Gama RS: los modelos más 'picantes' de Audi pueden ser también eficientes

Audi ofrece ahora mismo 14 variantes RS.

Pedro Urteaga


0

Incluso en tiempos en que se impone ante todo rebajar la cifra media de emisiones, ciertas marcas de automóviles son capaces aún de mantener a la venta un puñado de auténticos deportivos. No hablamos, además, de modelos más o menos pintones con cierta estética racing -a veces muy conseguida-, sino de máquinas de hasta 646 CV y 830 Nm de par máximo cuyas prestaciones solo pueden ser bien extraídas en un circuito de velocidad.

Esto es justamente lo que ha hecho Audi al organizar unas jornadas para probar su gama RS en el trazado navarro de Los Arcos, aunque también tuvimos ocasión de conducir con tiempo los vehículos en el terreno por el que se mueven más comúnmente: la carretera abierta.

La firma alemana ofrece ahora mismo 14 variantes RS, provistas de un diseño atractivo y rápidamente reconocible y de tracción trasera o las cuatro ruedas (quattro). Los motores disponibles abarcan desde el cinco cilindros turbo de 400 CV que podemos encontrar, por ejemplo, en un RS 3 hasta un V10 atmosférico que con su última evolución entrega 620 CV en el emblemático R8.

Dentro de toda esta caballería, la cifra más abultada se esconde ahora en el propulsor eléctrico del RS e-tron GT, que con 646 CV en modo boost y pese a carecer del ruido ensordecedor y adictivo del R8 lleva el desempeño sobre el asfalto a una dimensión hasta ahora desconocida. No hace falta insistir mucho en que este modelo, dado su sistema de impulsión, cuenta con la etiqueta 0 emisiones de la DGT.

Pero la gama RS de Audi incluye también varias versiones que ostentan el otro distintivo ambiental más deseado, el Eco. Los RS 6, RS 7 y RS Q8 pueden lucirlo en la luna delantera gracias al sistema de hibridación ligera incorporado a su motor V8 4.0 TFSI, que rinde 600 CV y 800 Nm de par motor y les permite pasar de 0 a 100 km/h en 3,6 o 3,8 segundos (el SUV).

Estos modelos tienen la velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h, aunque mediante opción pueden llegar a los 305 km/h, allá donde sea posible alcanzarlos. Disponen de un cambio de marchas automático Tiptronic de ocho velocidades y de tracción total quattro.

La gama más excitante de Audi arranca con el motor de cinco cilindros 2.5 TFSI que montan los RS 3, RS Q3 y TT RS, capaz de desarrollar 400 CV y hasta 500 Nm. Con cambio S tronic de siete marchas y tracción quattro, estos modelos llegan a los 100 km/h desde parado en menos de 4 segundos, y en 4,5 segundos en el caso del RS Q3, y tienen siempre la velocidad limitada a 250 km/h.

En el siguiente escalón del catálogo se sitúan los RS 4 y RS 5, equipados con un propulsor V6 biturbo 2.9 TFSI que entrega 450 CV y 600 Nm de par motor máximo y los propulsa hasta los 100 km/h en apenas 4 segundos. Estos dos modelos llevan una transmisión Tiptronic de ocho relaciones y tracción a las cuatro ruedas. La velocidad máxima se halla limitada a 250 km/h, aunque aquí se puede solicitar -vía opción- un corte a 280 km/h.

Las cumbres del catálogo

Por lo que respecta al ya mítico R8, incorpora un motor 5.2 V10 FSI (sin la T por delante, es decir, aspirado o atmosférico) que en su enésima vuelta de tuerca alcanza los 620 CV de potencia, aunque sigue disponible en versión de 570 CV. Tracción total y caja de cambios S tronic de siete velocidades son los aditamentos que garantizan la diversión en este modelo que solo necesita 3,1 segundos para ponerse a 100 km/h (3,2 segundos en el de carrocería descapotable) y que, carente de intervención electrónica, roza los 330 km/h de velocidad punta.

La gama RS está coronada hoy por el ya mencionado RS e-tron GT, un eléctrico puro que rinde 598 CV en condiciones normales pero puede llegar a entregar 646 CV durante 2,5 segundos (modo boost), además de un par motor casi inconcebible de 830 Nm que, además, se suministra de manera instantánea. La aceleración de 0 a 100 km/h precisa en este caso 3,3 segundos, en tanto que la velocidad máxima se halla limitada a 250 km/h con el fin de no fulminar la autonomía que proporciona su batería de 93 kWh.

Por razones obvias, el gran turismo eléctrico de Audi incorpora una evolución de la tracción quattro basada en el empleo de dos motores eléctricos montados cada uno en un eje del vehículo. Fuera de sus registros siderales, el RS e-tron GT señala además el camino que, por fuerza, habrán de seguir los superdeportivos de un futuro ya no tan lejano en el que los motores de combustión interna se convertirán en vestigios de una época olvidada.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats