eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Desigualdad educativa: pobres resignados y ricos confiados

Cuando se habla de desigualdad educativa se suele pensar de forma casi inmediata en los problemas que afectan a los hijos de las familias con menos recursos. Pero esta desigualdad no es sólo el resultado de lo que sucede entre los menos aventajados, sino que también depende de cómo los más favorecidos compensan el fracaso

La clase social de origen es un predictor del rendimiento educativo de los individuos a lo largo de su ciclo vital (aquí). Durante su vida escolar, los hijos de las familias menos favorecidas tienen que hacer frente a mayores obstáculos que los de las familias acomodadas. Piénsese por ejemplo en el hecho de los primeros crecen en entornos con menos recursos, se escolarizan en centros muy estigmatizados y se socializan en entornos no siempre estimulantes y ambiciosos. La otra cara de la misma moneda es que los hijos de las clases altas disponen de muchos más recursos, se escolarizan en los mejores centros y son criados por padres con expectativas más altas. Así, la desigualdad no sólo resulta de las condiciones de los menos favorecidos, sino también por lo que sucede en la parte alta de la escala social.

Pongamos un ejemplo. Las notas que los niños obtienen en el colegio transmiten una valiosa información a sus padres y cuidadores ya que son la materia prima sobre la que infieren las probabilidades de éxito de los niños en el medio y largo plazo. Pues bien, los hogares de distinta clase social reaccionan de forma diferente ante notas buenas, malas y regulares. Mientras que los padres menos aventajados parecen resignarse ante notas malas de sus hijos, los de clase alta intentan compensar su fracaso académico y, muy frecuentemente, consiguen compensarlo y garantizar la progresión educativa de sus hijos.

Seguir leyendo »

Los pobres se quedan en casa, cambia el gobierno

21 Comentarios

En los análisis postelectorales no siempre se presta toda la atención debida al siguiente factor estructural: la renta media de los hogares por barrio de residencia del votante. En este artículo se analizan mediante gráficos los resultados de las últimas elecciones con especial atención a lo que nos dicen esos datos en las tres ciudades en las que se encuentran disponibles y desagregados en el nivel de los  “subdistritos” (1).

¿Se abstienen más los pobres?

Seguir leyendo »

2018 en 10 gráficos

2018, a pesar de no haberse celebrado elecciones hasta diciembre en Andalucía, ha sido un año muy agitado en el terreno demoscópico. Cuatro partidos lideraban los sondeos para acabar el año con la irrupción de una quinta fuerza política en el escenario político estatal, Vox, culminando nuestro proceso de fragmentación partidista.

Para ilustrar esta evolución, el gráfico muestra la primera estimación de cada mes de la media de encuestas producida por Electograph. Se puede consultar la evolución completa y en detalle aquí.

C:\fakepath\Gráfico PdP- 1.jpg

Seguir leyendo »

¿Es popular la propuesta de suprimir las autonomías?

22 Comentarios

Santiago Abascal, presidente de VOX.

La defensa de la unidad de España es uno de los principales y reiterativos ejes discursivos de Vox. Un eje que se materializa en su programa electoral 100 medidas para la España Viva, dentro de las 10 incluidas en el apartado “España, unidad y soberanía”.

El Estado Autonómico: un problema para Vox

Se puede inferir que, si llegara al gobierno ahora, lo primero que haría la formación liderada por Santiago Abascal, y así aparece como primera de sus 100 propuestas, sería suspender la autonomía catalana. Pero... ¿hasta cuándo? De acuerdo con su programa: “hasta la derrota sin paliativos del golpismo y la depuración de responsabilidades civiles y penales”. Tras la de Catalunya, vendría no ya la suspensión, sino la eliminación de todas las autonomías, pues Vox aboga por “transformar el Estado autonómico en un Estado de Derecho unitario”.  En concreto, se trata de la sexta medida de su programa electoral y de uno de los compromisos “estrella” de sus dirigentes. Ahora bien, como parecen asumir que este cambio estructural tomaría su tiempo, proponen “como paso previo: la devolución inmediata al Estado de las competencias de Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia limitando en todo lo posible la capacidad legislativa autonómica”.

Seguir leyendo »

Vox: nueva derecha populista o escisión radical del PP

29 Comentarios

Comencemos por un ejercicio de ‘econometría‑ficción’. Si el modelo explicativo de quiénes (y por qué) votan a Vox en Andalucía es el correcto, este sería el resultado probable de Vox en la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones autonómicas: 380.000 votos (un 8% del censo aproximadamente) distribuidos de una forma muy parecida a los del PP.

A continuación les intentaré convencer de que el modelo es, posiblemente, correcto y de que esto tal vez no sea ciencia ficción. 

C:\fakepath\Figura 1.jpg

Seguir leyendo »

9 libros que merecen un post

Llegan las fiestas y con ellas la simpática tradición de elaborar listas de cosas para disfrutar, regalar o simplemente desear. Este año en Piedras de papel hemos decidido subirnos a la ola, compartiendo con nuestros lectores una selección de nuestras lecturas favoritas del año. Se trata de libros publicados o difundidos en el 2018 o libros que por un motivo u otro han dado que hablar durante este año. En su mayoría, por culpa de nuestros sesgos, son libros pertenecientes al ámbito de las ciencias sociales que reflexionan sobre la situación de nuestras democracias, de las tendencias autoritarias, el populismo, la desigualdad, etc. Lecturas que arrojan algo de luz sobre muchas cuestiones de actualidad. Pero también traemos títulos que priman una perspectiva más histórica, sobre España, desde luego, y alguno cruzando el Atlántico, así como también que miran hacia el futuro. Esperamos que os gusten tanto como a nosotros.

...

Seguir leyendo »

La excepción ya estuvo en riesgo...

Durante las últimas semanas se ha debatido extensamente sobre las causas políticas y sociales del ascenso de Vox. Hace algo más de una semana en este mismo blog Virginia Ros explicaba que es difícil argumentar que las actitudes hacia la inmigración pudieran explicar este cambio en el comportamiento electoral, dada la escasa presencia de la inmigración entre las principales preocupaciones de los españoles que muestran los datos del CIS. En efecto, la marginal presencia de discursos anti-inmigración y la ausencia de representación política sustentaban la idea de una “excepcionalidad española” en el contexto europeo.

¿Qué explicaba esta excepcionalidad? Algunos de los argumentos desarrollados desde las ciencias sociales subrayan como muy determinante, más allá del número, que los ciudadanos perciban o no competencia con los inmigrantes, bien en el mercado laboral, bien en el acceso a los servicios públicos (como explicaban A. González-Ferrer y H. Cebolla en este blog). Además, algunos trabajos empíricos constatan que en ciertos contextos las actitudes hacia la inmigración responden a sentimientos de amenaza a la identidad cultural, que dependerá en gran medida de la distancia cultural y étnica entre la población nativa y la inmigrante (lo que explica la preferencia por los latinoamericanos sobre otras procedencias, ver, por ejemplo, esta otra entrada en Piedras de Papel). Por otra parte, muchas investigaciones han puesto de relieve que la convivencia y el contacto con la población inmigrante contribuyen a que disminuyan los prejuicios y favorecen actitudes más positivas hacia la inmigración. También se han encontrado firmes evidencias de que los individuos tienden sistemáticamente a sobreestimar el volumen de población inmigrante que vive en sus países. Por ejemplo, en España, a finales de 2017 los españoles creían que el porcentaje de población inmigrante ascendía al 23,2%, cuando los residentes nacidos en el extranjero representaban en realidad el 13,6% de la población total. Se sabe, por otra parte, que las actitudes sobre la inmigración están determinadas en mayor medida por la percepción que la población tiene sobre su tamaño, que por su dimensión real.

La percepción sobre la inmigración ha tenido altibajos….

Seguir leyendo »

Guía para sobrevivir a Vox

30 Comentarios

En octubre de 2018, escribí un artículo para Piedras de Papel argumentando que en España había un espacio político que un partido de derecha radical como Vox podría movilizar. En el post pronostiqué que Murcia, Aragón y Baleares serían las CCAA con más probabilidades de aupar a Vox el año que viene ya que tienen más votantes de derechas, conservadores y antiinmigrantes.

Efectivamente, el auge de Vox llegó, pero antes de los esperado y en Andalucía, que por varias razones parece haber sido tierra más fértil de lo que pensaba para el partido de derecha radical. Tras 36 años de gobierno socialista, las bases tradicionales del PSOE estaban severamente desmovilizadas. La crisis catalana ha causado una reacción particularmente fuerte entre los votantes de derechas en CCAA periféricas más pobres y sin movimientos regionalistas viables, como Andalucía. Desde que Pedro Sánchez fue elegido presidente del gobierno, la inmigración se ha convertido en un tema más contenciosoha motivado a votantes de Vox en Andalucía. Sin embargo, el factor más crucial para la movilización de Vox ha sido la incapacidad del PP de captar a estos votantes: en diciembre de 2018, 400.000 andaluces se sintieron más cercanos a Vox que a Juan Manuel Moreno, el candidato del PP.

Por tanto, el mito de que España es diferente a otros países europeos porque el franquismo nos vacunó contra las ideologías reaccionarias ha caído. Ahora contemplamos la llegada de Vox como el quinto partido en España.

Seguir leyendo »

Salvemos la Encuesta Social Europea

La Encuesta Social Europea (ESS) es una infraestructura de investigación europea responsable de una herramienta fundamental para la investigación en ciencias sociales.Sin embargo, parece ser que por primera vez desde el año 2002 España podría descolgarse de este proyecto, y eso que tenemos el presupuesto destinado a esta iniciativa ya está aprobado y que forma parte del Plan Estadístico Nacional. La participación de España en esta iniciativa ha sido constante desde su creación, y ni siquiera en lo más severo de la crisis nos retiramos. Se trata de una encuesta cara, es cierto, aunque el hecho de que esté en el Plan Estadístico implica que forma parte de las prioridades de la ciencia social en España, y por tanto que existen razones para defenderla a largo más allá de las prioridades de los gestores competentes en un momento determinado. De producirse la salida de España de esta infraestructura, estaríamos ante un desastre sin paliativos ¿Por qué pensamos que esto sería así?

Por ejemplo, hemos logrado saber que la crisis económica y las intervenciones financieras de la UE disminuyeron la satisfacción de los ciudadanos con la democracia pero no el apoyo a esta como sistema de gobierno, de hecho incluso aumentó. Se sabe que el caso Bárcenas erosionó la confianza de los españoles en todos los políticos del sistema, no sólo Bárcenas. Que la mayoría de ciudadanos europeos aún cree en la necesidad de organizarse en sindicatos para protegerse, a pesar de las caídas en el número de afiliados o que el apoyo al estado del bienestar depende, en parte, de la confianza que los ciudadanos tienen en los otros ciudadanos, incluso controlado por la confianza en las instituciones que lo deben prestar.

Más allá de la política, la ESS también nos permite conocer otros aspectos de la sociedad. Por ejemplo, sabemos que la educación influye positivamente en la felicidad tanto indirectamente, vía más probabilidad de tener trabajo y mejor ingresos, como directamente vía mejor autoestima. También que en España conviven un proceso de secularización de la población vía conversión, con unas dinámicas demográficas (gente más religiosa tiene más hijos) que hacen que harán que en el largo plazo cambié la configuración religiosa del país. Que la mayoría de hombres que sostiene económicamente a la familia preferiría trabajar menos horas, una dinámica que se explica sobre todo por las interferencias del trabajo en la familia. Y que las transiciones a la edad adulta se han vuelto más parecidas entre hombres y mujeres en los últimos años, pero siguen siendo muy distintas en los distintos países europeos. Incluso sabemos que no existen diferencias importantes en las percepciones sobre los roles de género entre España y otros países con modelos teóricamente más avanzados de familia. Investigaciones hechas con la ESS también nos permiten señalar que la calidad del aire y la contaminación parecen tener un efecto sobre la felicidad de los españoles que permanece intacto a controles socio-económicos típicos o que la evasión de impuestos aumenta cuando más regulación e impuestos, pero disminuye cuando se implementan mecanismos de control de estos.

Seguir leyendo »

Las herramientas retóricas de la movilización de Vox

Uno de los méritos hasta ahora poco subrayados sobre el sorprendente resultado de Vox en las elecciones andaluzas es haber roto con dos afirmaciones que parecían inamovibles entre sociólogos, analistas y politólogos. El partido de Santiago Abascal ha quebrado en primer lugar la afirmación según la cual en España no existía espacio político en la derecha para la emergencia de otro partido que no fuera marginal. De acuerdo con esta tesis, el Partido Popular copaba eficientemente todo el espectro de la derecha, lo que una y otra vez taponaría los intentos de una extrema derecha absolutamente grupuscular por salir a la luz pública (piensen en las diversas Falanges o en experimentos como Democracia Nacional, España 2000 o Alianza Nacional).

El proceso de radicalización de Ciudadanos que, según hemos podido observar en los últimos meses, ha provocado un aumento notable de la competencia en la derecha partidista por ganarse a los electores más conservadores y beligerantemente preocupados por la cuestión territorial. Del mismo modo que Podemos y el PSOE copaban el espacio político progresista, el Partido Popular y Ciudadanos saturarían la oferta política de la derecha española. Vox, en consecuencia, no tendría hueco político en el nuevo sistema de partidos español cuatripartito y simétrico. Sin embargo, los resultados de la formación de Santiago Abascal en las elecciones autonómicas andaluzas rompen esta convicción bien asentada entre los especialistas y nos sitúan ante un panorama inesperado y, si me apuran, de marcado carácter contra-intuitivo.

La segunda convicción desbaratada tras los comicios andaluces es la idea según la cual una mayor oferta y competencia en el interior de un mismo campo político disminuye las posibilidades de las formaciones que lo integran de acceder a responsabilidades de poder. Los doce diputados autonómicos de la extrema derecha desmienten los argumentos del “voto útil” que suelen usar los grandes partidos. No se trata de que la concentración del voto en pocos partidos no sea nunca políticamente útil en términos de reparto de escaños; sino que, en ciertas ocasiones (como sin duda la del domingo 2 de diciembre) no ocurre exactamente así. Traspasado cierto umbral de porcentaje de voto, la dispersión de la oferta puede jugar a favor de la constitución de nuevas mayorías. De este modo, la abstención de los sectores progresistas unida a la movilización por parte de Vox de una parte de la sociedad andaluza que no pensaba acudir a votar, aumentó en términos globales de escaños la eficacia del voto conservador. En definitiva, mientras que para el elector progresista votar al PACMA no fue políticamente útil, para el elector conservador elegir la papeleta de Vox maximizó las posibilidades de los partidos de derechas de formar gobierno.

Seguir leyendo »