eldiario.es

9

Las cooperativas energéticas acogen con reservas el giro de Iberdrola hacia el autoconsumo

Consideran el cambio de rumbo de la eléctrica un "intento de lavado de su imagen, muy desprestigiada por la presión social", y una oportuna entrada en el mercado fotovoltaico "ahora que el sector se encuentra debilitado"

"Empresarialmente la operación puede tildarse de impecable porque además tienen capacidad y tecnología para hacerlo. Pero el proceso que han seguido les resta legitimidad", señalan desde las cooperativas

Remiten a la CE los planes de energía sostenible de 3.000 municipios europeos

Dos operios colocan placas en un huerto solar.

El cambio de discurso de Iberdrola hacia el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y la modalidad del autoconsumo despierta ciertos recelos aunque no sorprende a las cooperativas energéticas emergentes. La eléctrica con sede social en Bilbao ha sido una de las compañías que ha criticado con más dureza esta tecnología al mismo tiempo que ensalzaba a la eólica, su gran apuesta hasta el momento en renovables. Incluso hay quien habla de que las presiones del lobby de las eléctricas al Gobierno han propiciado la elaboración del polémico proyecto de Real Decreto del Ministerio de Industria para regular el autoconsumo de electricidad, que en la práctica pone varias trabas a quien se decanta por esta fórmula y que ha mantenido paralizado el sector, llevando a la ruina de muchas pequeñas empresas.

Pero ahora Iberdrola abraza repentinamente la fotovoltaica y ha puesto a disposición de los clientes un kit solar de automontaje para autoconsumo dirigido a hogares unifamiliares, empresas y agricultura de regadío. Las cooperativas energéticas consultadas por eldiarionorte.es consideran que este movimiento del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán responde a una estrategia premeditada.

A su juicio, el cambio de rumbo dado al lanzar ese paquete para que los ciudadanos interesados generen y consuman su propia energía eléctrica -una alternativa que prácticamente repudiaban por considerarla una tecnología de alto coste, inmadura y un lastre para el sector- esconde un intento de lavado de imagen. "La semana que viene se aprueba definitivamente el decreto que ha generado un enorme rechazo e intensa contestación social. No contaban con que la sociedad se iba a levantar contra esa estafa y iban a darles directamente en su línea de flotación. Se ha conseguido desprestigiarles y ahora temen de nuevo un aluvión de ataques y críticas coincidiendo con la aprobación previsiblemente el próximo viernes del decreto. Este paso les sirve de escudo. Ahora pueden argumentar que la compañía fomenta la fotovoltaica", sostiene Cote Romero, de la cooperativa Ecooo y miembro de la Plataforma por un nuevo modelo energético

Política energética en contra del interés general

Las entidades consultadas consideran además que el objetivo de Iberdrola es doble ya que al mismo tiempo que limpia su imagen, aprovecha la oportunidad de negocio que ofrece ahora la energía solar. "Su férrea oposición a la utilización de los paneles solares han sido maniobras de dilación con el objetivo de desgastar a las pequeñas empresas que no han podido soportar la incertidumbre reinante en el sector en estos últimos años. Pero a las grandes eléctricas y a su gran músculo financiero no les han afectado estos vaivenes y ahora, con el resto del sector debilitado, se lanzan al mercado para sacar rédito. Son una empresa y actúan como lo que son. Empresarialmente la operación puede tildarse de impecable porque además tienen capacidad y tecnología para hacerlo. Pero el proceso que han seguido les resta legitimidad. El ciudadano debe preguntarse si obran con ética y coherencia. Apuestan por las renovables al mismo tiempo que por la nuclear, el carbón o el gas. Es una contradicción absoluta", apunta Santiago Ochoa de Eribe, director de la cooperativa de energía renovable Goiener.

Cote Romero comparte ese parecer. "Iberdrola no iba a desdeñar ningún ingreso y es tan evidente que el autoconsumo es rentable, a pesar de los peajes, del impuesto al sol y de todas la trabas, que no lo ha dejado pasar. No será su gran nicho de negocio, pero sacará una rentabilidad que no va a despreciar aunque sea calderilla para ellos". 

Para el director de Goiener aún es prematuro para valorar cómo afectará la irrupción de Iberdrola en el sector de la fotovoltaica. "Se quiere que el sol esté en las grandes compañías y por eso han desplazado a las pequeñas. Pero el valor añadido que se ofrece desde las cooperativas, primando el empoderamiento y el bien de la comunidad, no figura entre las intenciones de estas empresas, que se mueven únicamente por una lógica mercantilista. Confío en que la gente haga también esa lectura. Y para no seguir alimentando el oligopolio, les sugerimos buscar alternativas de suministro. Ya veremos cómo responde el ciudadano", declara Ochoa de Eribe. Desde Ecooo animan al ciudadano a empoderarse. "No hagas autoconsumo con una gran eléctrica. Es seguirles el juego. Hazlo con el electricista de tu pueblo o con la cooperativa más cercana. Cada vez son más las alternativas existentes que trabajan con valores y sí se puede y se debe dar el paso para seguir luchando contra una política energética que va en contra del interés general", insiste Romero.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha