La Consejería de Sanidad elude publicar las listas de espera cada seis meses

Hospital General Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia / EFE

La consejera de Sanidad, Catalina Lorenzo, quiso justificar ayer, tras la reunión del Consejo de Gobierno, el retraso en la publicación de las listas de espera del Servicio Murciano de salud, que según establece un decreto regional tendrían que haberse hecho públicas a mitad de año. Así, los últimos datos conocidos son los que se ofrecieron en diciembre de 2013, algo a lo que la consejera quiso restar importancia. Catalina Lorenzo ha afirmado que no se intenta ocultar nada, que su consejería está trabajando en la homogeneización de los servicios que presta el SMS en toda la Región y que se ofrecerán los datos a finales de año. En una entrevista concedida a Onda Regional hace menos de un mes, la consejera aseguró que los retrasos en las listas de espera se están dando en cuadros clínicos no urgentes, mientras que las intervenciones urgentes se llevan a cabo sin retrasos.

Sin embargo la oposición y la Asociación de Usuarios de Sanidad de la Región de Murcia han criticado con dureza la decisión de la Consejería. Teresa Rosique, del PSRM-PSOE, habla de "secuestro" de la información: "La consejera tiene los datos a 30 de junio de 2014 sobre su mesa pero se niega a publicarlos, y la pregunta es qué tiene que ocultar la consejera para actuar de esta forma", ha expresado Rosique. "Los ciudadanos tienen derecho a conocer la evolución de esas listas", ha afirmado Rosique, "y la consejera tiene la obligación de hacerlos públicos y no seguir ocultándolos".

En opinión del PSRM-PSOE, "desde que se iniciaron los recortes en Sanidad en 2012, la evolución de las listas de espera ha sido insostenible, incrementándose tanto el número de personas que superan los tiempos máximos para una intervención quirúrgica, como el número de personas que esperan para ser atendidos en una primera consulta de especialista". Así, Rosique ha recordado los datos de 2013: "Más de 8.000 personas superaban los tiempos máximos para una intervención quirúrgica y más de 27.000 rebasaban esos tiempos máximos para una primera consulta con el especialista".

Según Rosique, esta actuación "se convierte en la prueba del algodón de la política de transparencia de la que quiere presumir el Gobierno regional". La misma crítica que ha expresado Fuensanta Máximo, de UPyD, y también Francisco Muñoz, de Izquierda Unida: "El silencio de datos por parte de Sanidad va en dirección contraria a lo que debería ser el objetivo de la ley de transparencia que se tramita en el Parlamento autonómico". En opinión de Muñoz, la decisión obedece a una "operación de maquillaje" con la que la consejería "pretende ocultar" la "incapacidad" de su titular, Catalina Lorenzo, para solucionar el problema de las listas de espera.

Según Izquierda Unida, el Servicio Murciano de Salud "siempre se ha caracterizado por ser muy opaco, y después de esta decisión, mucho más". En esa línea se ha manifestado la Asociación de Usuarios de Sanidad de la Región de Murcia: "La falta de transparencia en listas de espera y en cualquier proceso que afecte a la salud de los ciudadanos es absolutamente grave. No sabemos cuándo se nos va a intervenir, no sabemos quién y cómo lo van a hacer, y no sabemos los criterios por los cuales estamos situados en un puesto de la lista u otro y quién decide qué y con qué criterios". Según se han expresado en una nota de prensa, los usuarios consideran que esto añade "incertidumbre, sufrimiento y preocupación a la situación de enfermedad que sufre un paciente".

Estadísticas ocultas y poco fiables

La Asociación de Usuarios no sólo ha denunciado la decisión de no publicar los datos sobre la evolución de las listas de espera de 2014, sino que además dudan de la fiabilidad de los mismos: "Tenemos la impresión de que los días que pasan entre el momento en el que solicitamos una prueba, o una visita al especialista de hospital, o una intervención quirúrgica, y el día en el que nos la hacen, son muchos más de los que recogen las estadísticas oficiales", han afirmado. En opinión de la asociación, las estadísticas de Sanidad están "llenas de argucias y trampas para enmascarar unos datos mucho más desfavorables para quienes tienen la responsabilidad de gestionarlas".

Además de exigir la publicación de los datos sobre las listas de espera, los usuarios han pedido que se reduzcan dichas listas, "pero no a cualquier precio": "No podemos aceptar que nos llamen desde una clinica concertada a la que se les ha cedido nuestros datos sin que nosotros hayamos consentido esa cesión anteriormente, ni que se nos derive a una clínica concertada para una prueba si el mismo especialista que nos la ha pedido la considera poco fiable y nos la vuelve a repetir en el hospital público".

Al respecto de la relación entre la sanidad pública y concertada, la asociación estima que tienen el derecho "de reclamar al sistema sanitario público que supervise la calidad asistencial y la seguridad que nos proporciona la clínica a la que nos deriva", de manera que "se cumpla la igualdad de condiciones con la pública". Por último, y al tiempo que se han declarado "hartos" de la situación que vive la sanidad murciana, los usuarios han recordado a los gestores públicos "que siguen siendo ellos los responsables de la asistencia que recibimos en los centros concertados, y que no se pueden inhibir ante los riesgos o las consecuencias de un error diagnóstico o una prueba mal realizada".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats