Reyero admite "errores" en la gestión de las residencias de ancianos mientras Ayuso habla de "orgullo" por las muertes que se han evitado

El consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero.

El consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, ha admitido este martes que las residencias de mayores "no están suficientemente preparadas" para hacer frente a una crisis sanitaria de las dimensiones de la actual del coronavirus. Reyero ha reconocido además que ha habido "errores" en la gestión de estos centros en Madrid donde han fallecido, del 8 de marzo al 17 de abril, 6.444 ancianos, de los cuales 5.272 dieron positivo por Covid-19 o presentaron síntomas compatibles con esta enfermedad.

Aguado recuerda a Ayuso que ella no puede cesar a consejeros de Ciudadanos

Aguado recuerda a Ayuso que ella no puede cesar a consejeros de Ciudadanos

“Las residencias no están suficientemente preparadas para hacer frente a una crisis sanitaria de esta dimensión, no cuentan con el material adecuado”, ha lamentado Reyero, que ha puesto números a tal afirmación: el 28% no tienen médico y el 22% solo tienen médico en turno de mañana "La situación nos ha desbordado a todos: gobiernos, residencias, profesionales y ciudadanía”, ha insistido. “Todos hemos cometido errores, seguro. Los efectos del covid-19 sobre las personas mayores, y especialmente sobre las que viven en residencias, han sido devastadores".

El consejero de Políticas Sociales ha puesto en cuestión lo que entiende Ayuso por mediatizar residencias: “Una residencia medicalizada no es una residencia con atención sanitaria solo, es algo más”, ha puntualizado Reyero sobre las declaraciones de la presidenta Isabel Díaz Ayuso y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, cuando aseguraron que 144 residencias estaban ya mediatizadas. Para Reyero ha quedado claro que el hecho de que haya un médico no es suficiente.

El consejero de Políticas Sociales ha asegurado además que durante el pico de la crisis sanitaria los enfermos en las residencias de mayores no fueron trasladados a los hospitales pese a que así lo pidió personalmente a la Consejería de Sanidad y al propio consejero. "No cuestiono los criterios clínicos, pero solicitamos a Sanidad que facilitara en los posible estos traslado. En los siguientes días se incrementaron, pero no fue así en el periodo central de la crisis", lamentaba.

A la vez que se producía esta comparecencia del consejero en la Comisión de Políticas Sociales, la presidenta madrileña valoraba la gestión de las residencias en una visita a Pozuelo. Ayuso ha sostenido que es "un orgullo" pensar en "todas las vidas que se han salvado" gracias a la puesta en marcha del plan de choque de las residencias. Reyero, sin embargo, no era tan optimista: "La escasez de equipos de protección individual ha sido una auténtica tragedia. Y a esto se ha añadido la falta de test". El 40% de los trabajadores se han infectado.

La gestión de las residencias ha levantado una tormenta en el Gobierno de coalición de Madrid, formado por PP y Ciudadanos. Ayuso retiró las competencias de las residencias a Reyero para transferírselas al consejero de Sanidad. Reyero, que no ha querido entrar en la polémica, ha lamentado que no tuviera los recursos necesarios y que le hubiera tocado trabajar con presupuestos aprobados por el gobierno anterior, del PP con apoyo de Ciudadanos.

“No voy a entrar en polémicas que no conducen a nada con el consejero de Sanidad ni mucho menos con la presidenta”, ha asegurado Reyero que ha recordado que “las residencias están preparadas para cuidar, no para curar”.

Reyero ha señalado que los efectos del Covid-19 sobre las personas mayores y especialmente sobre las que viven en residencias ha sido "devastador". Según un informe elaborado por la Fundación Edad y Vida hace cinco años, la mayoría de las personas ingresadas en centros residenciales son pacientes pluripatológicos y polimedicados.

El 66% de los residentes consume 7 o más fármacos. El 53 requiere de medicación tópica o parenteral, hasta un 17 por ciento de las personas ingresadas recibe terapias para la insuficiencia respiratoria, el 77 por ciento padece incontinencia urinaria y el 63 por ciento tienen sus funciones cognitivas alteradas.

Además, por los datos que conocemos, la letalidad del coronavirus en España se dispara entre los 69 y los 80 años, siendo las personas mayores uno de los grupos más vulnerables, junto con los enfermos crónicos y aquellos que padecen distintas patologías, especialmente respiratorias.

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2020 - 16:11 h

Descubre nuestras apps

stats