La portada de mañana
Acceder
Euskadi, Andalucía y Murcia encabezan la presión para alargar el estado de alarma
El máster fallido de la Autónoma de Barcelona que dejó sin cobrar a profesores
Opinión - Sánchez muerde el anzuelo, por Esther Palomera

Almeida aprueba una nueva bajada de impuestos que reducirá los ingresos en 107 millones en plena crisis económica

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

El Ayuntamiento de Madrid sigue con su hoja de ruta de construir una capital "tax free", como prometió el alcalde José Luis Martínez-Almeida, pese a la crisis económica ocasionada por el coronavirus. La Junta de Gobierno ha aprobado este jueves un nuevo paquete de rebajas fiscales que reducirá los ingresos municipales en 107 millones de euros en 2021, "el peor año económico que vamos a vivir", ha expresado el regidor en la rueda de prensa en la que se han detallado las medidas.

Las nuevas ordenanzas fiscales, que deben aún aprobarse en Pleno, incluyen una caída lineal del Impuesto de Bienes Inmuebles -independientemente de cualquier otro factor- del 0,479 al 0,46% y acercan al Gobierno a su compromiso de dejarlo al mínimo al final del mandato (0,4%). Esta rebaja detraerá 40,15 millones de las arcas públicas el año que viene. El anuncio ha estado rodeado de polémica porque la reducción comunicada era mayor de la real. En la rueda de prensa y en la nota oficial del Ayuntamiento se plasmaba una bajada desde el 0,483 cuando el tipo ya era más reducido. El PSOE acusa al Gobierno municipal de "engañar" a los madrileños. "No solo bajan impuestos a los que más tienen sino que engañan para que parezca más", ha escrito la edil socialista Enma López en su cuenta de Twitter.

El paquete recién aprobado también extiende a 2021 las bonificaciones fiscales que en la primera ola de la pandemia se aplicaron a la hostelería, la restauración y el sector del espectáculo para facilitar su supervivencia: rebajas del 25% en el IBI y en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Si se mantiene el empleo, el porcentaje se incrementa hasta el 50% en el caso del IAE.

Se suma también, como ya se anunció, la amnistía fiscal a los establecimientos con terraza, que no tendrán que pagar por este servicio en todo el año que viene. Esta última exención beneficiará a 9.000 negocios, que dejarán de pagar 11,4 millones de euros. Asimismo, se profundiza en la reducción de la tasa de basuras, aplicando una rebaja del 25% a tiendas, restaurantes, locales culturales y de espectáculos e industrias; y se premia, con la bonificación del IAE, a las empresas que implanten planes para que su plantilla utilice el transporte público o colectivo. Esta medida ya estaba en marcha pero se han relajado los requisitos para acogerse a ella: bastará con que el 20% de los trabajadores se trasladen con abono transporte (pagado por el empleador) o en un medio colectivo contratado por la empresa.

El escenario de "incertidumbre", al que ha aludido en las últimas semanas de manera constante la concejala de Hacienda, no ha frenado los planes del Ayuntamiento de Madrid para seguir adelgazando los impuestos. La cúpula del Gobierno justifica que es el momento de reducir la presión fiscal porque el dinero, ha dicho el alcalde, "es mejor que vaya al bolsillo de los emprendedores" en una situación de crisis. "Subir impuestos demuestra la falta de empatía, uno no se puede preocupar solo de las arcas públicas. Hay que preocuparse por las arcas privadas, cómo están los hogares de los madrileños", ha defendido en la misma línea la vicealcaldesa, Begoña Villacís, que ha desgranado los cambios en los tributos. Según los últimos datos de la corporación, el Ayuntamiento ha dejado de percibir 400 millones de euros durante la pandemia.

El Gobierno asume el apoyo de Vox

El Consistorio admite también que la autorización del Gobierno de España para liberar el superávit (unos 560 millones de euros en el caso de Madrid) ha allanado el camino para seguir bajando impuestos. "No vamos a negar que nos da más margen financiero. Pero se habría ejecutado igual en la situación que nos encontráramos", ha explicado Martínez-Almeida. El equipo municipal cree que "es obsceno que tengamos un ayuntamiento con superávit cuando los ciudadanos no pueden llegar a fin de mes" y defiende "incentivar la economía desde la confianza en la sociedad", no desde el "fomento del gasto público", en alusión a los Presupuestos Generales del Estado presentados esta semana por el Gobierno de Pedro Sánchez.

PP y Ciudadanos solo han mantenido contactos con Vox para negociar las ordenanzas fiscales y dan por hecho su respaldo, pese a las tensiones entre los de Casado y Abascal tras la ruptura en la moción de censura. "Estamos seguros de que contaremos con el apoyo. Si mira el programa, es muy difícil no estar de acuerdo con ello", ha indicado la concejala de Hacienda, Engracia Hidalgo. Sin embargo, el grupo de extrema derecha, en el tira y afloja con el Gobierno, asegura que las rebajas tienen "más maquillaje que contenido real" y defiende que no se ha negociado, sino que les han "mantenido informados".

El equipo de Gobierno no se ha puesto en contacto, como sí pasó con la última modificación de la normativa impositiva (aprobada sin votos en contra), con la oposición para tratar de recabar su apoyo, aunque los dos partidos redoblan la presión sobre la izquierda para que no se oponga a una rebaja fiscal que se compone de una reducción general y de otra enfocada a los sectores más castigados. "Quien se oponga tendrá que explicárselo a los madrileños", ha señalado el alcalde.

Más Madrid afea al alcalde que "hace dos días" planteara "negociar los presupuestos con todos los grupos". "Ahora nos encontramos que en las ordenanzas fiscales solo ha hablado con la ultraderecha", ha respondido el concejal Jorge García Castaño, que avisa de que parten de "posiciones muy distantes" aunque se presentarán enmiendas. El grupo socialista confirma que nadie del Gobierno les ha contactado tampoco. "Entendemos que ese no es el camino y no se ha aplicado a todas las fuerzas políticas, a Vox sí les han llamado. Aunque escuchábamos a casado decir que "hasta aquí hemos llegado", no era cierto", ha afirmado la edil Enma López.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2020 - 13:05 h

Descubre nuestras apps

stats