Las obras que mantienen cerrada la estación de metro de Gran Vía se atascan: no hay fecha para la reapertura

Obras en la intersección de la calle Montera y Gran Vía. / Somos Malasaña

Sin fecha de apertura en el horizonte para la estación de metro de Gran Vía. La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras en funciones, Rosalía Gonzalo, admite que no hay fecha prevista para que se reanude el servicio con normalidad, pese a que estaba previsto que se produjera en el último trimestre del año. La parada lleva cerrada desde agosto de 2018 para acometer la conexión a través de un túnel peatonal con Sol y ampliar el vestíbulo. 

Gonzalo ha explicado en declaraciones a los medios que en diciembre “la obra en superficie estará minimizada”, pero “no se podrá dar servicio porque seguirán en la obra”. “Estamos avanzando, las obras van en el ritmo adecuado”, ha apuntado, al tiempo que ha lamentado los problemas que están generando a vecinos y comerciantes. 

La estación de Gran Vía lleva cerrada desde el pasado agosto por las obras para su conexión con la parada de Cercanías en Sol y han registrado continuos retrasos. El coste inicial previsto, además, se ha duplicado. Los trabajos se presupuestaron en 3,7 millones de euros, pero el gasto se tuvo que ampliar otros 3,5 millones ante el riesgo de inundación de las líneas 1 y 5 del suburbano y la posibilidad de que el movimiento de tierras afectara a los edificios colindantes. Durante las obras, además, aparecieron vestigios del ascensor original de la estación, construido por el arquitecto Antonio Palacios en 1919 y la Dirección General de Patrimonio tuvo que paralizar los trabajos.

Una nueva estación en Madrid Río 

Mientras se desatascan las obras de Gran Vía, la Comunidad de Madrid avanza con la ampliación de la línea 11. La consejera de Transportes ha anunciado este miércoles que el entorno de Madrid Río contará con una nueva estación con salidas a Paseo de Yeserías y Paseo de Santa María de la Cabeza con el trazado elegido para ampliar la línea 11 desde Plaza Elíptica hasta Conde de Casal. 

El proyecto parte de la estación de Plaza Elíptica y proyecta la nueva estación de Madrid Río, una nueva conexión en la estación de Palos de la Frontera (línea 3) y otra en Atocha Renfe (línea 1, Cercanías y Alta Velocidad). La ampliación, de 6,3 kilómetros de trazado, llegaría hasta Conde de Casal (línea 6), donde se contempla la construcción de un gran intercambiador de transportes que acogerá, además, las terminales de los autobuses interurbanos que conectan la capital con los municipios del corredor de la A-3.

Todavía quedan por analizar las alegaciones presentadas al proyecto, tras lo cual se elaborará una propuesta final que será elevada a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que deberá elaborar la preceptiva evaluación de impacto ambiental del proyecto en un plazo máximo de cuatro meses.

Una vez superado el trámite ambiental será posible adjudicar las obras, que tendrán un coste superior a los 300 millones de euros y podrían comenzar a lo largo de 2020.

La consejera en funciones ha remarcado que la ampliación de la línea 11 “da por fin respuesta” a una “demanda histórica” de los vecinos, especialmente de los de Carabanchel, pero también de los habitantes del barrio de La Fortuna de Leganés, y se trata de un proyecto “emblemático” y “estratégico” en el desarrollo de la Red de Metro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats