1.500 euros al año: el alquiler de la estación de esquí de Navacerrada que privatizó Esperanza Aguirre

Acceso a la pista Escaparate de la estación de esquí de Navacerrada en Madrid (España),

Alquiler de renta antigua en un monte público para el negocio del esquí. La sociedad Puerto de Navacerrada Esquí heredó, al privatizarse la estación de la sierra de Guadarrama en 2007, la concesión realizada por el Organismo Parques Nacionales que marcaba un canon de 195.000 pesetas al año para ocupar 7,6 hectáreas de montaña "con destino a infraestructura para la práctica del esquí alpino", según el expediente firmado en 1996. Con las actualizaciones del IPC, el alquiler ronda los 1.500 euros anuales.

Puerto de Navacerrada Esquí se hizo con la estación de esquí cuando la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, privatizó la empresa pública que la gestionaba: Deporte y Montaña de la Comunidad de Madrid. Fue a esa entidad a la que Parques Nacionales concedió la ocupación, con ese canon, del monte de utilidad pública Pinar de Valsaín. Un espacio de alto valor ecológico que linda con el actual Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. La empresa actual, Río Invest, no ha querido comentar este asunto y se remite a sus comunicados públicos. Esta semana anunció que cerrará la estación, al no poder contar con tres pistas cuya cesión legal por 25 años caduca el próximo abril.

Las cláusulas del expediente describen el periodo de concesión, esos 25 años, el precio del alquiler 195.800 pesetas más IVA y la fórmula para actualizarlo: cada cinco años en función del IPC de ese periodo. También indica el contrato firmado por Parques Nacionales y Deporte y Montaña que, una vez "declarada la caducidad" al llegar al "vencimiento del plazo fijado", el beneficiario debe "dejar la zona afectada en la forma que determine el Centro Monte de Valsaín", es decir, Parques Nacionales. Y añade: "sin que por ello tengan derecho a formular reclamación alguna ni a percibir indemnización". Esas cláusulas son las que heredó la actual dueña al quedarse con la sociedad privatizada por Esperanza Aguirre.

Lo cierto es que la subasta de Deporte y Montaña no le resultó sencilla al Gobierno de la Comunidad de Madrid. Hizo un primer intento en 2005 con una valoración de salida de algo más de 400.000 euros. Quedó desierta. 12 meses después repitió la operación con un valor inicial de 113.000 euros. La puja la ganó al inicio de 2007 Inversiones Río SL por 328.000 euros. Inversiones Río –ahora Río Invest– estaba relacionada con el Grupo Sacyr mediante la sociedad Cavosa Obras y Proyectos. Río Invest es el administrador único de la sociedad Puerto de Navacerrada Estación de Esquí.

La operadora de la estación dice ahora que, sin las pistas del Telégrafo, el Bosque y el Escaparate "la explotación es inviable". Necesitan crear nieve artificial y solo disponen de cañones en esa zona. En el resto de las vías, situadas a mayor altura en el monte Guarramillas, no hay infraestructura para fabricar nieve y las precipitaciones naturales apenas permiten el uso de esas pistas. La empresa asegura que el final de la concesión le deja abocada a la "quiebra".

El Ministerio de Transición Ecológica ha decido que, una vez finalizado el plazo de concesión, esas laderas dejen de ser pistas de esquí e inicien un proceso de regeneración al considerar que la actividad de la estación causaba impactos ambientales inadmisibles, favorecía la masificación en el entorno y la caída de precipitaciones níveas reducen su viabilidad.

La cuestión del empleo

El negocio del esquí en el Puerto de Navacerrada no es, desde luego, un bombazo o un motor económico de gran cilindrada a cambio del impacto sobre el medio. Las últimas cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil muestran unas ganancias, tras los impuestos, de 33.000 euros en 2016 y 11.000 en 2017. Además, esta empresa cuenta con la actividad de la sociedad Tele Ski Pirineus 2005, dedicada a la instalación y montaje de telesillas, de la que es socio único.

La operadora ha afirmado que su cierre implicará la pérdida de "30 puestos de trabajo". Según sus propias cuentas, la plantilla media ha estado entre los 11 y 12 trabajadores. En el momento de iniciarse el proceso de privatización, Deporte y Montaña SA, tenía 38 trabajadores, según informaba la propia Comunidad de Madrid.

Puerto de Navacerrada Estación de Esquí ha calculado que cuando dejen de funcionar se evaporarán "200 empleos indirectos". La actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, elevó este jueves ese cálculo hasta el "medio millar" al mostrarse contraria a la decisión del Ministerio de Transición Ecológica durante una visita a la pista de esquí a cubierto del municipio de Arroyomolinos. "Se ha decidido a través del Gobierno cerrar de manera unilateral la estación de Navacerrada", dijo Ayuso. Sin embargo, ha sido la empresa la que ha anunciado el fin de actividad al caducar, como estaba previsto desde 1996, la concesión por la que sus instalaciones ocupan el monte.

En este sentido, los ayuntamientos implicados por el puerto –los madrileños Navacerrada y Cercedilla y La Granja de San Ildefonso (Segovia)– se reunieron este martes con la presidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, para abordar el "impulso económico" de la zona. Fuentes de la reunión cuentan que el encuentro fue "muy positivo".

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2021 - 21:52 h

Descubre nuestras apps