La portada de mañana
Acceder
Los gobiernos europeos imponen la vacunación para intentar frenar la COVID
La derecha monta otra teoría de la conspiración contra el Gobierno
Opinión - Difusores de bulos, acreditados como prensa, por Rosa María Artal

Gama SUV de Citroën: el C5 Aircross frente a su hermano pequeño C3 Aircross

Gama SUV de Citroën.

Si a alguien le cabía alguna duda de que la de los SUV no es una moda pasajera, puede ir resignándose a la nueva situación a la vista de cifras tan abultadas como las que acaba de ofrecer Citroën. Según la marca francesa, ya casi una de cada tres clientes suyos (el 30% exactamente) se inclina por uno de sus dos modelos todocamino, los C3 y C5 Aircross.

Como en el caso de otros fabricantes, estos SUV tienen una orientación tanto urbana como viajera, al tiempo que se demandan también como vehículos para actividades de ocio, deporte o aventura. Y, como todos los Citroën, se hallan enfocados a la máxima comodidad -y también el disfrute- de conductor y pasajeros, gracias a equipamientos como los bien conocidos Asientos Advanced Comfort, el techo panorámico practicable y la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos.

En tanto que herederos de los monovolúmenes hace unos años omnipresentes, los SUV de Citroën ofrecen además una notable modularidad, servida por unos asientos traseros deslizantes, abatibles y reclinables (en cinco posiciones), el respaldo central trasero igualmente abatible, con portavasos en el C3 Aircross, la apertura para objetos largos y, en el mismo modelo, el asiento del pasajero abatible para longitud de carga máxima de 2,40 metros. El maletero del benjamín alcanza los 520 litros, por 720 de su hermano mayor, que en su versión híbrida enchufable ve decrecer ese volumen en 120 litros.

Los más aficionados a aventurarse en terrenos off road disponen de 17,5 centímetros de altura libre al suelo en el C3, y de 23 cm en el C5 Aircross, unas aptitudes que se complementan con una elevada posición de conducción -uno de los aspectos más valorados en esta clase de vehículos-, de 128 cm con respecto al asfalto en el primer modelo y de 133 cm en el segundo.

Además, las unidades equipadas con sistema Grip Control cuentan con cinco modos de conducción según sea el tipo de firme por el que se circula: estándar, arena, barro, nieve y modo ESP Off. El dispositivo incorpora la función de control de descenso, con la que las bajadas pronunciadas se realizan con seguridad y sin necesidad de pisar el pedal de freno.

En cuestión de conectividad, los todocamino de Citroën están equipados con pantalla táctil de 9 pulgadas, reconocimiento de voz, actualización gratuita de la cartografía cuatro veces al año y conectividad integrada con Citroën Connect Box, además de función mirror screen que permite al usuario replicar la pantalla de su móvil en la del vehículo y utilizar las aplicaciones Apple CarPlay o Android Auto.

El C3 Aircross suma hasta 12 sistemas de ayuda a la conducción, como el head-up display, la alerta de atención del conductor o la conmutación automática de las luces de carretera. A estos asistentes, el C5 Aircross añade otros dispositivos entre los que se cuentan el control de velocidad adaptativo con stop & go, visión 360º y control de estabilidad de remolque.

Una extensa gama de motores

Abordamos ahora el capítulo de motores, donde el C5 Aircross presenta -como apuntábamos antes- la importante baza de una versión híbrida enchufable (Hybrid en su denominación comercial) de 225 CV de potencia, la cual  alcanza ya un respetable 25% de todas las ventas del modelo. Las variantes con motor de gasolina y diésel asociadas al cambio manual de seis velocidades se reparten el 34% y el 23% de las entregas, respectivamente, en tanto que las de cambio automático de ocho marchas (EAT8) se anotan un 9% cada una.

Por su parte, el C3 Aircross de gasolina y 110 CV, con cambio manual, se lleva el 57% de las ventas del pequeño SUV, mientras que el diésel de idéntica potencia y cambio se conforma con el 28%. El modelo de gasolina de 130 CV y cambio EAT6 aglutina el 11% de las entregas y el diésel de 120 CV con la misma transmisión se queda en el 4%. Por el momento, Citroën no tiene previsto incorporar ningún tipo de electrificación en este vehículo.

El C3 Aircross está a la venta desde 16.890 euros, o 125 euros mensuales si se financia con Citroën Alternativa, y el C5 Aircross, desde 23.290 en versión de combustión interna. El híbrido enchufable cuesta 37.660 euros o 220 euros al mes en la mencionada modalidad de financiación.

Etiquetas
Publicado el
4 de noviembre de 2021 - 16:01 h

Descubre nuestras apps

stats