IU apuesta por reforzar la coalición con Podemos, hacer cambios y por más implantación territorial tras el 12J

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en un mitin junto al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y la candidata de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxotegi.

"Necesitamos acometer los cambios que estimemos oportunos desde la reflexión colectiva para avanzar hacia un espacio más útil para la mayoría social" tras el "grave retroceso del espacio político" que supuso el 12J para Unidas Podemos. La dirección de Izquierda Unida resume así su primer análisis de la debacle en las elecciones vascas y gallegas del pasado domingo. En un comunicado hecho público este martes, la Comisión Colegiada de la organización que lidera Alberto Garzón apuesta por mantener y profundizar la alianza electoral con Podemos, pero insiste, como ya ha hecho en el pasado, en la necesidad de ir más allá de una mera coalición. Además, reclama trabajar en una mayor implantación territorial, con "inversión de recursos y esfuerzos" para ello. Y plantea "explorar" un Gobierno de coalición con EH Bildu y el PSE en Euskadi por ser "aritméticamente posible y socialmente deseable".

Unidas Podemos desaparece en Galicia y se desploma en Euskadi

Unidas Podemos desaparece en Galicia y se desploma en Euskadi

El batacazo electoral del 12J es "un toque de atención ineludible para el conjunto de la izquierda", según la dirección de IU, que se reunió el lunes por la tarde para hacer un primer análisis de los motivos que llevaron a un resultado tan malo y de las soluciones que, en su opinión, hay que plantear.

Según este análisis, las elecciones se produjeron en un "momento político excepcional" por la "pandemia de la COVID-19", que "ha supuesto un incremento de la incertidumbre y de la crispación, alimentada por una derecha que aprovechó la pandemia mundial para desplegar toda su artillería de manera irresponsable y hasta límites inimaginables". En este escenario, continúan, se ha producido un "repliegue en torno a opciones nacionalistas/regionalistas que han sido capaces de ofrecer certezas y garantías desde el apego territorial".

Es justo la implantación territorial que no ha logrado Podemos, ni después Unidas Podemos, en los últimos años. "Esto nos obliga a repensar las debilidades de nuestro proyecto federal", apunta IU en su comunicado. Para la coalición de izquierdas no basta con "una buena gestión gubernamental" si falta "fortaleza organizativa, implantación territorial y vínculos sociales" sobre el terreno. Por eso, reclama a su socio una "inversión de recursos y esfuerzos para construir organización a lo largo y ancho de un país con la complejidad territorial del nuestro".

Para IU, esta falta de implantación sumado a "las imágenes de división y enfrentamiento interno que nos han acompañado en los últimos años restan credibilidad a nuestro proyecto político y son un lastre para la necesaria reconfiguración del espacio de Unidas Podemos".

Con todo, la dirección de IU zanja el debate sobre una posible ruptura de la coalición electoral que mantiene con Podemos desde 2016. "Sería errónea cualquier propuesta que consistiera en un repliegue identitario con tentación 'partidista'", apunta en el comunicado la Comisión Colegiada. La organización que lidera Garzón recuerda que hace un año, en las municipales y autonómicas de mayo, en varias comunidades se concurrió por separado y el resultado no fue mejor. Y que la división de la izquierda, creen, no es buena receta. Sin mencionarlo, el comunicado alude a la experiencia de Íñigo Errejón con Más País: "Como comprobamos en el ciclo electoral de 2019 con varios intentos a nivel estatal, las divisiones son penalizadas por la ciudadanía progresista y no representan una alternativa. La unidad es necesaria especialmente en momentos difíciles en los que afrontamos, entre otras amenazas, el embate reaccionario".

Apuesta por un Gobierno de coalición con Bildu y el PSE

La dirección de IU, además, sostiene que el resultado del domingo es, más allá de los malos resultados que logró Unidas Podemos, "la revalidación de gobiernos contrarios a los intereses de las familias trabajadoras". "El mantenimiento del PP en Galicia y la subida en escaños del PNV en Euskadi (pese a su caída en votos) suponen un toque de atención ineludible para el conjunto de la izquierda", añade el comunicado.

La coalición hace así "un llamamiento para explorar todas las posibilidades para un entendimiento de la mayoría institucional de izquierdas en Euskadi, aritméticamente posible y socialmente deseable".

En las elecciones del pasado domingo, EH Bildu logró 22 diputados, el PSE 10 y Elkarrekin Podemos, seis. Una suma de 38 escaños en el Parlamento de Vitoria que supone la mayoría absoluta. Durante la campaña, la candidata del espacio político, Miren Gorrotxategi, apostó por esta opción de forma clara. Una idea que apuntalaron tanto Garzón como Pablo Iglesias durante sus actos en Euskadi. El PSE, sin embargo, aseguró que no contempla esta opción.

Etiquetas
Publicado el
14 de julio de 2020 - 11:27 h

Descubre nuestras apps

stats