eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Zaplana y la prisión preventiva

Respondemos a las preguntas de los lectores y socios sobre el funcionamiento de eldiario.es

Puedes mandar tu pregunta, sugerencia o queja a través de este formulario

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Marta Bravo: "En general estoy muy satisfecha como socia de eldiario.es, y en concreto con la rigurosidad y aporte de datos de la mayoría de artículos. Pero hay un tema sobre el que estoy un poco descontenta, y es que han aparecido hasta 13 artículos sobre la continuidad de Zaplana en prisión, algunos describiendo la situación y otros pidiendo su liberación. Pero creo que en ningún artículo se hace un análisis de casos similares. ¿Es Zaplana el único preso preventivo enfermo en prisión? ¿Cuántos presos enfermos condenados hay en España? ¿Cuál es el criterio de excarcelación? Es decir, ¿hay que liberar a Zaplana porque su caso es único o tal vez habría que modificar la ley?"

Hola Marta. Gracias por tu interesante pregunta y por tu apoyo como socia a eldiario.es. Por lo que sabemos en eldiario.es, Zaplana sí es un caso bastante excepcional en las cárceles españolas. No porque esté enfermo, que hay muchos otros presos que lo están. Sino porque se podría encontrar en fase terminal, y en esa situación lo habitual suele ser –aunque en ocasiones con dificultades– que los presos salgan de prisión.

Normalmente, la decisión de excarcelar a un enfermo terminal la toma el juzgado de vigilancia penitenciaria. Si la salida de la cárcel de Zaplana dependiera de un juez así, lo más seguro es que ya estuviera en libertad. Pero una de las diferencias del caso de Zaplana respecto a otros presos en fase terminal es que está en prisión provisional, aún sin una sentencia que le condene, bajo una investigación de corrupción.

La prisión preventiva en España solo se puede justificar legalmente por tres motivos: el riesgo de fuga, la destrucción de pruebas y el riesgo de reiteración en el delito. De estos tres, la juez aduce los dos primeros y es difícil saber hasta qué punto es así porque la investigación aún está bajo secreto. No se sabe exactamente qué hay ahí, aunque parece difícil de creer que un enfermo terminal se vaya a fugar o que, después de ocho meses encarcelado, aún pueda destruir pruebas importantes. Tampoco se entiende por qué la juez no sustituye esa prisión preventiva por otras medidas, como el arresto docimilario, que permite  el artículo 508 de la Ley de Enjuciamiento Criminal "cuando por razón de enfermedad el internamiento entrañe grave peligro para su salud".

Por lo que hoy sabemos en eldiario.es, no hay en este momento otro caso equivalente en España: el de un preso enfermo terminal en prisión preventiva. Lo vamos a investigar y si lo hubiera, sin duda informaremos de ello, igual que lo hemos hecho con Eduardo Zaplana.

Personalmente, pocas cosas me repugnan tanto como la corrupción. Pero creo que nadie, ni el peor criminal, menos aún alguien que todavía no ha sido juzgado, se merece morir de esta forma en prisión.

Andrés Romeu: Hola. Soy socio y me gustaría saber la razón de relegar la noticia sobre el ataque terrorista de un ex-policía en Amurrio contra el caserío de una familia ha sido relegada a la edición local y no merece una entrada en la edición nacional. Gracias.

Hola Andrés. Gracias por tu apoyo como socio. A diferencia de lo que ocurre en el papel, que una noticia aparezca en una de nuestras ediciones locales no significa que haya sido relegada. La clave no está tanto en cuál es la sección donde se publica o se elabora esa noticia –siempre se ocupa la redacción más cercana de las doce ediciones que tenemos en eldiario.es por toda España–, sino si la información aparece después en la portada nacional, o si la movemos en redes.

En el caso de la noticia de la que hablas, la elaboraron nuestros compañeros de eldiarionorte porque sucedió en Euskadi, pero no estuvo relegada, ni mucho menos, a la portada local. Apareció ese día en la portada principal de eldiario.es, tuvo después seguimiento con otras noticias y la movimos a través de las redes sociales desde las cuentas de eldiario.es. Aquí tienes el tuit.

David Garces Urzainqui: "Quiero mostrar mi escándalo ante la aparición en el blog "ConsumoClaro" de dos artículos con consejos para la compraventa de bitcoins. Para más inri, en uno de ellos se menciona como ventaja que "ni Hacienda ni ninguna otra entidad tiene conocimiento de las compras y ventas que hacemos porque no deja rastro". ¿Planean escribir próximamente sobre los mejores servicios de la banca privada para guardar nuestro dinero sin problemas en las Caimán? Las criptomonedas no son más que una herramienta para la especulación y la evasión de impuestos, así como una opción atractiva para criminales de todo pelaje. Por no hablar del impacto ecológico negativo de la minería de Bitcoins, para la cual en países pobres se desvía un precioso recurso (la electricidad) que podría emplearse para mejores fines. En definitiva, es indignante que hagan publicidad (gratuita) de las criptomonedas".

Hola David. He trasladado tu queja a Jordi Sabaté, autor de esa información y responsable de Consumo Claro. Me responde que  dicho artículo surgió precisamente a pregunta de un socio de eldiario.es y que las criptomonedas no se inventaron con el fin de ser herramienta para la especulación y la evasión de impuestos, ni una opción atractiva para criminales de todo pelaje, aunque es cierto que, lamentablemente, se ha usado para este fin.

En cuanto al problema del excesivo consumo eléctrico de la minería de datos, añade Sabaté, "reconozco que es un problema ecológico creciente, pero también debo informar a nuestro socio de que ya existen criptomonedas que funcionan con sistemas de garantías criptográficas que evitan el continuo minado, así como que el acelerado interés en el desarrollo comercial de los ordenadores cuánticos parece estar en parte relacionado con la búsqueda de soluciones al excesivo consumo de la cadena de bloques".

Comparto, sin embargo, gran parte tu queja. Que la criptomoneda sea opaca a Hacienda no puede ser definido como una "ventaja", al menos no en eldiario.es donde creemos que el fraude fiscal es un grave problema para toda la sociedad. En mi opinión, nos equivocamos al plantearlo así, aunque creo que las criptomonedas son un tema de enorme transcendencia del que debemos informar y que no desaparecerán porque las ignoremos en eldiario.es.

Javier Lizán Jiménez: "El artículo " Las mentiras del tándem Abascal-Casado" da datos sobre violencia machista (70% españoles / 30% resto nacionalidades) para argumentar que no es más habitual en la población extranjera. Pero proporcionalmente sí vemos que es mayor: la población extranjera es un 10% de la total. Me pregunto si no sería mejor no entrar en ciertos juegos de cifras de la derecha e intentar entender que la población extranjera suele ser más vulnerable, y en circunstancias de vulnerabilidad, pobreza, riesgo de exclusión, etc la violencia aumenta, naturalmente. Al igual que ocurre con la delincuencia en general, o con las capas más pobres de la sociedad. Entiendo vuestro miedo: la criminalización de la pobreza o la inmigración, pero a veces las cifras solo muestran la superficie y hay que ir a las razones para profundizar en el debate, algo que además nos ayudará a entender y empatizar más".

Hola, Javier. Planteas un debate interesante que he trasladado a Ana Requena, nuestra redactora jefa de Género. En su opinión, que comparto, no se trata de negar que hay agresores machistas extranjeros y de que otros factores inciden en las estadísticas, sino de acertar en dónde ponemos el foco. Lo que pretende Vox es vaciar de contenido el término violencia de género o violencia machista y para eso intenta vincularla a motivos diferentes del género, bien sea la inmigración o la exclusión social. Y precisamente, el factor determinante en la violencia de género es que es ejercida por varones, independientemente de su nacionalidad, clase social, educación o profesión.

Luego podemos debatir o entrar a analizar qué otros factores intervienen en cada caso, pero con cuidado de no generalizar o entrar a trazar perfiles que van en contra del consenso de expertas y expertos. Ese consenso insiste de hecho en la necesidad de transmitir que la violencia de género es transversal. Es más, puede haber mujeres de clase media o alta, en una buena posición social, que precisamente no denuncien o no se animen a contar la violencia que sufren por miedo al estigma y a no cuadrar con la imagen de víctima que aún predomina socialmente, más bien de clase baja, con educación básica y desde luego no en puestos de responsabilidad o poder. Lamentablemente, tampoco este tipo de mujeres se libran de esta lacra social.

Charo Rubio Alférez: Buenos días. Me hice socia de vuestro diario porque me gusta, porque quería apoyarlo, y también porque quería leer el periódico sin anuncios. Sin embargo, aunque entre en la zona de socios –cosa que con frecuencia, no me permite– la pantalla está invadida de anuncios por la parte de arriba y por la de abajo. Así no me puedo centrar en los contenidos ni en la lectura.

Hola Charo. Como socia, no deberías ver ningún anuncio. Para ello, tienes que identificarte, con el correo electrónico y la contraseña que utilizaste al registrarte con nosotros, pinchando en el recuadro de " iniciar sesión" que aparece en la esquina superior derecha de la web en su versión de escritorio –o, desde el móvil, en el menú de la esquina superior izquierda–. Ver eldiario.es sin publicidad es solo una de las ventajas de ser socia. Aquí tienes el resto.

Aunque la fundamental ya la conoces: que gracias a gente como tú podemos hacer un periodismo diferente, comprometido, independiente y que da la cara ante sus socios y lectores.

Gracias por vuestro apoyo y vuestras quejas y preguntas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha