La portada de mañana
Acceder
El virus que cambió nuestras vidas pone a prueba a los gobiernos en Galicia y Euskadi
EEUU rompe con la OMS, la pandemia fuera de control y segunda ola en Israel
OPINIÓN | Osadía antidemocrática, por Elisa Beni

Abascal pasa de puntillas en su mitin murciano por los grandes temas de la Región

Abascal, esta mañana, en el Pabellón Príncipe Asturias de Murcia

“Habéis vuelto a dejar pequeño este recinto, os hacéis llamar murcianicos, a pesar de lo grandes que sois”, ironizaba esta mañana Santiago Abascal, líder de Vox, para arrancar su discurso ante un abarrotado Pabellón Príncipe de Asturias, en la capital murciana, que media hora antes de dar comienzo el mitin ya había cubierto su aforo, de tres mil personas.

Otras cuatro mil, según fuentes de seguridad, tuvieron que seguir los discursos desde una gran pantalla que se habilitó en la explanada exterior. Al igual que este medio, que no pudo acceder al recinto junto a la prensa acreditada al figurar en la lista negra de medios vetados por el partido, tal y como adelantaba eldiario.es hace una semana.

Abascal, que pasó de puntillas por el tema del Mar Menor y no hizo especial hincapié en ninguno de los grandes dossiers murcianos, sí que volvió a repasar la “emergencia nacional” de los “desvelos de España”. En Catalunya, dijo ante una gran ovación de los asistentes, “nos enfrentamos al terrorismo y al separatismo; nos estamos jugando la integridad y el legado de generaciones y generaciones porque en Catalunya no hay un procés, lo que hay es un golpe de estado permanente que empezó con Pujol y continúa con Quim Torra, que actúa con total impunidad”.

Santiago Abascal exigió la suspensión de la autonomía, el control de tv3 y la integración de los Mossos en el Cuerpo Nacional de Policía. “Y tenemos mucha prisa; en cambio, el desenterrador de odios y carroñero de la Moncloa solo tiene prisa en atizar los enfrentamientos en plena campaña, en decirles a nuestros abuelos lo mal que hicieron en perdonarse los unos a los otros”.

De la exhumación de Franco también culparon al PP y a Mariano Rajoy por no derogar la Ley de Memoria Histórica; y a la política de José Luis Rodríguez Zapatero, “un sinvergüenza antipatriota”, que fue la que "originó todo".

Abascal incidió en que Vox es “la única formación” que quiere ver a los socialistas en la oposición “para que aprendan democracia y para que sepan lo que es la división de poderes”.

Los dirigentes de la formación pidieron a los murcianos que conviertan el 10N los colegios electorales en una marea verde, con la aspiración de erigirse en el tercer partido de la Región. No en vano, en los pasados comicios fue la Comunidad que contó con un mayor porcentaje de votos para el partido de extrema derecha. Un 18,64 por ciento de electores (140.010 personas) eligieron a la formación

Lourdes Méndez, cabeza de lista de Vox para el Congreso, hizo alusión “a los totalitarios que quieren implantar su filosofía perversa en los colegios”; en referencia al pin parental, “uno de los acuerdos del pacto de investidura que no ha salido adelante porque Ciudadanos traicionó su palabra en el último pleno de la Asamblea”.

Se refería Méndez a una propuesta que exigía el consentimiento expreso de todos los padres para dar luz verde a las actividades escolares extracurriculares impartidas a sus hijos, para evitar el "adoctrinamiento" en las aulas y "la ideología de género".

Y dedicó pocos minutos al Mar Menor. "Un problema gravísimo que requiere una solución integral técnica y científica, y no ecológica o política", dijo sin abundar demasiado en un tema que puede restarles apoyos entre el sector agrícola, donde su discurso cala hondo. Según los expertos, el uso de fertilizantes precisamente de la agricultura intensiva es una de las principales causas del colapso de la laguna salada.

Alerta contra la "islamización"

La inmigración, en cambio, sí que ha sido esta mañana uno de los principales caballos de batalla de Lourdes Méndez, que ha alertado contra “la islamización de nuestros pueblos”. Un porcentaje elevado de los niños que nacen en la Región “profesan la religión islámica”. Y se preguntó por qué se ha levantado en Santa Cruz un centro de Menores Extranjeros no Acompañados (MENA) “incumpliendo el pacto de investidura, en una localidad de 1.500 habitantes sin policía local ni ambulatorio, y que nos ha costado 18 millones de euros”.

A este respecto, Abascal señaló que la presencia de estos menores “destruyen la tranquilidad y convivencia de los barrios”.

Por otra parte, el líder nacional leyó en voz alta los apellidos de magrebíes beneficiarios “de la gran mayoría de las ayudas al alquiler en la Comunidad de Madrid”, aunque acto seguido se apresuró en asegurar que su discurso no es racista, “como dicen muchos”. Según Abascal, “nosotros vamos contra los políticos progres que nos han llevado a esta situación, porque por cada persona extranjera con ayudas hay un joven español sin perspectiva de futuro, que no puede acceder a una vivienda porque no se le asigna una de protección oficial".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats