eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La campaña toma el Congreso: Casado acusa de "vender la nación" a Sánchez, que reivindica una España "de todos"

Sánchez, Casado, Montero y Rivera llevan sus estrategias para el 28A a la sesión de control al Gobierno, la penúltima antes de la disolución de las Cortes

El líder del PP pide al jefe del Ejecutivo que "vaya empaquetando el colchón" y éste espera que "la mentira y la crispación salgan de la vida política"

La portavoz de Unidos Podemos reivindica que su grupo "ha arrancado" las principales medidas al Gobierno y acusa al PSOE de "no ser de fiar"

El presidente de Ciudadanos asegura que se metió en política "para que no hubiera presidentes" como Sánchez

43 Comentarios

Pedro Sánchez, durante la penúltima sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Pedro Sánchez, durante la penúltima sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Marta Fernández (Europa Press)

Pedro Sánchez, Pablo Casado, Irene Montero y Albert Rivera han llevado este miércoles la campaña electoral a la penúltima sesión de control al Gobierno antes de la disolución de las Cortes.

El líder del PP ha mantenido su tono bronco contra el presidente, al que ha acusado de "intentar vender la nación" a los independentistas. Sánchez ha tirado del argumentario electoral del PSOE para responder: "Está dibujando una España en la que solo caben los que piensan como usted y yo defiendo una España en la que cabemos todos".

El cruce de acusaciones con el relato que las formaciones van a hacer en los dos meses que quedan hasta las elecciones ha protagonizado la primera sesión de control tras el anuncio de convocatoria de generales para el 28 de abril. "Ojalá la mentira y la crispación salgan de la vida política", ha terminado el presidente en su 'cara a cara' con Casado en la línea de lo que mantendrá en la precampaña.

El líder del PP le había pedido previamente que fuera "empaquetando el colchón" de la Moncloa, ironizando sobre lo relatado por Sánchez en su libro, donde asegura que lo primero que hizo al llegar a la presidencia fue cambiar el colchón. En opinión de Casado, el mandato socialista "se puede resumir en que nadie hizo tanto daño a España en tan poco tiempo". "Quiso vender la nación a quienes quieren destruirla, pero como le hemos pillado han convocado elecciones", ha zanjado.

"Qué nivel señor, Casado", le respondía Sánchez. "Usted ha traído aquí el insulto y la mentira. Usted tiene la lengua muy larga, usted insulta porque no tiene ni razones ni argumentos para hacer oposición", le acusaba el presidente del Gobierno al líder del PP, a quien le ha recordado la "foto del bloque de la involución" que se vio en la Plaza de Colón el pasado 10 de febrero.

Irene Montero: "No son de fiar"

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, también ha reclamado al presidente que haga balance de su gestión y le ha señalado que la mayoría de las medidas sociales de las que presume Sánchez se las "ha arrancado" su grupo parlamentario. Montero ha puesto como ejemplo la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros. "Ustedes pactaron una subida del 1% con Ciudadanos", le ha recordado Montero.

La dirigente de Podemos ha acusado además al Gobierno de "meter los recortes por la puerta de atrás" al imponer a los ministerios un tope del gasto del 50% mientras los Presupuestos de 2018 sigan prorrogados. "No son de fiar. Hacen lo mismo que Montoro", le ha reprochado.

Sánchez, que ha pasado por alto esta acusación, ha contraatacado con la ruptura de las negociaciones para pactar una reforma de las pensiones. El presidente del Gobierno, que ha reprochado a Montero el tono "de precampaña", ha conminado a Unidos Podemos a regresar al Pacto de Toledo "para garantizar las pensiones".

Rivera, por su parte, que ha asegurado que se metió en política "para que no hubiera" presidentes como Sánchez, ha obviado la pregunta que había registrado en el Congreso y directamente ha ido a los pactos postelectorales: "No se puede ir a las elecciones sin saber qué va a hacer", ha reconocido el líder de Ciudadanos, que le ha preguntado si "está dispuesto a negociar con el señor Torra una mesa con un mediador y 21 puntos inaceptables" así como si defiende "indultar de las posibles condenas a los golpistas". Sánchez ha evitado contestarle.

"Olvídese de cualquier pacto que no pase por los populistas y los independentistas", le ha dicho Rivera en la línea de lo que ha decidido su partido: no pactar con los socialistas tras el 28 de abril.

"¿Pretende poner un cordón sanitario al PSOE?", le ha preguntado Sánchez, que ha cuestionado el "concepto de democracia" que tiene Rivera al excluir a los votantes que tenga el PSOE. "Hemos venido a liderar el cambio y usted lo que está liderando es el cambio de chaqueta permanente". "Después de la foto con Abascal y Casado en Colón debe de tener un armario lleno de chaquetas. Ha dejado la chaqueta del liberal y se ha debido de poner una chaqueta que huele a naftalina, la de la ultraderecha", le ha espetado Sánchez. Los socialistas pretenden explotar el acercamiento de Rivera a PP y Vox para intentar arrebatarle votos de centro.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha