Sobre este blog

Contrapunto es el blog de opinión de eldiario.es/navarra. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de la sociedad navarra. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continua transformación.

Siempre suceden más cosas

Raúl Ciriza

Attac Navarra-Nafarroa —

El pasado 10 de diciembre la prensa publicaba que, según Acnur, 3.419 personas murieron intentando cruzar el mediterráneo en 2014. Al día siguiente supimos que las tarifas de taxi de Pamplona eran las cuartas más caras del Estado, dos jubilados en helicóptero estrenaron el aeropuerto de Castellón y otro ser humano, Fernando Alonso, hizo oficial su fichaje por McLaren.

No seré yo quien pretenda decidir qué noticias son importantes y cuáles no, pues para eso hay expertos, periodistas y tertulianos en los bares. Pero una pregunta me martillea desde entonces: ¿cómo es posible que ese 10 de diciembre, en el momento en que la primera rotativa imprimió aquel número deshumanizado, no se parase el mundo? Si el planeta fuese un lugar con sentido común, aquel día todas esas cosas que pasan constantemente habrían dejado de ocurrir. Simplemente eso, habrían parado.

De esta manera habrían mostrado la necesaria deferencia contigo, conmigo y con cualquier otro piloto de carreras; y nos habrían dado tiempo para sentarnos en el sofá e interiorizar toda la tragedia, toda la culpa, toda la atrocidad que esconde la aberrante cifra: 3.419. Nos habrían permitido sentir el dolor de cada una de esas muertes y tratar de asumir cuánto ocupan todos esos cadáveres, muchos más que los que veremos en toda nuestra vida.

Si las cosas, antes de volver a suceder y llenarnos de nuevo de noticias, se hubieran tomado un poco más de tiempo, nos habrían permitido pensar en la injusticia de mandar a nuestras multinacionales a ese continente a extraer sus recursos; de expulsarles de sus campos para implantar monocultivos de palma, una planta que convertimos en biodiesel y jabones y que es tan agresiva que deja yermos los suelos. O en lo vergonzoso de abarrotar sus países de residuos que son fruto de nuestro consumo enloquecido. O en lo perverso de mantener en el poder a sátrapas que someten a la población a la pobreza y el analfabetismo; de tolerar y patrocinar guerras que perpetúan el sufrimiento de las personas.

Nos habrían permitido valorar lo injusto de unas fronteras artificiales que nadie entiende, lugares por donde pasa la riqueza pero no las personas. Habríamos imaginado sus escarceos para evitar los controles policiales, las violaciones, los maltratos, el pago a las mafias; habríamos podido empatizar con sus vivencias, suponer sus anhelos, oír sus risas nerviosas antes de embarcar; y por último esa ilusión por alcanzar la soñada Europa que tanto vieron por la tele. Ese lugar imaginario donde la gente pasea por la calle, tiene camisetas de repuesto y tira plástico a la basura. Ese lugar en donde las personas migrantes no caben porque ni por asomo se pretende repartir lo que se les ha esquilmado. Un poco más de tiempo nos habría permitido odiar este sistema que empobrece a quienes menos tienen para mantener en la opulencia a los menos.

Pero no solo no pararon, las cosas, sino que continuaron su curso como si nada, empeñadas en construir periódicos y más periódicos llenos de divorcios, decretos e inversiones. No hicieron caso al aviso de Theodor W. Adorno, uno de los grandes filósofos del siglo XX, que en un alarde de lucidez aseveró que “escribir poesía después de Auschwitz es un acto de barbarie”. No velaron a nadie. CR7 marcó un hat trick y Messi respondió con otro.

Sobre este blog

Contrapunto es el blog de opinión de eldiario.es/navarra. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de la sociedad navarra. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continua transformación.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
15 de diciembre de 2014 - 19:44 h

Descubre nuestras apps

stats