La Justicia insta a Ayuso a que facilite material de protección a sanitarios y residencias cuando “esté a su disposición”

Trabajadores sanitarios protegidos caminan por el interior del hospital de campaña montado en IFEMA.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) da tres días a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y al Servicio Madrileño de Salud para que evalúe los "riesgos" a los que se exponen los trabajadores de los centros sanitarios y las residencias de mayores y determine qué equipos necesita cada trabajador según el protocolo del Ministerio de Sanidad. Y, una vez hecha esa evaluación, insta a la Administración a que proporcione dichos equipos de protección individual a cada empleado "en cuanto pueda obtener los mismos y estén a su disposición".

Ayuso admite por primera vez que podría haber actuado antes frente al coronavirus

Ayuso admite por primera vez que podría haber actuado antes frente al coronavirus

Así lo establece un auto, al que ha tenido acceso eldiario.es, en el que estima parcialmente una demanda interpuesta por el sindicato CSIF. Esta organización sindical reclamó el pasado 31 de marzo que la Consejería de Sanidad pusiera a disposición de hospitales, centros de Atención Primaria, centros de Atención Especializada, SUMMA 112 y demás centros sanitarios y residencias de personas mayores los medios de protección "necesarios y adecuados a fin de preservar la salud de los trabajadores" frente al coronavirus en un plazo de 24 horas. 

En este sentido, la Sala de lo Social apunta que es un "hecho notorio la escasez de medios de protección y las dificultades de su adquisición en el mercado", incluso para las administraciones públicas y que un pronunciamiento sobre un "determinado plazo" sería una "obligación imposible de cumplir y ejecutar en estos momentos". "La que puede quedar sujeta a plazo es la obligación de evaluación de las necesidades de cada concreto puesto, pero no su entrega", razona el TSJM.

CSIF pedía, en concreto, batas impermeables, mascarillas filtrantes, gafas, pantallas de protección y contenedores grandes de residuos. En su escrito, aseguraba que pese a las denuncias interpuestas ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, la Comunidad de Madrid no había entregado los equipos de protección necesarios, sino que se había limitado a entregar una serie de material que resulta "notoriamente insuficiente, caducado en ocasiones, y que no cumple con los protocolos establecidos".

No obstante, el TSJM deniega la pretensión del sindicato de obtener kits PCR para el diagnóstico de la COVID-19 y sus consumibles, así como test de diagnóstico rápido no porque "puedan no ser necesarios, sino porque lo que se pide es un elemento propio de la prestación de asistencia sanitaria ajeno a la prevención de riesgos laborales". A raíz del auto, CSIF asegura en un comunicado que, pese a que el TSJM rechaza la petición de remitir kits de pruebas ante el coronavirus, seguirá "defendiendo la utilidad de estos test para los trabajadores de la Sanidad y de residencias, para velar por su seguridad y la de los pacientes y usuarios".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats