"Pepu Hernández sería un excelente concejal de Deportes"

El concejal Chema Dávila, candidato a las primarias del PSOE al Ayuntamiento de Madrid

Chema Dávila (Madrid, 1972) es el concejal que se enfrentará a Pepu Hernández, el candidato de Pedro Sánchez en Madrid, y al veterano dirigente Manolo de la Rocha en las primarias del PSOE para la Alcaldía de la capital. El edil es un firme defensor de medidas como Madrid Central de las que la dirección regional de su partido se desmarcó en el último minuto. Ahora, junto a De la Rocha, puede hacer peligrar la victoria incontestable del exseleccionador de baloncesto, el hombre del aparato, en la primera vuelta de la competición.

Pedro Sánchez activa toda la maquinaria para que Pepu Hernández sea el candidato incontestable del PSOE

Pedro Sánchez activa toda la maquinaria para que Pepu Hernández sea el candidato incontestable del PSOE

Dávila defiende una candidatura que se "rebele" contra la idea de que el PSOE "no va a ser protagonistas en la ciudad". "Nos estamos encontrando una derecha muy retrógrada y nos estamos jugando mucho en estas elecciones a nivel de derechos". El edil socialista apuesta por afrontar "con ilusión y ganas" la irrupción de la extrema derecha para evitar que "vuelvan a gobernar y planteen el retroceso".

¿Qué le ha llevado a presentarse a las primarias del PSOE para ser candidato al Ayuntamiento?

La experiencia que he ido adquiriendo estos cuatro años. Lo tenía pensado hace meses y estaba esperando, por un lado, que se convocara el proceso y se planteara el calendario y, por otro, ver qué candidato ponía el partido a nivel federal. Por supuesto, si hubiera sido un tipo Ángel Gabilondo no me hubiera presentado nunca. Una vez que se puso el proceso encima de la mesa decidí dar ese paso adelante y avanzar porque tengo un proyecto para Madrid. Es un proyecto que tiene que ser a largo plazo, inevitablemente para diez años, para transformar esta ciudad en la medida que han hecho otras ciudades europeas como Berlín, París o Londres, y es un proyecto con muchas ganas e ilusión para el que espero contar con el apoyo mayoritario de la militancia.

Por lo que dice, no le gusta Pepu Hernández como candidato del PSOE al Ayuntamiento.

Pepu es un independiente que puede ser integrado perfectamente dentro de un equipo municipal y podría ser, por ejemplo, un excelente, concejal de deportes.

¿Y Manolo de la Rocha que también se había presentado en el momento en el que usted decidió dar un paso al frente?

Es una persona con amplísima experiencia en la gestión. Fue elegido alcalde en las primeras elecciones municipales de la democracia, y me gustaría contar con él para el equipo.

¿Qué le diferencia de esos dos candidatos? ¿Qué aporta usted que no aportan ellos?

Puedo aportar, por un lado, conocimiento actual de la ciudad de Madrid y, por otro, tengo un proyecto claro y definido en base a la experiencia municipal. Es un modelo que se plantea a medio y largo plazo. Yo estaba antes de estas primarias, voy a seguir después de estas primarias independientemente del resultado y creo que puedo hacer una aportación importante al objetivo final que es transformar la ciudad de Madrid.

¿Le perjudica el apoyo tan explícito de Ferraz a Pepu Hernández?

En todos los procesos de primarias siempre ha habido un candidato del aparato y no es ninguna novedad que el candidato del aparato pueda perder las primarias como hemos visto en los últimos procesos.

¿Le afecta la coincidencia de las primarias con el proceso de confección de las listas?¿Pueden los aparatos locales ejercer presión sobre los militantes?

Los militantes en Madrid tenemos la madurez democrática suficiente para estar por encima de esas situaciones. Creo que la elaboración de las listas no va a influir en el proceso de primarias que estamos viviendo ahora mismo.

Teniendo en cuenta que hay unas generales el 28 de abril y la candidatura de Pepu Hernández se va a plantear en términos de si gana o no Pedro Sánchez, ¿no le va a pasar factura?

Pedro Sánchez se presenta a las elecciones generales, que son vitales para este país y es fundamental que sea elegido presidente del Gobierno. Voy a dar todo lo que tenga para que Pedro consiga la mayoría social porque somos los únicos que podemos solucionar los problemas que tiene el país. Lo que es indudable es que la democracia interna en un proceso para elegir al candidato en la ciudad de Madrid para nada perjudica las aspiraciones de Pedro Sánchez, al revés.

¿Debería haberse implicado tanto en este proceso?

Cada militante toma la opción que toma y vuelvo a insistir en que siempre ha habido un candidato del aparato. Lo que tenemos que pensar es qué proyecto queremos para la ciudad de Madrid y la militancia está sobradamente capacitada para elegir a esa persona que mejor represente esa opción de cambio.

¿Y cuál es su proyecto?

Tengo cinco ejes importantes para definir qué queremos en la ciudad: acabar con la desigualdad territorial, porque hay una gran diferencia entre el centro y la periferia y entre el norte y el sur, así como dentro de los 21 distritos; la lucha contra la violencia de la mujer, hay que acabar con la lacra de la trata porque tenemos mujeres esclavizadas en nuestra ciudad y las podemos ver caminando por nuestras calles. Otro eje fundamental es la sostenibilidad que implica urbanismo, economía, movilidad, lucha contra el cambio climático; por supuesto, la descentralización; y otro de los ejes fundamentales tiene que ser la vivienda porque tenemos un parque público de vivienda de alquiler que es menos del 2% cuando ciudades que son referencia, como Viena, tienen el 22%. Seguimos teniendo personas, como vimos el otro día en Argumosa, que son desahuciadas y no les damos ningún tipo de solución habitacional en Madrid.

¿Nada de eso lo ha hecho Manuela Carmena? ¿No ha habido ningún avance?

La de Manuela Carmena en ese sentido ha sido una legislatura perdida. Se ha parado el expolio público que había con los gobiernos del PP. No es lo mismo vender miles de viviendas a fondos buitre que no construir el número de viviendas necesarias, pero no es el avance que necesita la ciudad. Pero hay una sensación de oportunidad perdida para cambiar realmente la ciudad.

¿Qué propone sobre vivienda? Está habiendo bastante disputa entre PSOE y Unidos Podemos en ese campo y, desde el Ayuntamiento, Carmena ha pedido una limitación de precios...

La empresa municipal de la vivienda debe ser realmente una herramienta para trabajar y poner soluciones habitacionales a las personas que tienen problemas y sin hogar. No puede ser que tengamos gente viviendo en las calles, personas a las que se expulsa de sus casas y no tengan adónde ir y que la alternativa sea un albergue. Eso no puede pasar en nuestra ciudad con los recursos que tenemos. Tenemos que construir vivienda pública para acceder al alquiler y tenemos que empezar a plantearnos otros tipos de formulaciones. ¿Por qué no podemos hacer política de colaboración público-privada con las 150.000 viviendas vacías para hablar con los propietarios y poner esas viviendas en régimen de protección social para que podamos hacer alquiler social? ¿Por qué no podemos hablar con los bancos y hacer algún tipo de convenio?

Los precios desorbitados de la vivienda expulsan a los jóvenes de la ciudad a la periferia, ¿solo propone medidas para las emergencias sociales?

Lo que hay que hacer frente a la gentrificación provocada por el crecimiento de los precios, especialmente por las viviendas turísticas, es regular ese mercado. No tiene sentido que un derecho social como la vivienda pase a ser un instrumento de mercado. Ese cambio de uso no lo debemos permitir o al menos controlarlo lo máximo posible. También tienes que plantearte cómo ayudas a los jóvenes a la emancipación. Por ejemplo, Moratalaz es un distrito envejecido, ¿por qué no podemos hacer un plan de ayudas a jóvenes para que alquilen en esa zona para hacer un barrio más intergeneracional? Ayudaría a los jóvenes y a regenerar un barrio, es un planteamiento más serio de lo que hay ahora.

Usted lleva la política de movilidad y medio ambiente del Ayuntamiento como concejal portavoz de esas áreas. Han sido sonadas las desavenencias con la dirección del PSOE de madrid con propuestas de su propio grupo como Madrid Central o los semáforos de la A5, ¿qué tiene que decir de estas discrepancias?

Llevábamos en el plan electoral hacer Madrid Central. Yo solamente llevé al pleno lo que nosotros llevábamos en el programa electoral. Hemos estado siguiendo las líneas políticas que vienen emanadas del congreso federal y las mismas líneas políticas que vienen del Gobierno de España que está actuando, como es la ministra Teresa Ribera o como son las opiniones de por ejemplo la presidenta Cristina Narbona.

¿Y por qué fue el cambio desde la secretaría general del PSOE de Madrid?

Lo que hemos defendido esta legislatura es una política de movilidad sostenible, coherente con los principios federales como no puede ser de otra manera, y coherente con un modelo de ciudad que sigo defendiendo cuando me presento a estás primarias.

¿Cree que estas diferencias le pueden perjudicar, pueden perjudicar a su candidatura?

No. Defender los ideales que siempre hemos tenido desde el partido socialista como son la lucha contra la contaminación, de sostenibilidad medioambiental, un modelo de ciudad que sea amable, la pacificación del tráfico privado, que es la única manera real de conseguir bajar algo la contaminación, nunca puede perjudicar.

En el caso de los semáforos de la A5, ¿habría que haber esperado?

Nosotros hemos defendido y yo sigo defendiéndolo, sin ningún tipo de duda, que la A5 sea vía humana. Es indecente la situación que tienen miles de personas que viven en unas condiciones insalubres de contaminación atmosférica y acústica. Me da igual que vivan en Madrid o que vivan en Móstoles o en Alcorcón. Cualquier situación de ese estilo, yo sería partidario de quitarla. ¿Cuál es el tema? ¿Cuál es la situación actual? Que el proceso se tendría que haber hecho de otra manera. Poner los semáforos es lo último que se hace en un proceso de pacificación de tráfico. Primero se hace una reducción de velocidad, un estrechamiento de los carriles para que vayan más lentos, implantas el carril bus, implantas el carril bus-vao y justo al final, cuando ya tienes adecuadas las aceras y los tramos, es cuando haces el control semafórico. Yo lo hubiera hecho completamente distinto.

Es verdad que justo en las áreas en las que ha estado involucrado es en las que más ha habido un acercamiento a Ahora Madrid. En el caso de que no ganara las primarias, si le hicieran una oferta de ir con ellos en las listas, ¿la aceptaría?

No, jamás. Yo soy del Partido Socialista, me presento a las primarias del partido socialista y yo creo que el PSOE es el mejor instrumento. Nunca me iría a otro partido político, ni a Ahora Madrid, ni a ningún otro.

Desde dentro del PSOE se ha criticado el tipo de oposición que se ha hecho desde su grupo municipal. ¿Cómo valora usted esa oposición?

Lo que valoro es que nosotros hemos llevado al Pleno en el Ayuntamiento, a las comisiones, y al debate público lo que creemos que tiene que ser un modelo de ciudad. Y tiene varios ejes, uno de ellos es la sostenibilidad, la lucha contra la contaminación, que es el principal problema de salud pública que tenemos en la ciudad de Madrid. Más de 2000 personas mueren al año de forma prematura por la contaminación y en ese viaje, con nuestras ideas encima de la mesa, si hay otros partidos políticos con los que tenemos similitudes o que plantean ideas similares, nos vamos a entender. Y si hay otros partidos políticos que plantean posturas inmovilistas, como el PP y Ciudadanos, y que son negacionistas, no nos vamos a encontrar.

¿Y hace algún tipo de autocrítica de esa oposición que ha hecho su grupo municipal?

El problema que hemos tenido, y yo se lo estoy diciendo a las agrupaciones donde voy, es que tuvimos una posición de partido, porque esto lo decidió el partido con los responsables que había en ese momento, que plantea no entrar en el gobierno de la ciudad de Madrid. Eso es verdad que creó una situación en la que no somos ni gobierno ni somos oposición.

¿Entonces cree que se equivocaron al no entrar en el gobierno?

Sí, creo que nos equivocamos al no entrar en el gobierno. Teníamos que haber entrado en el gobierno de esta ciudad. El partido socialista es un partido de gobierno para transformar la sociedad y la ciudad. Tenemos las ideas, tenemos las ganas y tenemos la ilusión, y tendríamos que haber entrado en el gobierno de Madrid.

¿Defendió esto en algún órgano interno?

No hubo un debate explícito para defenderlo. Yo creo que en ese sentido teníamos como partido que haber tomado otra decisión y haberlo hecho todos. Probablemente teníamos que haber sido mucho más explícitos y haberlo planteado en los órganos internos del partido de forma mucho más contundente.

Y ahora, después del 26 de mayo, ¿habría que hacer un gobierno de coalición también en Madrid?

Sin ninguna duda. No puede ser que haya una posibilidad de mayoría progresista en la ciudad de Madrid y que no tengamos el gobierno. Yo creo que ese error que hemos cometido en otros años, si algo tenemos que aprender es a no volver a realizarlo. Desde mi candidatura no tenemos ninguna duda que si hay números para hacer una mayoría progresista, tenemos que entrar en el gobierno y por cierto, liderarlo.

Si ustedes quedaran primeros, ¿estarían de acuerdo en que entrara Más Madrid a su gobierno?

Creo que estamos en un momento político que ya ningún partido a priori va a sumar mayoría absoluta para gobernar solo, con lo cual tienes que hacer, evidentemente, puntos de conexión con otros partidos políticos ¿Con quién los haces? Con aquellos que en nuestro caso quieran cambiar la ciudad de Madrid. Ahora hay varios partidos políticos, en el Partido Popular y Ciudadanos, que están en posturas inmovilistas, que están en posturas de liberalismo salvaje, posturas que políticamente no aprobamos. De hecho, por ejemplo, Ciudadanos ha planteado ya explícitamente un acuerdo de su máximo órgano de gobierno interno diciendo que bajo ningún concepto pactarán con Pedro Sánchez un gobierno de la nación. Pues yo tengo que decir, que si Ciudadanos no quiere pactar un gobierno progresista y para cambiar España, no tenemos nada que hablar con ellos en la ciudad de Madrid tampoco.

¿Gobernaría con Más Madrid pero no gobernaría con Ciudadanos?

Mi postura es que con el planteamiento que han hecho a nivel nacional es inviable. No puede ser que a nivel nacional nos veten y gobernar con ellos la ciudad de Madrid.

Ignacio Aguado ha quitado ese veto para la Comunidad de Madrid.

Eso es muy de Ciudadanos, esas incoherencias absolutas de plantear vetos en unos sitios y en otros no, eso no va conmigo. De todas maneras, en cualquier sitio en el que han podido gobernar las derechas, lo han hecho y el caso de ejemplo máximo es Andalucía, con lo cual yo estoy seguro de que si tienen mayoría, este debate ni se va a dar siquiera, porque van a gobernar entre el PP, Vox y Cs, sin ninguna duda.

¿La crisis que está atravesando Podemos le va a pasar factura a Manuela Carmena?

Manuela Carmena no ha hecho la gestión que tenía que hacer de la ciudad de Madrid, con lo cual, estoy seguro de que el Partido Socialista va a recoger una parte muy significativa de esa gestión, igual que vamos a coger una mayoría social en la elecciones generales del 28 de abril. Por eso sigo insistiendo en que tenemos que ir a las elecciones a ganarlas, no a plantearnos en comparsas, no a plantearnos ir por otro escenario. Tenemos opciones reales con la situación que hay de frustración electoral. La ciudadanía lo que está esperando es a qué candidato presentamos y si el candidato le gusta, tenemos muchas posibilidades de incluso quedar por delante de Manuela Carmena en las elecciones municipales.

¿A qué atribuye que el PSOE no gobierne desde los tiempos de Juan Barranco?

Hace 30 años ya. Pues porque también hemos hecho una cosa que ha sido un error que ha sido no dar continuidad a los proyectos de la ciudad de Madrid. Necesitamos, y es muy importante, un proyecto autónomo, un proyecto que esté centrado en la ciudad de Madrid, que no venga mediatizado por intereses, ya sean de tipo nacional, o de otros municipios de la región. Somos la capital de España, la ciudad más importante de este país, tenemos más de 3.200.000 personas en nuestra ciudad, y yo creo, evidentemente, que tenemos que tener autonomía política para decidir qué proyecto político es el mejor a nivel municipal y defender los intereses de los madrileños y madrileñas, como, por cierto, hace cualquier alcalde de cualquier municipio de este país.

La culpa ha sido entonces de las distintas direcciones federales del PSOE.

Cuando las cosas se hacen mal la culpa no es solo de alguien concretamente, pero sí es verdad que en el partido lo hemos hecho mal. Ha habido legislaturas que hemos tenido varios portavoces, no se ha repetido un solo candidato de unas primarias, y en esa falta de continuidad, la ciudadanía no la ha asimilado bien ¿y por qué no la ha asumido bien? Porque cuando planteamos el lema de tomarnos Madrid en serio, viene por ahí, porque para que la ciudadanía te apoye tiene que ver que te tomas en serio la ciudad, que te la crees, que vas realmente a resolver los problemas de la gente y en ese sentido, nuestra candidatura representa también eso.

¿Las otras candidaturas no?

Las otras candidaturas tendrán que definir y valorar a quien representan cada una de ellas.

El Partido socialista ha dicho que apoyará la modificación del plan general para la Operación Chamartín que divide al Gobierno municipal. ¿Está de acuerdo con esa posición del PSOE?

Mi opinión personal sobre la Operación Chamartín... El grupo municipal Socialista ha presentado un número de alegaciones a la modificicación del plan general de ordenación urbana, que es en el fondo lo que es la Operación Chamartín. Hay un aspecto inicial cuando inicia la operación en 1993 el ministro Borrell y que era el planteamiento muy razonable: tapar la herida urbana que son las vías y crear un gran complejo de uso terciario sobre todo de oficias alrededor de la estación de Chamartín. Esto tenía cierta lógica con respecto a la logística y eso se hace con una banca pública, Argentaria. Posteriormente el PP va haciendo ampliaciones sucesivas y entra una banca privada que cambia completamente el contexto de la operación.

Las alegaciones que se presentan desde el grupo socialista son muy serias. En ellas hablamos de edificabilidad, de sostenibilidad, de las zonas verdes... Por ejemplo, se supone que debería haber más de 400.000 metros cuadrados de zonas verdes y tal y como está el plan ahora la losa que va a haber encima de las vías, con solo un metro de tierra, se considera ya 100.000 metros cuadrados de zonas verdes. Eso va a ser una pradera porque para plantar un árbol se necesita al menos un metro, o metro y medio, para hacerlo.Con lo cual esa no es una oferta seria de las zonas verdes que se están planteando.

Entonces está de acuerdo con las críticas que surgen de dentro del propio Gobierno municipal.

Claro. Hay otro tema y es fundamental y para mí muy importante. Normalmente en este tipo de operaciones el promotor privado paga los cambios que hay que hacer en movilidad, por ejemplo en los nudos de comunicación. En este caso lo asume el Ayuntamiento. En nuestra alegación planteamos que lo tiene que hacer el privado. Personalmente planteo que si no se hacen caso a las alegaciones el Partido Socialista no debería aprobar la Operación Chamartín tal como está diseñada ahora mismo.

¿Y rompería la disciplina de voto?

Nosotros siempre planteamos las decisiones en grupo y es como debe ser. Cuando te presentan a un partido político las decisiones que se van tomando son con democracia interna y se van consensuando. ¿El partido tiene algo que decir en esto? Evidentemente. Pero mi opinión es muy clara: si no se asumen nuestras alegaciones voy a defender que esa operación no se vote a favor.

¿Cree que Adif debería haber vuelto a sacar a concurso el contrato con Distrito Castellana Norte teniendo en cuenta que cambiaron tanto las condiciones?

Es verdad que ha generado polémica la venta, pero entiendo que el Ministerio de Fomento si lo ha hecho así tiene sus motivos. No me parece lo más importante. Como digo lo más importante es cómo se realiza y cómo se ejecuta al final y eso depende del Ayuntamiento.

Etiquetas
Publicado el
28 de febrero de 2019 - 21:46 h

Descubre nuestras apps

stats