación de Schengen en Gibraltar, si bien durante un período transitorio de cuatro años contará con la asistencia de Frontex. La inclusión de Gibraltar en el espacio Schengen significa que los británicos que viajen a la región tendrán que pasar algún tipo de control con pasaporte en frontera, mientras que los españoles podrán cruzar libremente.

Pero en el mandato aprobado por la Comisión Europea este martes, se suprime el papel de Frontex. Y se concede todo el protagonismo a España: "Para garantizar una protección total del espacio Schengen, el control y la vigilancia de las fronteras exteriores se llevarían a cabo en el puerto, aeropuerto y aguas de Gibraltar por España aplicando las normas de la UE pertinentes. Los pasos fronterizos que se establecerán en el puerto y el aeropuerto permitirían la aplicación de la legislación pertinente de la UE, incluida la implementación y el uso de las bases de datos necesarias para los controles fronterizos. Los guardias de fronteras españoles tendrían todos los poderes necesarios para realizar controles y vigilancia fronteriza y las obligaciones consiguientes, incluso con respecto a actuar sobre las alertas en las bases de datos (por ejemplo, para denegar la entrada). En caso de alertas, incluida la denegación de entrada y el arresto, España tomaría medidas de seguimiento y, si fuera necesario, las autoridades del Reino Unido con respecto a Gibraltar ayudarían y facilitarían la implementación de la alerta, como el traslado de la persona u objeto en cuestión a las autoridades de España".

"España agradece y valora positivamente el esfuerzo desarrollado por la Comisión Europea al aprobar una propuesta de mandato adaptado al entendimiento entre España y Reino Unido alcanzado el pasado 31 de diciembre", afirma un comunicado del Gobierno: "España estará en todo momento acompañando a la Comisión Europea asegurándose que se salvaguardan sus posiciones jurídicas, intereses y objetivos y que se respetan los compromisos alcanzados entre España y Reino Unido. España desea que la negociación concluya lo antes posible para que se establezca rápidamente un nuevo marco que asegure la prosperidad compartida en beneficio de todas las partes y, en particular, de los ciudadanos del Campo de Gibraltar".

El vicepresidente de la Comisión Europea Maroš Šefčovič, negociador de la UE durante el postBrexit, ha afirmado: "Estamos honrando el compromiso político que asumimos con España de iniciar las negociaciones de un acuerdo separado entre la UE y el Reino Unido en Gibraltar. Hay un mandato cuyo objetivo es beneficiar a quienes viven y trabajan a ambos lados de la frontera entre España y Gibraltar, al tiempo que se protege la integridad del Espacio Schengen y el Mercado Único".

Gibraltar no se incluyó en el acuerdo para la relación futura tras el Brexit entre la UE y Reino Unido el 24 de diciembre de 2020. La Comisión Europea se comprometió entonces a iniciar la negociación de un acuerdo separado sobre Gibraltar, si España así lo solicitaba, cosa que ha hecho. Por eso, la Comisión recomienda ahora que el Consejo autorice el inicio de negociaciones específicas sobre Gibraltar.

El acuerdo político que servirá de base para la negociación de la UE alcanzado por España y Reino Unido supone aplicar Schengen a Gibraltar y levantar la verja.

El acuerdo permite también incorporar medidas de competencia leal en fiscalidad, medioambiente y cuestiones laborales.

Aproximadamente 15.000 trabajadores comunitarios cruzan la verja a diario para trabajar en Gibraltar.

Etiquetas
Publicado el
20 de julio de 2021 - 18:06 h

Descubre nuestras apps