El edil de Vox que llamó "enfermos" a Más Madrid, un abogado a las órdenes de Ortega Smith

Edil de Vox insiste en no utilizar el lenguaje inclusivo pero pide amparo cuando en Más Madrid le definen como "señoro"

Pedro Fernández (Madrid, 1970) es un ejemplo de cómo el rápido crecimiento de Vox en el último año ha llevado a algunos de sus integrantes más antiguos a asumir múltiples responsabilidades para ocupar los huecos libres que necesitaba llenar el partido. Fernández pasó casi desapercibido como abogado de la formación de extrema derecha en el juicio del procés y aún no ha tenido tiempo de debutar en esta legislatura como diputado en el Congreso. Pero ha sido en otra de sus tareas, la de concejal en el Ayuntamiento de Madrid, donde el pasado martes consiguió su minuto de gloria en los telediarios.

Edil de Vox insiste en no utilizar el lenguaje inclusivo pero pide amparo cuando en Más Madrid le definen como "señoro"

Edil de Vox insiste en no utilizar el lenguaje inclusivo pero pide amparo cuando en Más Madrid le definen como "señoro"

Fernández compaginará a partir de ahora ese cargo de edil en Madrid con el de diputado de Vox por Zaragoza, el único escaño que sacó la formación de ultraderecha en Aragón. Dado que no cuenta con vinculación conocida con esa comunidad autónoma, es considerado uno de los muchos 'cuneros' de la política que aterrizan en las candidaturas provinciales por necesidad o como fichaje de un partido.

El concejal y diputado de Vox fue el protagonista del pleno municipal del martes pasado al calificar a los ediles de la bancada de Más Madrid como "enfermos" en un debate sobre el veto parental en el Ayuntamiento. "Aparte sus marxistas deseos y apetitos sexuales de mi hijo y pierda toda esperanza de adoctrinarlos para convertirlos en enfermos como ustedes", les espetó Fernández durante su intervención.

Además, en ese pleno, el representante de Vox se afanó en no emplear intencionadamente el lenguaje inclusivo refiriéndose en numerosas ocasiones ocasiones a la edil de Más Madrid, Pilar Sánchez, como "presidente de la comisión de Seguridad". Pero después pidió amparo a la presidenta del Pleno en ese momento, Almudena Maíllo, cuando el concejal de esa formación, José Manuel Calvo, le llamó "señoro de la ultraderecha".

Pedro Fernández es abogado, licenciado en Derecho por la UNED, con despacho propio desde 1996, y ha sido vicesecretario jurídico del partido siendo recientemente sustituido por Marta Castro. Actualmente es vocal del Comité Ejecutivo Nacional de Vox. Ha sido el encargado junto al secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, de ejercer la acusación popular en el Tribunal Supremo contra los líderes independentistas en el juicio del 'procés'.

Según explica en su ficha la formación de extrema derecha, Fernández ha sido profesor en el Máster de Acceso a la Abogacía en importantes universidades españolas: CEU San Pablo, la Universidad Complutense de Madrid o la Universidad Europea, y en otros organismos como el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) y el Colegio de Abogados de Madrid.

En 2016 Fernández defendió como abogado a otro dirigente de Vox, Juan Ignacio Mínguez, detenido en el Peñón de Gibraltar por participar en el despliegue de una gran bandera de España y que alegó haber sufrido torturas. De aquel rocambolesco y sonado episodio, que tuvo lugar el 20 de junio de ese año, se dio buena cuenta en los medios de comunicación porque Javier Ortega Smith, que participó también en la acción, tuvo que salir nadando para evitar ser identificado y arrestado al cruzar la verja.

Varios militantes del partido desplegaron una bandera española de 18x11 metros de longitud en el lado norte del Peñón de Gibraltar. Lo que la formación calificó como "una hazaña" se llevó a cabo en torno a las dos de la tarde, aunque la enseña solo se mantuvo en lo alto de la roca durante 20 minutos, el tiempo que tardó la Royal Police en retirarla.

En diciembre del año pasado, el Gobierno gibraltareño presentó una denuncia contra cuatro dirigentes de Vox acusándoles de un delito de incitación al odio, según señalaron fuentes del Ejecutivo de la colonia en un comunicado. Dos años antes de aquel incidente, en 2014, el Ministro Principal del Peñón, Fabián Picardo, ya pidió a la Interpol el arresto de Abascal y Ortega Smith después de que ambos intentaran extraer uno de los bloques de hormigón que Gibraltar arrojó al mar un año antes para impedir que los pescadores pudieran faenar en aguas de la bahía de Algeciras.

Picardo ha sido muy duro con la formación ultraderechista, sobre la que ha llegado a afirmar que "su lenguaje se ha visto antes en la Alemania de los años 30 o en los balcanes". "Creo que se arrepentirán muchas personas de prestarle el voto a un partido que lo que representa es el tiro en la nuca y las cunetas de los años 30 en España, no representa otra cosa", dijo Picardo, que añadió que "la Falange vuelve y se llama Vox".

Antiguo asesor jurídico de Izquierda Unida

En la pasada campaña electoral, el Heraldo de Aragón acompañó a Fernández en una de sus jornadas. En la conversación con ese periódico destacó que "lo peor" que había vivido en política desde que entró en el partido fueron "los ataques de todos los colores" que había sufrido la formación.

Ese mismo diario publicó que el diputado y concejal de Vox asesoró durante 10 años -entre 1997 y 2007- como abogado al grupo municipal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de El Escorial (Madrid). Según el testimonio de uno de esos concejales de IU, Santiago Herranz, Fernández comenzó a prestar sus servicios cuando el partido contrató la asesoría jurídica de un despacho de abogados. Pero comentó que cuando el propietario de este bufete se jubiló, el grupo municipal siguió contando con los servicios del Fernández, con el que "no ganaron ni un juicio"

Este jueves, Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava, se enzarzaba en Twitter contra Fernández con el que mantenía un duro cruce de mensajes a cuenta de su polémica intervención en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid.

"¿Quién es este energúmeno?", se preguntaba el dirigente del PP vasco en la red social compartiendo un vídeo de la intervención del edil del partido de extrema derecha donde reivindicaba el veto parental. "Que manera de perder los papeles y hacer el ridículo y que apuro estarán pasando sus pobres hijos", añadía.

El edil de Vox no tardó en responder para recordarle que gracias al voto de Vox, su compañero de filas, José Luis Martínez Almeida, es alcalde de Madrid. "¿Quién es ahora el energúmeno?", se preguntó, a su vez.

"Se me ocurren mejores argumentos para defender el pin parental y la libertad de los padres", volvió a responderle Oyarzabal. "Es usted el claro ejemplo de la derechita cobarde", zanjó por su parte Fernández.

Lo más llamativo era ver que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, también arremetía contra el concejal de Vox pese a que el Gobierno regional formado entre el PP y Ciudadanos depende de la formación de extrema derecha, al igual que en el Ayuntamiento.

Aguado se hizo eco de un tuit del colectivo LGTB, que reproducía con gran indignación los insultos en el Pleno municipal de Fernández a Más Madrid, y escribió en Twitter: "En esta intervención solo hay un enfermo. Enfermo de odio, además. La peor de las enfermedades".

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2020 - 20:28 h

Descubre nuestras apps

stats