Isabel Franco, vicepresidenta de Murcia: "Cuando alguien con COVID-19 entra en la UCI saben que es muy posible que el desenlace sea de muerte"

La vicepresidenta del Gobierno de la Región de Murcia, Isabel Franco

Es la segunda mujer vicepresidenta en la Región de Murcia, se apunta al club de las ‘malasmadres’ y durante su primer año como consejera de Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social ha tenido que asumir la responsabilidad de actuar ante una pandemia que afecta más a los más vulnerables. De hecho, Isabel Franco (Murcia, 1970), se enfrenta junto con el consejero de Salud, Manuel Villegas, y otros altos cargos a una denuncia interpuesta por los familiares de los fallecidos en la residencia de ancianos Caser de la pedanía murciana de Santo Ángel durante la primera oleada de la COVID-19. También se dirime en los juzgados el resultado de las primarias que ganó en su partido, Ciudadanos, el pasado abril tras denunciar uno de sus contrincantes la emisión de votos telemáticos desde fuera de la comunidad.

Franco admite las críticas a las actuaciones del Gobierno regional durante la pandemia desde “uno u otro ámbito”, pero señala que “no existía ningún manual de cómo reaccionar ante un contagio masivo por un virus”. “A día de hoy sigo teniendo las mismas ganas de liderar el partido en la Región de Murcia”, afirma; un liderazgo que asume en estos momentos una gestora regional, pero que, seguramente, se tendrá que disputar con la portavoz del Gobierno, Ana Martínez Vidal.

¿Cómo está viviendo la pandemia?

Con muchísima preocupación. Ya en enero empezamos a hablar en los consejos de dirección del material que podría hacernos falta y comprobamos que los mercados mundiales estaban completamente agotados.

Como única candidata mujer a presidir la comunidad en las elecciones autonómicas de mayo de 2019, ¿sintió en alguna ocasión el machismo de algún contrincante?, ¿ o en el mundo de la política en general?

Con los candidatos no experimenté un trato distinto por el hecho de ser mujer. Estábamos en una contienda y en ese momento todos tensamos, pero eso no significa que utilizáramos ningún argumento despectivo hacia los otros. Con respecto a la política, claro que sigue existiendo el machismo, pero porque sigue existiendo en la sociedad. Hay hombres y mujeres cuyas mentalidades no van tan rápido como quisiéramos, sobre todo aquellos que apostamos por el feminismo, la igualdad y la erradicación de la violencia machista.

Durante la primera oleada de la pandemia en la Región, prácticamente la mitad de los fallecimientos se produjeron en residencias. Ahora, en esta segunda oleada los sindicatos se han quejado por el “caos” generado por la orden para someter a los trabajadores de los geriátricos y centros para personas con discapacidad en la Región a una PCR antes de incorporarse al trabajo.

Lo que llegó tarde, desde mi punta de vista, fue el acuerdo interterritorial del viernes 14 de agosto. La consejería de Salud emitió una orden el domingo 16 y nosotros dictamos otra orden el martes 18 como continuación del acuerdo adoptado con el ministro de Sanidad. Llegamos un poquito más lejos porque hicimos dos cosas: una fue considerar centros sociosanitarios a todos los centros de acogida de menores y también introdujimos el concepto de pruebas periódicas a trabajadores y residentes. Si nos hubiéramos adelantado, los trabajadores que se incorporaron en agosto o hasta en julio ya hubieran tenido hecha la PCR y hubiéramos logrado minimizar el número de positivos en las residencias.

¿Dónde tenemos el tapón, que yo misma llamé así? Tuvimos todo preparado el 27 de agosto, pero ahí quedaban cuatro días para la incorporación de los trabajadores. En junio, julio y casi todo agosto el contagio que tuvimos en las 116 residencias fue de cero. Empezamos a registrar positivos de nuevo el 29 de agosto. Tenemos la satisfacción de decir que tenemos una veintena de residencias donde habrían entrado trabajadores contagiados por COVID que no han accedido porque las pruebas han permitido que lo detectáramos. También quiero destacar que la Región de Murcia fue el segundo territorio del país que registró las cifras menos malas de muertes en las residencias. Solo tuvimos positivos en cinco de las 116 residencias.

¿Qué opina de las denuncias interpuestas por los familiares de los fallecidos en la residencia de Caser de Santo Ángel?

Respetamos lo que los familiares entiendan. Colaboraremos con las autoridades judiciales como siempre hemos hecho.

Los alcaldes socialistas de la Región se han mostrado críticos con las aulas de conciliación para que acudan los niños de entre 3 y 12 años que no puedan asistir a clase ya que irrumpiría en los grupos burbuja de los que hablan los expertos. ¿Cómo ve esta cuestión?

Lo que dicen las autoridades sanitarias es que procuremos que los niños estén en un entorno de contactos controlados más que en un grupo burbuja. Las aulas de conciliación también se plantearon como grupos de contactos controlados porque son cerrados. De todos modos, estamos dándole una vuelta de tuerca al tema para que haya acuerdo con los ayuntamientos. Y si se pudiera incrementar la presencia de profesores, para Ciudadanos sería lo mejor.

¿Existe coordinación en el Gobierno de coalición de la Región entre PP y Ciudadanos?

A cualquiera que le hubieran dado un libro de ciencia ficción política contando lo que ha pasado este año hubiera dicho menuda imaginación tiene este escritor. Este Gobierno a los pocos días que tomó posesión se caracterizó por tomar decisiones valientes: con respecto a la DANA en primer lugar, luego al Mar Menor y ahora con la pandemia. Vamos todos a una. Ahora mismo es imposible sentir satisfacción porque siempre te queda la sensación de si no se podría hacer más.

Sea cual sea la explicación, la realidad es que en España nos ha afectado muchísimo tanto la primera como la segunda oleada.

Este virus afecta al modo cómo entendemos la vida y eso es muy difícil cambiar. Somos muy sociables, nos gusta mucho compartir momentos juntos, partimos de la confianza mutua y yo te puedo contagiar sin querer.

Hay muchos aspectos criticables en uno y otro ámbito, pero no existía ningún manual de cómo reaccionar ante una pandemia y de un contagio masivo por un virus que mata lentamente a las personas que mata. Cuando hablas con las autoridades sanitarias te dicen que cuando alguien entra en la UCI saben que es muy posible que el desenlace sea de muerte, pero que antes se va a pasar dos meses sufriendo. Creo que la gente todavía no lo ha interiorizado. Por eso dentro de la comisión COVID acordamos unos días sacar las imágenes que se están viendo ahora en prensa de personas en la UCI.

Mantener el miedo y la tensión por el coronavirus durante tanto tiempo es muy angustioso.

Como no consigamos contener esto en un mes, a finales de octubre vamos a tener graves problemas. Solo nosotros podemos hacer que esto pare. Si no aceptamos que esto sea tan duro y al final la gente se sigue contagiando en la calle y juntándose sin mascarilla, pues no va a ser confinamiento, pero algo muy parecido. Nadie esperaba que se hubiera declarado la segunda oleada en julio y agosto en la Región de Murcia. Nos creímos lo del calor.

Hay confusión sobre el liderazgo en su partido político. ¿Se disputa ese liderazgo con la portavoz del Gobierno, Ana Martínez Vidal?

Dedicar tiempo a eso por nuestra parte me parece no sólo frívolo, sino irresponsable.

Pero tendrá que decidirse tarde o temprano.

Los estatutos de nuestro partido son claros y en ese sentido nadie puede llamarse a engaño: es Madrid quien tiene que designar a las personas que se coloquen al frente del partido a nivel regional. Eso, no solo lo sabemos todos, sino que Ana y yo, que formamos parte de la Ejecutiva nacional, lo hemos apoyado. Y luego está la cuestión de quiénes nos postulemos y tengamos energía de liderar el partido, que es mi caso. A día de hoy sigo teniendo las mismas ganas de liderar el partido en la Región de Murcia.

¿Le consta si Martínez Vidal tiene las mismas ganas?

Cuando nos vemos no hablamos de ésto. Cuando llegue, lo veremos. Nuestra preocupación está al 100 por ciento en lo que está ocurriendo en la Región.

Según los valores de regeneración de Ciudadanos, ¿se cumple esta promesa con el nombramiento del magistrado Julián Pérez-Templado como presidente del Consejo de Transparencia?

El magistrado fue propuesto por nuestro grupo parlamentario. Tengo clarísimo es que se eligió democráticamente por parte de los diputados en la Asamblea Regional. No hay ninguna condena contra Pérez-Templado.

¿Pero no encontraron otro candidato que no fuera un juez que fue apartado de la Púnica y también fotografiado de cañas con el expresidente murciano Pedro Antonio Sánchez?

El caso es que su trayectoria es intachable hasta este momento y no tiene ninguna sentencia que ponga en duda su ejercicio de la judicatura. Respeto tu análisis y opinión sobre una información que manejas y que ojalá que toda la sociedad manejara para tener un criterio. Pero sí te digo que la propuesta es de un candidato que no tiene ninguna mancha en su expediente. Como cargo público todos estamos sometidos al juicio de la sociedad, pero no es lo mismo. Lo analizamos muchísimo y nos pareció que su trayectoria estaba fuera de dudas.

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2020 - 06:02 h

Descubre nuestras apps

stats