Santamaría: "Sufrimos a otros partidos que se juntaban contra el más votado, espero coherencia de Pablo"

Santamaría pide a Casado integración y promete generosidad tras imponerse por la mínima en la primera ronda de las primarias.

Sonriente y haciendo bromas a los periodistas -"si gano el congreso, prometo mejorar el aire acondicionado de esta sala"- compareció al filo de la medianoche la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya de Santamaría, en la sala de prensa de Génova 13. El recuento de la primera vuelta la había situado como ganadora de la noche, tras imponerse al vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, por 1.500 papeletas y una diferencia de dos puntos en porcentaje de voto. 

Sáenz de Santamaría gana por la mínima a Casado, que puede ser presidente del PP si le apoya Cospedal

Santamaría gana por la mínima a Casado, que puede ser presidente del PP con el apoyo de Cospedal

Santamaría ya había visto en las pantallas a Casado hacer guiños a la candidatura de Cospedal para lograr una integración que le garantice la presidencia en el partido de vuelta, donde serán 2.565 compromisarios -elegidos también este martes- quienes decidan el sucesor de Mariano Rajoy. Así que cuando se colocó ante el atril, la exvicepresidenta envió mensajes muy directos a su rival. Por las buenas: "Quiero dirigirme a Pablo Casado, nuestros militantes merecen un esfuerzo de integración y unidad. Quiero que Pablo Casado y yo misma se lo ofrezcamos a los afiliados. Siempre dije que haría un esfuerzo enorme de generosidad y cumpliré mi palabra. Aquí no sobra absolutamente nadie". 

Y de una manera algo más venenosa: "Hemos sufrido mucho de cómo se juntaban otros partidos que no ganaban las elecciones para que no gobernase el más votado. Yo no voy a ser incoherente. Espero que Pablo comparta esa visión de unidad y coherencia".

Cuando lanzó esos dardos, Santamaría ya había escuchado también mantener el suspense a su enemiga íntima, María Dolores de Cospedal, con la que ha mantenido unas relaciones muy tensas durante los últimos años. La anterior secretaría general había anticipado su idea de no incorporarse a la futura dirección del PP mientras pedía generosidad para que se integrase a algunos de sus colaboradores. Santamaría recogió ese guante que Cospedal había lanzado a Pablo Casado: "Son compañeros de partido, candidaturas de una valía extraordinaria, les acompañan gente con mucha tradición. Haré el máximo esfuerzo de generosidad con todas las personas que se han presentado a nuestro congreso".

Cuando se apagaron las luces de la sala de prensa del PP y acabó toda esa esgrima dialéctica, los colaboradores de la exvicepresidencia hicieron ver su convencimiento de que con pacto o sin él Santamaría será la próxima líder del partido porque en la votación de este jueves se garantizó también la mayoría de los compromisarios. El resultado se verá en el congreso programado para los días 20 y 21 de julio. Por si acaso, Santamaría avisa que su ruta hacia la presidencia no ha acabado: "He hecho cientos de kilómetros, he visitado muchas sedes, se me ha hecho corto". La campaña no ha terminado.

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2018 - 01:31 h

Descubre nuestras apps

stats