ENTREVISTA Expolicía local, concejala de Podemos en Palma y activista social

Sonia Vivas: "La COVID-19 ha encerrado a las mujeres en el hogar y ha actuado como barrera para impedir que denunciaran las situaciones de violencia"

Sonia Vivas, durante una conferencia

Sonia Vivas (Barcelona, 1978) recibe a elDiario.es en una céntrica cafetería de Pamplona minutos antes de impartir una charla organizada por la asociación Lunes Lilas acerca de la violencia machista en tiempos de COVID-19. Concejala de Podemos en el Ayuntamiento de Palma, Vivas se dio a conocer por su activismo feminista en las redes sociales y tras la condena en 2016 a dos compañeros suyos de la Policía Municipal a dos años de cárcel e inhabilitación por haberla humillado y vejado por ser lesbiana. Ahora compagina su cargo de edil con la labor divulgativa a través de las redes sociales y charlas en las que explica los diferentes tipos de violencia que sufren las mujeres, a las que asesora sobre cómo actuar frente a cada una de ellas.

Sonia Vivas: "Me discriminaron en la Policía por ser lesbiana, me maltrataron por mi orientación sexual con burlas y acoso"

Sonia Vivas: "Me discriminaron en la Policía por ser lesbiana, me maltrataron por mi orientación sexual con burlas y acoso"

¿Cómo ha afectado la pandemia y el confinamiento, a la violencia machista?

La COVID-19 ha vuelto a encerrar a las mujeres en el hogar y ha actuado como barrera para impedir que ellas denunciaran las situaciones de violencia, primero por el miedo y la incertidumbre que había en la sociedad, y luego por la falta de recursos. Hemos estado confinados y el estado de alarma dejaba pocas opciones para buscar un sitio para dormir y huir de la violencia. Eso ha provocado que hubiera menos asesinatos, pero por una cuestión muy importante, los asesinatos nunca son un golpe de más, son la forma de aleccionar a la mujer porque ha decidido salir de su situación de violencia. Por tanto, ha habido menos asesinatos porque ha habido menos mujeres decidiendo que iban a salir de su situación de violencia porque la COVID lo impedía, pero a la vez han aumentado las denuncias y el número de consultas telemáticas y las llamadas al 016.

Muchas mujeres se vieron obligadas a confinarse con sus agresores

Efectivamente. Y no solo eso, la ONU alertó también del incremento de casos de abusos infantiles dentro del hogar. Después, cuando se empezó el proceso de desconfinamiento, comenzaron de nuevo a aumentar el número de asesinatos porque las mujeres decidieron que salían de la situación de violencia. Las estadísticas dicen que entre el año y el año y medio de que la mujer se separa es cuando más se producen los asesinatos. Muy pocas veces están conviviendo de manera normalizada sin que se haya iniciado un proceso, sin que se haya puesto sobre la mesa la decisión de ella de poner fin a la situación de violencia y de marcharse, y es ahí cuando sucede.

Y durante la pandemia, ¿el agresor ha cambiado la forma de ejercer la violencia, por esto que explicas?

El agresor utiliza la violencia que necesita en cada momento. Si la mujer decide que se va, la violencia es extrema porque pierde el sentido de su vida, que es controlarla a ella; si ella está en una situación en la que no tiene esa opción de escapar, la violencia es más psicológica, más a modo de insultos y vejaciones.

Decías que durante el confinamiento aumentaron los abusos a menores.

Sí. Según la estadística, cada tres horas se denuncia en España un abuso sexual a un menor, una cifra que solo representa al 15% del fenómeno, el resto no se denuncia. Normalmente se da dentro del entorno familiar o con personas cercanas al entorno de la familia, con lo que es mucho más difícil para el menor o los padres presentar esa denuncia. Si sumamos las cifras de las denuncias por violencia de género, las de violencia sexual y las de abusos a menores, estamos hablando de unas cifras que son una barbaridad. Pero es que si, además, vamos a los porcentajes que quedan fuera, a lo que no se denuncia, estamos ante un problema gravísimo.

Según la última Macroencuesta de Violencia contra la Mujer publicada por el Ministerio de Igualdad, el 57,3% de las mujeres mayores de 16 años reconocen haber sufrido algún tipo de machista.

El 57,3% se ha dado cuenta de que en algún momento han sufrido algún tipo de violencia. Yo sostengo que todas en algún momento hemos sufrido violencia machista en la forma que sea: un problema laboral, acoso callejero o a través de las redes. La mujer todavía tiene muchas dificultades para saber lo que es violencia, muchas veces se entienden como normalizadas situaciones que son violencia.

Por otro lado, por suerte cada vez se denuncia más.

Sí, se va perdiendo el miedo y también la vergüenza. La sociedad cuando sufres una agresión machista te hace sentir culpa y vergüenza, poniendo el foco en la mujer, que, si lo ha provocado o no l ha sabido parar, etc. A medida que la sociedad va avanzando y se van mandando mensajes claros de que la culpa no es de las mujeres, las propias mujeres nos vamos dando cuenta de que no tenemos ninguna responsabilidad de que alguien acceda a nosotras si no queremos.

¿Cómo crees que ha afectado la pandemia al movimiento feminista, un movimiento que ha exhibido mucha fortaleza en grandes movilizaciones sociales?

A nivel de asociacionismo vivimos un momento complicado porque nos podemos juntar y es algo que da miedo. No sabemos qué va a pasar y si vamos a ser capaces de retomar aquellas movilizaciones multitudinarias. Yo creo que es un momento en el que es importante hacer pequeños actos como estas charlas que yo y otras compañeras estamos impartiendo, para intentar llegar al máximo número de personas posibles. La agenda feminista es la lucha contra las violencias, y esa agenda no se puede mover, tiene que seguir.

Etiquetas
Publicado el
20 de septiembre de 2020 - 21:11 h

Descubre nuestras apps

stats