Sánchez cree que el rey emérito debe “una explicación” tras el informe de la Fiscalía

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Irene Castro


21

Pedro Sánchez cree que el rey emérito debe una explicación a los españoles después de que la Fiscalía haya dado por acreditado que se enriqueció durante su reinado y también posteriormente de espaldas a Hacienda, aunque ha archivado las investigaciones porque era inviolable, han prescrito los hechos o ha regularizado la situación ante la Agencia Tributaria en estos meses.

La Fiscalía cierra las investigaciones a Juan Carlos I alegando que los delitos prescribieron

La Fiscalía cierra las investigaciones a Juan Carlos I alegando que los delitos prescribieron

“Debe dar una explicación a los españoles”, ha afirmado el presidente en una conversación informal con los periodistas en el avión hacia Letonia, donde visitará el destacamento de la OTAN en el que participa España. En lo que no quiere entrar es en el formato en el que el exjefe del Estado debería rendir cuentas y considera que es una decisión que compete al emérito: “No me meto en el cómo. Tiene que aclarar toda la información que hemos ido conociendo y que viene en el informe de la Fiscalía, que retrata una serie de conductas”. 

Sánchez conoció el lunes por la tarde de la decisión del emérito y Zarzuela de que permanezca de forma estable en Abu Dabi, aunque visite “con frecuencia” España. “Fui informado por parte de la Casa Real del sentido de la carta, no del contenido”, ha explicado el presidente, que sitúa en un “acuerdo” de “los reyes” todo lo relativo al regreso de Juan Carlos I a territorio nacional y que, según la carta difundida por Zarzuela, se circunscribirá al “ámbito privado”. La Casa Real difundió el contenido horas después de comunicárselo a Moncloa, aunque la misiva tiene fecha del sábado.

El jefe del Ejecutivo se limita a hacer “acuse de recibo” de la decisión. “Lo que no es de recibo son las informaciones que hemos ido conociendo, que son decepcionantes”, ha insistido. En su misiva, el exjefe del Estado tan solo hace una pequeña alusión a esa conducta que dice lamentar “sinceramente” pero que enmarca en “acontecimientos pasados” de su “vida privada”.

Sánchez ha reiterado que se informará de las medidas de transparencia que el Gobierno quiere que implemente la Casa Real cuando se tome una decisión. Por ahora, el nuevo reglamento de la Corona o la retirada de la inviolabilidad del monarca en su vida privada siguen en un cajón. “No nos afecta solo a nosotros. Es otra institución”, ha justificado. Algunas fuentes gubernamentales admiten la lentitud de la Casa del Rey para llevar a cabo los cambios que consideran que son necesarios para que mejore su imagen pública tras los escándalos del emérito.

Sobre la crisis en la coalición: “Lo que tenemos enfrente es tan gordo que trasciende a las diferencias”

Preguntado por la crisis en la coalición a raíz del envío de armas a Ucrania, Sánchez ha intentado minimizar el choque con Podemos. “Entiendo la pregunta, pero lo que tenemos enfrente es tan gordo y tan grave que la situación trasciende a las diferencias”, ha respondido el presidente, convencido de que “la mayoría social está con el Gobierno” en su posición frente a Vladimir Putin. “La dinámica interna puede ser de interés”, ha dicho a los periodistas, “pero hay que resituar el debate”. En todo caso, reconoce que las ministras Ione Belarra e Irene Montero “este lunes matizaron” su posición, aunque no ha querido decir si cree que fue por la conversación que mantuvieron con el titular de Presidencia, Félix Bolaños. El presidente habló con la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y con la responsable de Igualdad en el acto del 8M, pero no lo ha hecho con Belarra.

“El Gobierno va a hacer lo que tiene que hacer, va a estar donde tiene que estar. Tenemos claro quién es el agresor y quién el agredido”, ha señalado sobre la invasión rusa de Ucrania. Sánchez pone el énfasis en la “unidad” tanto de la UE como de la OTAN, que cree que se debe “apuntalar” aprovechando la coyuntura bélica. Y también considera que se está produciendo un “cambio en el orden internacional”, en el que la alianza atlántica y los veintisiete deben estrechar su colaboración.

Para eso servirá, ha explicado, la “cena informal” que se celebrará en Madrid durante la cumbre de la OTAN que albergará en junio. “La Comunidad de Madrid se ha convertido en algo muy relevante en la historia de la propia OTAN”, ha afirmado sobre esa cumbre en la que se redefinirá la “estrategia 2030” de los aliados. 

Sánchez justifica su cambio de posición respecto al envío de armamento en la “evolución” de la guerra, pero fía la respuesta a la “unidad” en el seno de la UE y se refiere a los futuros consejos europeos para decisiones como las nuevas sanciones a Rusia.

Respecto al incremento de los precios, especialmente de la energía, Sánchez se remite a las decisiones que se adopten en Bruselas esta semana y sostiene que se mantendrán las medidas aprobadas por el Gobierno hasta junio, lo que cifra en 3.000 millones de euros de inversión pública, y considera que las interconexiones de suministro que se puedan poner en marcha en España debería financiarlas la UE e incluir las energías limpias y no solo el gas. En el caso de España, dice que el primer ministro de Argelia le garantizó el suministro durante una conversación que mantuvieron recientemente. 

A Feijóo: “El tiempo de la ambigüedad se acaba”

En clave nacional, da por hecho que Alberto Núñez Feijóo será el nuevo líder del PP, aunque no le ha llamado por “formalismo”. Lo hará cuando sea formalmente elegido. “Ha dicho que no viene a insultar, que es algo que se agradece”, ha bromeado.

Pero avisa al presidente gallego de que “el tiempo de la ambigüedad se acaba y llega el de la concreción”. Así, ha dado la bienvenida a los acuerdos que puedan alcanzar, entre ellos la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ve “imperativo”. No obstante, considera que la prueba de fuego del dirigente del PP será la investidura en Castilla y León, que se producirá ya “en su mandato”. 

“Vamos a ver si se da ese primer paso hacia algo inédito y grave, que pueda haber un gobierno regional cogobernado por la ultraderecha”, ha señalado. “Son problemas que va a tener que enfrentar. Espero que recapacite y reconsidere la oferta que le ha hecho PSOE”, ha rematado en referencia al apoyo que los socialistas se abren a dar al PP si rompe sus acuerdos con Vox.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats