La portada de mañana
Acceder
La negativa de Madrid a cerrar bloquea el plan de Sanidad para Semana Santa
Villarejo sale de la cárcel con la mitad de sus grabaciones aún encriptadas
Opinión - Hablemos del exdirector del CNI, por Neus Tomàs

El Hyundai Kona se actualiza y recibe la tecnología de hibridación ligera

El Hyundai Kona eléctrico (EV) luce un frontal completamente cerrado.

A la espera de que el flamante nuevo Tucson pueda darle el sorpasso en este 2021, el Kona es actualmente el modelo más vendido de Hyundai en España, con 14.146 entregas durante el año pasado. Para mantener esta posición de privilegio, la marca coreana lo ha sometido a un proceso de actualización que incluye, entre otras mejoras, la incorporación de un sistema de hibridación suave o ligera que en nuestro país conlleva la etiqueta Eco de la DGT.

Como hasta ahora, el Kona está disponible en versiones híbrida, 100% eléctrica y de combustión interna, tanto gasolina como diésel, a las que ahora se suman dos de hibridación de 48V, asociada una al motor de gasolina 1.0 T-GDi de 120 CV y la otra, al de gasóleo 1.6 CRDi de 136 CV. La gama se completará en primavera con el deportivo Kona N, de 280 CV, que ampliará -a la vez que el i20 N- el catálogo de vehículos de índole más deportiva de la marca.

El pequeño SUV de Hyundai, que crece 40 mm a lo largo para situarse en los 4,20 metros, se ofrece en 10 colores de carrocería, cinco de ellos nuevos, con llantas de 16, 17 o 18 pulgadas y techo opcional en color negro, con las carcasas de los retrovisores a juego. En el interior son nuevas las tapicerías, la configuración de luz ambiente y el freno de mano eléctrico en sustitución del tradicional.

Los cambios referentes a diseño comprenden ópticas delanteras y traseras más estilizadas y, especialmente, mayor empleo de revestimientos de protección. Las variantes térmicas cuentan con unas entradas aerodinámicas integradas en los extremos del paragolpes delantero y orientadas verticalmente con el fin de mejorar el flujo de aire.

Por su parte, el Kona eléctrico (EV) luce un frontal completamente cerrado en el que se ha recolocado la toma de carga y pierde las protecciones de plástico que llevan las versiones térmicas en los pasos de rueda, que pasan a tener aquí por tanto el mismo color de la carrocería. Las llantas son específicas para este modelo, de 17 pulgadas.

Se mantienen las dos subvariantes de esta versión eléctrica, una de 136 CV y batería de 39,2 kWh de capacidad y otra de 204 CV y batería de 64 kWh. La primera acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos y alcanza los 155 km/h de velocidad máxima; la segunda completa el 0-100 km/h en dos segundos menos -7,9- y la punta llega a 167 km/h. En ambos casos, el par máximo es de 395 Nm.

El Kona de 64 kWh ofrece una autonomía WLTP de 484 kilómetros, que en uso exclusivamente urbano puede superar los 600. El de 39,2 kWh tiene un alcance de 305 kilómetros en ciclo mixto y de unos 435 si se circula solo por ciudad.

En cuanto a los tiempos de recarga, ambas variantes necesitan 47 minutos para recuperar el 80% de su capacidad haciendo uso de una instalación de 100 kW. En una de 50 kW, la pequeña requiere 48 minutos para llegar a ese 80%, mientras que la más potente requiere algo más de una hora, 64 minutos exactamente.

Por lo que hace a la carga convencional con corriente alterna, el Kona de 39,2 kWh precisa 4 horas y 20 minutos en un poste de 10,5 kW y unas 6 horas en uno -bastante más fácil de encontrar- de 7,2 kW. Para recargar la batería del Kona de 64 kWh hacen falta, respectivamente, 6 horas y 50 minutos y 9 horas y 15 minutos.

La capacidad del maletero oscila entre 374 y 1.156 litros en los modelos de combustión interna, en tanto que el EV sufre una ligera merma y dispone de 332 litros con todos los asientos en su posición habitual y de 1.114 con los traseros plegados.

Amplio equipamiento en conectividad y ayudas a la conducción

Según versiones, tanto los Kona de combustión como el eléctrico pueden incorporar cuadro de instrumentos de 10,25 pulgadas y pantalla central del mismo diámetro, cargador inalámbrico, head-up display, Apple CarPlay y Android Auto, conectividad BlueLink y avanzados sistemas de ayuda a la conducción englobados en el paquete de seguridad Hyundai SmartSense.

Los acabados entre los que elegir son cuatro: Klass, en el que las llantas son de acero y 16 pulgadas y la pantalla central tiene 8 pulgadas, Maxx, Tecno y Style. Los precios sin descuentos están comprendidos entre 22.390 y 35.040 euros para las versiones térmicas; entre 27.790 y 33.390 euros para la Hybrid, de 141 CV, y entre 35.650 y 45.650 euros para la EV.

Con las promociones de Hyundai -y, en el caso del EV, las ayudas del Moves allá donde siga vigente-, puede conducirse un Kona Klass con motor de gasolina de 120 CV por 18.290 euros y un microhíbrido de 48V con los mismos motor y acabado, por 19.540 euros. La versión híbrida cuesta en la práctica unos 22.680 euros y la EV, alrededor de 27.440.

Los propietarios del modelo eléctrico -como los del Ioniq EV- disfrutan, además, de un plan de la marca que incluye la instalación gratuita de un punto de carga, compromiso de devolución del coche, seguro personalizado, aplicación BlueLink específica para vehículo eléctrico y ocho años de asistencia gratuita en carretera y de garantía para la batería del alto voltaje. También pueden disponer gratis de un coche de sustitución, térmico, por un total de 15 días anuales.

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2021 - 13:12 h

Descubre nuestras apps

stats