El PP vuelve a recurrir a las víctimas para intentar remontar en las encuestas

Rajoy con Mari Mar Bermúdez (madre de Sandra Palo) y Antonio del Castillo (padre de Marta del Castillo)

En su peor momento en las encuestas y con su hegemonía en el centro-derecha por primera vez amenazada por Ciudadanos, el Partido Popular vuelve a recurrir a las víctimas. Esta vez, a propósito de la prisión permanente revisable, la cadena perpetua que reinstauró en 2015 cuando aún tenía mayoría absoluta y que ahora pretende ampliar a cinco tipos de delitos más.

Subasta electoral tras el crimen de Diana Quer: el PP y Ciudadanos agitan el endurecimiento de penas

Subasta electoral tras el crimen de Diana Quer: el PP y Ciudadanos agitan el endurecimiento de penas

Dirigentes del Gobierno y del Partido Popular aluden directamente a las encuestas. Tanto el presidente, Mariano Rajoy, como el ministro de Justicia, Rafael Catalá, como otros portavoces del partido han recurrido a los sondeos para justificar la necesidad de un nuevo endurecimiento del Código Penal, tras más de una década de caída de los delitos más graves. España es el segundo país de la Unión Europea con la tasa más baja de homicidios: 0,63 por cada 100.000 habitantes. Solo Austria es más seguro.

Y, sin embargo, el Partido Popular apela a la opinión pública siguiendo la estela de los programas de televisión que han dedicado horas y horas al asesinato de la joven madrileña Diana Quer.

Con su padre, que desde que se descubrió el cadáver recoge firmas en internet para tratar de evitar que se derogue la prisión permanente revisable, en primera fila, Mariano Rajoy dijo hace dos semanas en un acto monográfico en Andalucía: "La mayoría de españoles saben que lo que es permanente es el dolor de una madre o de un padre de un menor asesinado, o el de un hijo de la víctima del terrorismo, y ese dolor que es permanente, por desgracia, no es revisable".

Un día más tarde, su ministro de Justicia, Rafael Catalá, tiraba del mismo argumentario en una entrevista en TVE: "El dolor de las víctimas sí que no es revisable, y no podemos evitarlo, si tengo que elegir me pongo del lado de las víctimas, de las del terrorismo, y de las del delito porque está muy bien esto de que las penas vayan orientadas a la rehabilitación del delincuente, esta es una parte importante, pero y las víctimas, quién escucha a los padres de niños asesinados con una crueldad atroz y eso no es legislar en caliente, en el programa del PP de 2011 ya estaba el compromiso de llevarlo adelante, tiene un problema el que se olvida de las necesidades reales de las personas, y el que cree que por ser  un experto en derecho o no sé qué puede desatender las demandas de la sociedad".

"El principal aval de la prisión permanente revisable es el apoyo de los españoles", aseguraba también el ministro de Justicia el pasado viernes. Esta afirmación se producía días después de que Juan Carlos Quer, padre de Diana, y Juan José Cortés, padre de Mari Luz, recogiesen a través de Internet 2 millones de firmas en contra de la derogación de la prisión permanente revisable. Además, a la norma planteada por el PP se sumaba el apoyo mostrado por los familiares de otras víctimas, como la madre de Ruth y José, víctimas de José Bretón, o los padres de Marta del Castillo.

"Usted traiciona a los muertos"

No es la primera vez que el Partido Popular recurre a las víctimas en momentos complicados. Durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, el partido de Mariano Rajoy convirtió a ETA en su principal arma contra el Gobierno. "Usted traiciona a los muertos y ha revigorizado a una ETA moribunda", aseguraba sobre Zapatero el presidente de los conservadores en el 2005. En aquel momento, la principal baza dialéctica de Rajoy fue la situación de desamparo en la que supuestamente se encontraban los afectados por la banda terrorista y en la lucha contra ésta. "44 millones de ciudadanos no pueden aceptar que ETA amenace a todos los españoles y que el presidente del Gobierno siga sin decir que se acabaron las negociaciones y las conversaciones con Batasuna", aseguraba Rajoy.

El PP no solo había utilizado a las víctimas del terrorismo etarra para enfrentarse a Zapatero, sino que también afirmaba que el Gobierno pactaba con ETA al margen de España. Rajoy acusó al presidente de negociar con los terroristas con la intención de mantenerse en el poder. Además, culpó al jefe del Ejecutivo de "arrodillarse" ante los nacionalistas y de "entregar" Navarra al apodado "proyecto Euskal Herria".

De las víctimas de la banda terrorista para enfrentarse a Zapatero, el Partido Popular ha pasado a ampararse en lo que parece un clamor popular. Además de la opinión pública, la fuerza política de Mariano Rajoy cuenta con el respaldo de los familiares de las víctimas de aquellos casos que tuvieron una gran cobertura mediática y con el aval que le otorgan los sondeos. El PP impulsa así un escudo para la prisión permanente revisable mientras el resto de partidos trata de derogarla.

Etiquetas
Publicado el
17 de febrero de 2018 - 20:41 h

Descubre nuestras apps

stats