eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Oriol Pujol Ferrusola admitió ante el Tribunal Superior su estrecha relación con los imputados del caso de las ITV

El secretario general de Convergència, sin embargo, negó en su declaración como imputado por tráfico de influencias del día 16 haber favorecido a sus amigos

El dirigente nacionalista se reconoció en las grabaciones del Servicio de Vigilancia Aduanera pero defendió la legalidad de todas las conversaciones interveidas

Oriol Pujol justifica en el interés público sus gestiones sobre las ITV

El secretario general de CDC, Oriol Oujol, a su llegada al Tribunal Superior el pasado día 16./ Efe

Oriol Pujol Ferrusola es amigo de sus amigos y no abjura de sus relaciones personales aunque estas puedan ocasionarle problemas judiciales. El secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) está apartado de sus funciones a causa de su imputación en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por tráfico de influencias en relación con el caso de las ITV amañadas. El pasado 16 de abril, demostro en su declaración ante el juez Enric Anglada que es, sin duda, amigo de sus amigos.

De poco le sirvió al dirigente nacionalista llegar con media hora de antelación a la Sala Civil y Penal del TSJC, ni hacer una exhibición del apoyo del partido al aparecer acompañado, además de por su abogado, Javier Melero, por Josep Rull, Lluís Corominas y Jordi Turull, los tres dirigentes que han asumido las funciones del secretario general de CDC mientras dura su imputación. Porque la declaración no se inició hasta las 10.30, treinta minutos después de cuando estaba convocada, y se prolongó hasta las 20 horas, con una breve pausa de una hora para almorzar.

Fuentes judiciales señalan que el magistrado instructor de la causa contra Oriol Pujol por un supuesto delito de tráfico de influencias, Enric Anglada, dividió la comparecencia en dos partes: una primera en la que pidió al secretario general de CDC que aclarara la naturaleza de la relación que le une al resto de los imputados en la trama para amañar las concesiones de estaciones de Inspección Técnica de Vehículos, y una segunda, en la que se reprodujeron las conversaciones intervenidas a Pujol Ferrusola y se le pidió que explicara a qué respondían las intervenciones del dirigente nacionalista.

Oriol Pujol aparece en e lepicentro de una trama para amañar las concesiones de estaciones de ITV para favorecer a un grupo de empresarios encabezados por Sergi Pastor y, sobre todo, por Sergi Alsina, compañero de pupitre desde la infancia del secretario general de CDC y vecino en Urús, la localidad de la Cerdanya donde se cuece en verano cada curso político.

Aunque las preguntas del juez Anglada puedan parecer redundantes, estaban claramente encaminadas a aclarar si Pujol Ferrusola cometió el delito de tráfico de influencias que se le imputa. Según el relato del fiscal y de la Agencia Tributaria, Pujol Ferrusola, al que sus amigos se referían en privado como el "Zumosol", se implicó en el conflicto de las ITV para favorecer a personas muy próximas a él, y para ello forzó el nombramiento de Josep Tous, como mediador de la Administración en el conflictode las ITV, a pesar de que trabajaba para Puignou y defendía sus intereses, así como el de Isidre Masalles como subdirector de Seguridad Industrial de Cataluña.

Pujol también admitió ante el juez que mantiene una relación de amistad con Josep Tous, fruto de la estrecha colaboración que ambos mantuvieron durante los últimos compases del último Ejecutivo de Jordi Pujol, en el que su hijo Oriol ocupó la secretaría general del Departamento de Industria.

Según la documentación judicial, ambos nombramientos perseguían que la empresa Certio, que posee diez ITV en Cataluña, volviera a ser hegemónica en el sector en la comunidad, no a costa de Applus, líder con 26 estaciones, sino de las compañías que controlan entre una y tres estaciones.

Sin embargo, el secretario general de CDC no se lo pensó a la hora de admitir a preguntas del juez Anglada la estrecha amistad que le une con el empresario Sergi Alsina, que procede de la infancia, cuando eran compañeros de clase, y con Sergio Pastor, el socio de Alsina en la sociedad Alta Partners. En el caso de Pastor, la amistad de Pujol Ferrusola con el empresario procede de su condición de socio de Alsina.

Aunque no forma parte de las diligencias remitidas por la titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, Silvia López Mejía, encargada de la investigación del resto del casode las ITV –la causa contra Oriol Pujol ha sido remitida al TSJC porque está aforado al ser diputado en el Parlament de Catalunya–, los responsables de la investigación, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, han acreditado pagos de, al menos, 200.000 euros, a la esposa de Oriol Pujol, Ana Vidal Maragall, y que hasta ahora ninguna de las partes ha planteado que no respondieran a servicios reales.

Hasta dos años de cárcel

El supuesto delito que se imputa a Oriol Pujol vulnera el artículo 428 del Código Penal vigente que reza: "El funcionario público o autoridad que influyere en otro funcionario público o autoridad prevaliéndose del ejercicio de las facultades de su cargo o de cualquier otra situación derivada de su relación personal o jerárquica con éste o con otro funcionario o autoridad para conseguir una resolución que le pueda generar directa o indirectamente un beneficio económico para sí o para un tercero, incurrirá en las penas de prisión de seis meses a dos años, multa del tanto al duplo del beneficio perseguido u obtenido, e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de tres a seis años. Si obtuviere el beneficio perseguido se impondrán las penas en su mitad superior".

El Servicio de Vigilancia Aduanera dio con el caso de las ITV mientras investigaba al empresario gallego Jorge Dorribo, que se autoinculpó por, supuestamente, haber sobornado al exministro de Fomento y exsecretario de organización del PSOE, José Blanco. Durante las escuchas telefónicas a Dorribo, los investigadores se encontraron con conversaciones de Pastor que parecían indicar que había una trama organizada para beneficiarse del nuevo mapa de ITV de Cataluña que prepara el Gobierno de CiU en Cataluña, con el apoyo de Oriol Pujol.

En la segunda parte del interrogatorio a Oriol Pujol, el juez Anglada hizo reproducir las conversaciones que se le intervinieron al secretario general de CDC. Pujol no sólo reconoció que era su voz la que había sido grabada y que las conversaciones eran reales. Afirmó que todas las conversaciones prueban gestiones absolutamente legales que no acreditan en absoluto la existencia de trama alguna para amañar la adjudicación de estaciones de ITV.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha