eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

¿Quién es la persona que disputa la marca a Guanyem?

Julià de Fabián tiene un largo pero infructuoso historial de intentos de entrar en partidos políticos. En 2011 logró un acta de concejal en el mismo municipio que revocó por problemas de salubridad la concesión del servicio de aguas a una de sus empresas

En agosto inscribió el partido Ganemos en el Ministerio del Interior. Pese a presentar información falsa, el departamento lo admitió y cerró la puerta a iniciativas como Guanyem Barcelona o Ganemos Málaga

35 Comentarios

NO USAR - NO USAR - NO USAR. / Imagen cedida por el Movimiento RED

De Fabián, a la izquierda de Elpidio Silva./ Imagen cedida por el Movimiento RED

Julià de Fabián es concejal del Ayuntamiento de Santa Maria de Palautordera, en Barcelona (10.000 habitantes), tras diversos intentos con varios partidos políticos. El edil mantiene una relación particular con el municipio: además de vivir en una de sus urbanizaciones, desde 1999 sus empresas surtieron de agua a la localidad. Hasta que, en 2008, el consistorio tuvo que revertir la concesión al detectar problemas de salubridad en el depósito principal y ante los cortes de suministro que denunciaban los vecinos.

De Fabián, con un largo historial de intentos de entrar en partidos como Ciutadans, UPyD, Escaños en Blanco o el Movimiento en RED del exjuez Elpidio Silva, ha logrado inscribir en el registro del Ministerio del Interior un partido con el nombre Ganemos, lo que ha impedido que iniciativas ciudadanas como Ganemos Málaga o Guanyem Barcelona puedan inscribirse. La plataforma que lidera Ada Colau está dispuesta a dar la batalla y denuncia la “complicidad” del departamento que dirige Jorge Fernández Díaz.

De Fabián logró su objetivo en 2011: con 229 votos, un 6,11% del total, logró un acta de concejal con el partido Ciudadanos en Blanco. Y la recogió, contraviniendo los principios que supuestamente defendía la formación. Antes, ya lo había intentado en varias ocasiones: en 2003, con el Partit dels Veïns (Partido de los Vecinos) y en 2007 con Ciutadans, con resultados muy inferiores a los de 2011. La diferencia es que en estos últimos comicios contó con el apoyo inicial de otro partido, Escons en Blanc (Escaños en Blanco).

Joan Ramon Serra, responsable de campaña de Escons en Blanc explica a eldiario.es que fue De Fabián quien contactó con ellos como representante de Ciudadanos en Blanco. “Nosotros solo existíamos en Cataluña y ellos, que propugnaban el mismo principio, se movían por todo el Estado”, rememora Serra. Ambas formaciones sellaron un acuerdo de coalición para dos municipios, pero en seguida saltaron las alarmas. De Fabián exigió ir de número uno de la lista en Santa Maria de Palautordera.

¿Qué sentido tenía ir primero o quinto cuando el principio de los dos partidos era no recoger el acta y dejar el asiento vacío en el Pleno? “Era extraño. No nos fiábamos”, asegura Serra. “Rompimos antes de las elecciones pero el registro ya estaba hecho. Él registró la papeleta como hartos.org-voto en blanco y sacó el concejal. Tardó solo dos meses en recoger el acta”.

De Fabían, con quien ha intentado ponerse en contacto sin éxito eldiario.es, reclamó el acta, aunque no acude a ningún pleno, según se puede comprobar en el registro de actas del Pleno. Por ello, no cobra las dietas que la legislación contempla, único pago personal al que tiene derecho por su actividad política. “Va vendiendo por ahí que ha renunciado a cobrar del Ayuntamiento", asegura un miembro del Consistorio, "pero es falso, no cobra porque solo tiene derecho a dietas por asistencia y no asiste".

Esta misma persona, que prefiere no ser identificada, asegura que “la mayoría de los miembros de la lista no eran ni del pueblo”. Y remacha: “Vive en una urbanización a las afueras, es poco conocido aquí".

Según el mismo relato, De Fabián era administrador único de dos empresas, Can Montseny S.L. y Can Paga S.L. A través de una de ellas, Can Paga S.L., prestaba servicio a la urbanización en la que él mismo reside. "Con una compraba y con otra vendía", asegura. "No cumplía con el servicio y además no pagaba. Fue llevado a juicio por sus acreedores y condenado, pero la empresa se encontraba sin fondos y no pagó".

Fuentes municipales aseguran que De Fabián adeuda cerca de 100.000 euros a diversas empresas. Entre ellas, una filial de Aguas de Barcelona (Agbar). Precisamente el partido 'fantasma' Ganemos tiene su sede en una nave industrial abandonada propiedad de Agbar y muy próxima a la Sagrada Familia. La compañía ya ha declarado no tener ninguna relación con el registro del partido y se ha puesto a disposición de Guanyem para colaborar en su batalla con De Fabián.

La compañía del entonces aspirante a concejal fue intervenida por el Ayuntamiento en 2008 por incumplimiento de la normativa higiénico-sanitaria y por riesgo de suspensión del servicio debido a las deudas adquiridas. El informe técnico alegaba "deficiencias graves" en el mantenimiento y conservación de las instalaciones.

La plataforma Hartos.org

De Fabián empleó la plataforma Hartos.org como paraguas para concurrir a las elecciones municipales, pero también lo ha intentado en autonómicas y generales. En ella, según su propia información, se agrupan unas 200 formaciones políticas de muy distinto pelaje. Entre ellas han estado, por ejemplo, el ultraderechista Movimiento Social Republicano.

La estrategia del concejal es sumar cuantos más partidos mejor. En las últimas europeas, por ejemplo, intentó concurrir primero con el Partido X y después con el Movimiento RED del exjuez Elpidio Silva. Ambos aseguran a eldiario.es que su relación fue menos que efímera. “Intentamos una alianza electoral con ellos. Duró dos días. Vimos que él no cumplía con nada de lo acordado”, recuerdan fuentes del Partido X. Desde la formación del exmagistrado el relato es similar: “Hubo un intento de acuerdo pero no salió adelante”.

De Fabián, sin embargo, logró aparecer junto a Elpidio Silva en una fotografía tomada en abril, a poco más de un mes de los comicios. Todas las fuentes consultadas por eldiario.es coinciden en su insistencia en no ser relacionados con el concejal, del que guardan un recuerdo muy poco grato pese a lo corto de su relación.

La sede de Hartos.org está en un domicilio inexistente que coincide con la ubicación de la Sagrada Familia de Barcelona.

Antes de constituir este movimiento, De Fabián tuvo enfrentamientos legales con UPyD, quien denunció al ahora concejal por usurpar su logotipo en una página web, cuyo dominio fue suspendido por Red.es, el organismo encargado de gestionar los dominios .es.

La política no es la única actividad del concejal. En 2005 presidió la Asociación de Accionistas de Terra (Accter), que reclamaba una compensación económica a Telefónica por las pérdidas que supuso la salida a Bolsa de la filial de Telefónica. Accter perdió la demanda y fue condenada a pagar las costas del proceso.

El papel del Ministerio del Interior

La irrupción del fenómeno Guanyem y las posteriores réplicas en toda España fueron vistas como una oportunidad por De Fabián. El concejal, tal y como ha reconocido en un comunicado remitido a los medios de comunicación, participó en varias de las asambleas de la iniciativa ciudadana en Barcelona. “No somos extraños, somos críticos con la señora [Ada] Colau y su grupo”, asegura.

Esta referencia pone de relieve que De Fabián conocía la estrategia de Guanyem Barcelona, por otro lado pública, de recopilar 30.000 firmas antes de constituirse oficialmente. Mientras ese día llegaba, De Fabián se adelantó y pidió la inscripción ante el Ministerio del Interior para, posteriormente, exigir un puesto de dirigente en Guanyem con el que organizar una estructura estatal.

De Fabián, sin embargo, no contaba con que Guanyem, antes de completar la recogida de las firmas, se curara en salud y se constituyó ante notario como partido antes de que lo hiciera el concejal, según la documentación a la que ha tenido acceso eldiario.es.

Pese a ello, el Ministerio del Interior concedió a De Fabián la inscripción en el registro de partidos. Y pese a que la información aportada en la solicitud es errónea: la calle Mallorca, 424, de Barcelona es una nave industrial privada que no tiene nada que ver con él. Aún así, figura como sede en la página web del departamento que dirige Jorge Fernández.

Desde Guanyem denuncian que Interior está “utilizando el procedimiento administrativo para torpedear el registro de un partido”, el suyo. Y relatan que De Fabián es un “farsante” cuyo ánimo es “fraudulento”.

El Ministerio responde que “no ha habido ningún tipo de incidente” durante la tramitación. “Todo el registro se ha desarrollado con normalidad, siguiendo el cauce habitual de un registro, sin ningún incidente”, señalan.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha