Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Catalunya se encamina a un primer pleno de investidura como cuenta atrás electoral
La frustración de la derecha agrava el choque entre poderes, por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Una desgracia llamada Macron', por Enric González

Algunos nombres del nuevo PSOE de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez celebra su victoria en las primarias del Partido Socialista. Foto: PSOE

Irene Castro

Una dirección “paritaria e intergeneracional” de la que formarán parte los dirigentes más fieles a Pedro Sánchez, que tratará de incluir también a “referentes” del socialismo sin que haya barones. Hasta ahora es lo poco que se conoce de la ejecutiva que perfila el secretario general. Quiere incluir “innovaciones” y, para ello, se está inspirando en modelos de partidos socialdemócratas europeos. La coordinación entre áreas y la activación de las agrupaciones locales son dos compromisos de Sánchez en su nuevo mandato. 

El líder socialista siente las manos libres para configurar la dirección a su gusto, aunque ya ha comenzado a hablar con los líderes territoriales para empezar a “recomponer” la relación. Con el asturiano, Javier Fernández, se vio en persona por su condición de presidente de la gestora y con el extremeño, Guillermo Fernández Vara, es con el que más ha avanzado. Se reunieron durante dos horas y media en una comida privada, según informó la Cadena SER. A Susana Díaz la dejó para el final. La presidenta andaluza se puso a su disposición pero también le advirtió de que debe “respeto” a los territorios y a los expresidentes del gobierno. 

Durante la campaña, Sánchez ya deslizó que no pretendía que la dirección se configurara en base a las cuotas territoriales, sino que buscaría a los perfiles que mejor le encajaran. No obstante, lo que dan por hecho en su entorno es que estarán aquellos que han formado para de su equipo en los últimos tiempos. 

José Luis Ábalos y Adriana Lastra coordinaron la campaña vencedora de Sánchez y ahora serán personas clave en el PSOE. Al valenciano le sitúan todas las quinielas en la secretaría de organización –y él no lo niega– y a la asturiana en la portavocía del Congreso –una posición que ella tampoco desmiente–. En ambos casos apelan a la prudencia porque quedan dos semanas por delante para encajar la dirección. La configuración final dependerá del “intercambio de cromos”, según reconocen fuentes próximas a Sánchez. Recuperar la figura de la vicesecretaría general para Lastra es otra opción que esas fuentes no descartan. En el Senado, las piezas fundamentales para Sánchez son la también asturiana María Luisa Carcedo (que fue secretaria general del grupo hasta la llegada de la gestora) y Ander Gil, que tiene posibilidades de ser el portavoz. 

José Félix Tezanos y Manuel Escudero se encargaron de redactar el documento 'Somos Socialistas. Por una nueva socialdemocracia' con el que Sánchez se presentó a las primarias. Fuentes próximas a Sánchez les sitúan en la nueva dirección. A Tezanos le visualizan en el área de Estudios y Programas y a Escudero, en economía. El primero será, además, defensor del documento de Sánchez en el congreso. 

Cristina Narbona también ha sido una de las estrechas ayudantes de Sánchez en su proyecto para reconquistar Ferraz. La exministra está dispuesta a colaborar en el nuevo PSOE, aunque ocupa un puesto en el Consejo de Seguridad Nuclear. Otra exministra, Carmen Calvo, también ha formado parte de la candidatura. Ambas serán delegadas en el 39º Congreso Federal por lo que tienen papeletas para defender el proyecto junto a José Félix Tezanos. 

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis es el enemigo histórico de Susana Díaz. En estas primarias le ganó la última batalla de una guerra que se remonta a su etapa en Juventudes Socialistas. Gómez de Celis ya apoyó a Sánchez en 2014, pero se quedó fuera del núcleo duro. Esta vez dan por hecho que tendrá presencia en Madrid y que saldrá de su puesto en el gobierno andaluz. A Santos Cerdán algunos le atribuyen el éxito de las cifras que alcanzó Sánchez. Se ha encargado de la parte más organizativa de la campaña, que incluyó la intendencia para la exitosa y sorprendente recogida de avales. Juanto a ellos, está Paco Salazar, de quien fuentes del equipo del secretario general dicen que tendrá peso en el nuevo PSOE. Salazar es uno de los hombres de confianza del alcalde de Dos Hermanas, Quico Toscano, que también ha estado junto a Sánchez desde el principio y es uno de los rostros más visibles de los opositores de la presidenta en Andalucía. 

El líder del PSC, Miquel Iceta, fue el primer dirigente territorial con el que se vio Sánchez tras su victoria en las primarias. Iceta ha dejado entrever que será Nuria Parlón quien represente al partido catalán en la dirección federal. La alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet fue su rival en las primarias. Próxima a Eduardo Madina en 2014, Parlón formó parto del 'comité de sabios' que creó Sánchez antes de las elecciones generales y después se convirtió en una de sus principales defensoras. A Meritxell Batet, Iceta sigue situándola en la dirección de grupo parlamentario. 

Sánchez quiere tener en la dirección al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ha sido uno de sus principales apoyos en las primarias en las que se ha llevado varios titulares por sus duras declaraciones contra Susana Díaz y sus partidarios. Puente ha reconocido que el secretario general le pide un nivel “grande” de compromiso en la dirección y que tiene que “reflexionar” hasta el congreso para ver si es compatible con la alcaldía. En Castilla y León otro de los hombres fuertes de Sánchez es Ibán García del Blanco, que fue responsable de Cultura y Movimientos Sociales en la anterior dirección. Este jueves le acompañó en la feria del libro de Madrid, lo que dio para pensar que puede repetir. 

Los diputados del 'no' a Mariano Rajoy se han convertido en los principales portavoces de Sánchez en su ausencia en el Congreso. Margarita Robles, Zaida Cantera, Odón Elorza, Sofía Hernanz, Susana Sumelzo y Rocío de Frutos han hecho campaña por el secretario general y ahora ascender en el escalafón de la bancada socialista, de la que fueron relegados a un segundo plano. Al 'club' de lo 'no' están muy próximos otros diputados como Pilar Lucio, que formó parte de la anterior ejecutiva, Pilar Cancela, presidenta de la gestora gallega, la burgalesa Esther Peña, o Manuel Mata, uno de los principales 'sanchistas' en Castilla-La Mancha.

Etiquetas
stats