Celebramos un año de noticias sobre Tetuán

Imagen del vecino y dibujante Juan Carlos Rodríguez que publicamos en un artículo sobre urban sketching

El 5 de noviembre de 2020, hace hoy justo un año, publicamos una nota breve titulada Nace Somos Tetuán. El medio era nuevo pero recogía la inercia y el conocimiento atesorados en una década de periodismo de barrio a bordo de los diarios Somos Malasaña —decano de la prensa hiperlocal en España—, Somos Chamberí y Somos Chueca. Llegaba, además, en un momento en el que la alianza con elDiario.es nos permitía el empuje necesario para darnos a conocer con relativa rapidez entre los vecinos del distrito.

Han pasado 365 días desde entonces y, aunque seguimos siendo un medio joven y en continuo aprendizaje, ya ni siquiera somos el benjamín de la familia. Recientemente dimos la bienvenida a otra cabecera: Somos Lavapiés.

Según nos dice nuestro programa de edición, esta es la noticia número 405 publicada bajo el logotipo negro y amarillo de Somos Tetuán, y hoy toca pararse a examinar el rastro de esa noticia y pico de cada día.

Durante este año nos hemos dado cuenta de que una de las cosas que más les interesa a nuestros lectores son los servicios públicos de proximidad ¿Cuándo llegará el ansiado polideportivo y cómo será? ¿Cómo funcionan los centros educativos del distrito? ¡Ay! ¿Cuándo recuperarán los vecinos del barrio de Berruguete su centro de salud?

Sobre lo anterior y sobre muchos otros aspectos que afectan a la vida cotidiana de los vecinos hemos contado con el faro de lo mejor que tiene Tetuán: su sociedad civil. Asociaciones, espacios vecinales, AMPAs, huertos urbanos, protagonistas más o menos espontáneos de experiencias colectivas…La crisis social ocasionada por el confinamiento reveló su fuerza y la capacidad de autoorganización se confirmó cuando hubo que limpiar las calles de nieve.

El urbanismo también tiene que ser, por fuerza, uno de los puntos de interés de un medio que posa su mirada sobre el día a día de la ciudad. Nos interesa mucho entender, de la mano de especialistas y vecinos, si en la calle de Bravo Murillo sobran coches o de qué manera Marqués de Viana podría ser una calle por fin acabada.

Pero, además, hablar del distrito de Tetuán es hacerlo de un territorio en permanente cambio. Su situación, casi céntrica y casi periférica, lo colocan en el cruce de distintas tensiones urbanas. Una muy clara es la que vienen viviendo desde hace años los vecinos del Paseo de la Dirección, área a la que hemos dedicado distintos artículos.

Una de las cosas que nos propusimos al comenzar esta singladura era convertir el medio en punto de referencia del ocio y la cultura del distrito. Al principio, tuvimos un ánimo más completista para nuestra agenda de ocio, pero pronto nos dimos cuenta de que es más útil para el lector seleccionar los eventos culturales más interesantes y darles más entidad y protagonismo dentro de nuestra portada. No nos engañemos, Tetuán no está sobrada de oferta cultural y la que nace de sus entrañas merece espectadores.

Como ya hacíamos antes –y continuamos haciendo– en el resto de cabeceras hiperlocales del grupo Somos, hemos trabajado en la recuperación de la historia y la memoria de los barrios. En nuestro archivo hay ya un puñado de artículos del barrio como sujeto colectivo, de vecinos históricos, de tiempos pretéritos o más recientes. Y es solo el principio.

Y atendemos a una cultura vivida y a una cultura material, la del patrimonio histórico-artístico, que suele ser objeto de ninguneo fuera del centro de la ciudad. Damos voz a colectivos que luchan por su puesta en valor y preservación, ya hablemos de los acueductos del Parque Rodríguez Sahagún o de la vivienda de estilo neomudejar popular que es bandera en ladrillo de nuestros barrios.

Las orillas. Aunque, en puridad, la Dehesa de la Villa pertenece al vecino distrito de Moncloa Aravaca, es también patrimonio vital de los tetuaneros y por eso nunca albergamos duda alguna acerca de atender a la actualidad informativa de este bosque urbano. Algunas de las historias que recogimos sobre la Dehesa nos gustó hacerlas, como la reivindicación sobre el viejo camino del Canalillo o la historia del Cerro de los locos y las balas; otras, sin embargo, fueron dolorosas de escribir, porque este año 2021 ha sido uno de los peores que se recuerdan para el parque. Por los destrozos sin parangón ocasionados en el pinar por Filomena y por los incendios que asolaron su parte sur.

Nos gustaría dar las gracias al pilar fundamental de este y de todos nuestros medios: los lectores, con especial carga de gratitud a aquellos que os habéis convertido en nuestros mecenas. GRACIAS.

A partir de mañana estaremos escribiendo las noticias de nuestro año dos en Somos Tetuán, la actualidad de los barrios de Bellas Vistas, Cuatro Caminos, Castillejos, Almenara, Valdeacederas y Berruguete escrita desde sus calles.

Etiquetas
Publicado el
5 de noviembre de 2021 - 01:00 h

Descubre nuestras apps

stats