La portada de mañana
Acceder
España, encerrada antes del puente
Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual"
Opinión - Ayuso y sus demonios, por Esther Palomera

Instituciones de todo color político exigen al Gobierno más medios a las puertas del pico de la pandemia

Pedro Sánchez en la videoconferencia de presidentes.

Todos unidos contra el coronavirus pero con exigencias variadas para el Gobierno. Ejecutivos autonómicos y locales cierran filas con Pedro Sánchez ante el enemigo común que para todos supone el coronavirus mientras equilibran sus críticas y exigencias hacia el Gobierno, que ha asumido el mando único para luchar contra el COVID-19. En Moncloa insisten en que se está trabajando en total "colaboración" con el resto de administraciones del Estado, aunque admiten que se han visto "desbordados" por la complicada situación que atraviesa el país. Con toda la crudeza lo reconoció Sánchez este fin de semana cuando advirtió de que "lo peor está por llegar" y que en los próximos días la emergencia sanitaria iba a poner "al límite la capacidad moral y material" de España.

Madrid no puede disponer en el pico de la epidemia de plantas vacías en los hospitales semiprivatizados

Madrid no puede disponer en el pico de la epidemia de plantas vacías en los hospitales semiprivatizados

Pero al mismo tiempo que la mayoría de dirigentes regionales ofrecen lealtad, también lanzan un grito de socorro para exigir medios para hacer frente a una pandemia inaudita en la historia reciente de Occidente. Presidentes autonómicos y alcaldes reclaman más medios y más medidas, independientemente de las siglas por las que fueron elegidos. Hay una unanimidad total en la exigencia de material sanitario (mascarillas, respiradores, EPIs -equipos de protección individual-, etc.). El Ejecutivo es consciente del problema de abastecimiento y ha puesto a la industria a trabajar en la producción de ese tipo de material no solo para hacer frente a la actual emergencia sino en previsión de que la enfermedad se prolongue en el tiempo.

Ese clamor ante la falta de recursos sanitarios para contener al COVID-19 vista la grave situación que atraviesan algunos sistemas autonómicos, entre ellos el de la Comunidad de Madrid, que está al borde del colapso, así como la variedad de posiciones ante las medidas económicas que se pueden adoptar para paliar los efectos de la crisis protagonizaron las más de cuatro horas de conversación de Sánchez con los presidentes autonómicos por videoconferencia este domingo.

La necesidad de que esos trajes, mascarillas, respiradores y, sobre todo, los test de detección del COVID-19, tiene en vilo a la mayoría de dirigentes autonómicos, que este domingo se reunieron por videocoferencia con el presidente del Gobierno. Isabel Díaz Ayuso ha decidido desde que estalló la crisis ser el ariete del PP contra Sánchez, pero dirigentes mucho más templados insisten ahora en la urgencia de recibir material sanitario. Incluso el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, quien se ha mostrado leal y colaborador con el Gobierno central, ha urgido este fin de semana a agilizar la entrega de todas esas herramientas sanitarias.

Este lunes ha decidido cerrar la funeraria municipal por falta de material para atender el incremento de personas fallecidas, por no poder garantizar las medidas profilácticas que eviten el contagio. En Madrid, entretanto, se ha instalado una morgue provisional en el Palacio del Hielo, en vista del negro panorama de los próximos días, cuando está previsto que se supere el pico de esta catástrofe.

Debate: ¿más o menos confinamiento?

En la reunión del domingo, todos los presidentes aplaudieron la prórroga del estado de alarma y fueron varios los que reclamaron además al Gobierno ir un paso más allá. Quim Torra es el que más ha insistido públicamente en la necesidad de llevar a cabo el cierre total al menos de algunos focos principales de contagios –la Comunidad de Madrid, Catalunya, Euskadi y La Rioja–. Sánchez descarta esa opción, que también ha planteado Casado este lunes, porque sostiene que las medidas que ha adoptado España son lo suficientemente "drásticas" en relación a otros países de la UE y del mundo. La vicepresidenta económica Nadia Calviño volvió a descartarla este lunes con el argumento de que la economía española "ya está suficientemente ralentizada".

También los presidentes de Murcia, Castilla y León y Andalucía le reclamaron un mayor confinamiento. De hecho, Juanma Moreno Bonilla planteó la necesidad de cerrar puertos y aeropuertos. El Gobierno anunció este domingo la restricción temporal de los viajes. El murciano Fernando López Miras comunicó tras la videoconferencia el cierre de todas las actividades, a excepción de las esenciales, pero el Gobierno le desautorizó recordando que la autoridad competente para tomar medidas de ese tipo es el Ministerio de Sanidad después de que Sánchez asumiera el mando único a través del decreto de estado de alarma.

Pero también presidentes socialistas plantearon un mayor confinamiento respecto a la posición que hasta ahora ha mantenido Sánchez. Emiliano García-Page planteó que "se estudie si hay que endurecer las restricciones que ya están en vigor" al menos en "determinadas áreas". En esa misma línea, Ximo Puig expuso la necesidad de "acelerar" el confinamiento para evitar que a este mes haya que sumarle más adelante otros quince días. En esa misma línea se posicionaron los jefes de los ejecutivos canario y balear. Por el contrario, Alberto Núñez Feijóo e Iñigo Urkullu rechazaron la paralización económica para evitar el "coma".

Las autonomías reclaman recetas económicas

Díaz Ayuso reclamó, además, que el plan económico para paliar la crisis fuera "más ambicioso". "Considero que las soluciones deberían pasar por dos vías: acceso directo a liquidez y exención de una parte importante la factura fiscal de nuestros autónomos y empresarios, especialmente los de menor tamaño. Hay que eximir del pago de tributos como el IVA o el IRPF al tejido empresarial más vulnerable y de la cuota de la Seguridad Social para los 3,3 millones de autónomos registrados", expresó en una carta enviada a Sánchez horas después de la videoconferencia. En materia económica, Núñez Feijóo apostó por que las partidas destinadas al empleo puedan invertirse en otras partidas sociales o económicas.

Robles, al ataque por el cuidado de los mayores

Además de pedir más material sanitario, el presidente gallego y su homólogo castellano y leonés plantearon la necesidad de medidas específicas para las residencias de mayores, que son lugares especialmente vulnerables. Mientras, el Gobierno admite que la situación está descontrolada en algunos hospitales y residencias. La ministra de Defensa, Margarita Robles, dibujó ayer un escenario dantesco que está viviendo la Unidad Militar de Emergencias: "El Ejército ha podido ver ancianos, mayores, absolutamente abandonados, cuando no muertos en sus camas". Defensa ha confirmado que los militares que se han desplegado en los centros de mayores para distintas labores, entre ellas la de desinfección, han encontrado personas fallecidas, aunque en el momento de redactar esta información no han concretado detalles. Ni el número, ni los lugares, ni el tiempo que han permanecido los cadáveres conviviendo con los residentes".

Pero no solo los presidentes conservadores reclamaron iniciativas económicas. También lo hicieron los socialistas. El aragonés, Javier Lambán, reclamó más medios para el personal sanitario, así como más avales para las empresas y más medidas para los autónomos. García-Page pidió "un plan nacional de políticas activas de empleo", así como una aclaración del apoyo a pymes y autónomos y que "se permita movilizar el ahorro privado de los fondos de pensiones sin penalizaciones".

Urkullu solicitó a Sánchez que se agilicen las ayudas a las personas afectadas por los ERTEs y también se interesó por la llegada de los nuevos test rápidos de detección del coronavirus. Al igual que el lehendakari, la presidenta balear, Francina Armengol, aseguró que en este momento tienen el material necesario, aunque precisó que será necesario disponer de más. La socialista propuso, por ejemplo, la inclusión de los fijos discontinuos en los ERTEs.

Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2020 - 22:26 h

Descubre nuestras apps

stats