eldiario.es

9

Cantabria destinará casi dos millones a proyectos de cooperación al desarrollo

Las ayudas servirán para financiar proyectos de cooperación internacional, educación para el desarrollo y ayuda humanitaria de ONG cántabras

La Cooperación al Desarrollo fue el área que recibió un mayor impulso en los presupuestos de 2018, con el incremento más importante de los últimos 12 años

La ayuda al desarrollo de la UE creció un 15 % el año pasado respecto a 2014

EFE

Cantabria dedicará a lo largo de 2018 cerca de dos millones de euros a distintas iniciativas de ONG relacionados con la cooperación internacional, la educación para el desarrollo y la ayuda humanitaria, unos proyectos esenciales para mejorar la vida de miles de personas en todo el planeta y que tratarán de reflejar la voluntad política y el alma solidaria de la ciudadanía.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes (PSOE), acompañado por el director general de Cooperación al Desarrollo, Jorge Gutiérrez (PSOE), en un acto en el que ambos han detallado las características de estas ayudas públicas cuya convocatoria se ha hecho efectiva este martes.

De hecho, las entidades solicitantes podrán presentar su instancia en un plazo de 20 días hábiles a partir de mañana, es decir, hasta el 21 de marzo, y las subvenciones se reparten en tres líneas estratégicas: proyectos de cooperación internacional, dotada con 1.425.000 euros; proyectos de educación para el desarrollo, con una cantidad global que asciende a 210.000 euros; y por último, la línea destinada a ayuda humanitaria, que contará con 120.000 euros. 

El consejero ha subrayado que la política de cooperación constituye "la consolidación de la solidaridad y de la reivindicación y anhelo de una mayor justicia social" y "son una prueba clara del compromiso solidario de Cantabria con el desarrollo sostenible, cumpliendo con el objetivo de seguir formando a generaciones futuras en el apoyo y la solidaridad que la ciudadanía de Cantabria ha demostrado siempre con los numerosos problemas que se dan en los distintos puntos del planeta más desfavorecidos".

Según ha detallado el consejero, la Cooperación al Desarrollo fue el área de su departamento que recibió un mayor impulso en los presupuestos de 2018, con un incremento del 161,27%, "el mayor en los últimos 12 años".

Objetivos concretos

Las ayudas para cooperación internacional persiguen la cofinanciación de intervenciones relativas a cooperación al desarrollo humano y sostenible. Su finalidad es satisfacer de forma directa las necesidades fundamentales de las poblaciones desfavorecidas con objetivos a corto y medio plazo para contribuir al desarrollo humano y sostenible.

Las intervenciones deberán realizarse en algunos de los siguientes países y ámbitos territoriales: Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Guatemala, Bolivia, Colombia, Perú, República Dominicana, Cuba, Haití, África Subsahariana, Población Saharaui y Territorios Palestinos, y en algunos de los siguientes sectores: soberanía alimentaria, educación, salud, abastecimiento y depuración de aguas; gobierno y sociedad civil, sectores productivos y apoyo a la sostenibilidad medioambiental y lucha contra el cambio climático.

Además, el segundo gran área de ayudas es la destinada a la realización de intervenciones de educación para el desarrollo en la comunidad autónoma y está dirigida a contribuir a la formación de "sujetos políticos con conciencia crítica a través de acciones transformadoras y de concienciación con el fin de que puedan desarrollar estrategias alternativas justas, equitativas y solidarias".

En último lugar, también se ha publicado una orden por la que se convocan subvenciones destinadas a financiar intervenciones de acción humanitaria y de promoción y defensa de los Derechos Humanos por un importe de 120.000 euros. 

El objetivo de los proyectos que opten a estas subvenciones será paliar los daños de estas poblaciones afectadas mediante intervenciones de prevención y preparación ante desastres, prevención de conflictos, reconstrucción social, atención psicosocial a víctimas de desastres, crisis humanitarias o supervisión del respeto a los Derechos Humanos.

Las intervenciones deberán de realizarse en países o regiones que se encuentran en situación de crisis humanitaria, ya sea de origen natural, tecnológico, político o social, o donde exista la necesidad de prevenir conflictos, y habrán de contribuir a la construcción de la paz y promover el respeto y la protección de los derechos fundamentales. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha