Una barrera de agentes de policía corta el paso a la manifestación contra la 'ley mordaza' en Madrid

Sentada en la calle Preciados ante una barrera de agentes que han impedido que la manifestación llegara a la plaza de Callao. \ Mercedes Domenech

Estaba prevista una concentración pero en Madrid se ha desarrollado de manera espontánea una manifestación itinerante contra la denominada 'ley mordaza' que ha recorrido las calles más céntricas de la ciudad. El problema ha surgido en la convergencia de calle Preciados con la plaza de Callao: veinte agentes de la Policía Nacional han bloqueado la circulación en ambos sentidos. Y la tensión ha ido en aumento.

 

Alrededor de media hora se ha extendido la situación, en la que los manifestantes han realizado una sentada y las voces de la solfónica se han hecho sentir.

 

Elsa Tobeña, de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, se mostraba sorprendida: "A nosotros esto se nos escapa, somos gente pacífica. Nos dejan sin tratamiento y encima nos quieren calladitos". La misma idea transmitía Hannah, de Stop Desahucios: "No tengo trabajo, no tengo paro. ¿Qué hago? ¿Qué nos van a quitar ahora? Lo peor es que no quieren que hablemos, no quieren que digamos nada".

 

 

El grueso de la manifestación ha optado por desviarse hacia la Gran Vía, donde sólo unos cuantos han tratado, sin éxito, de cortar allí el tráfico. El despliegue policial avanzaba conforme lo hacía la cabecera, que llevaba una gran pancarta con el lema "Vivir en democracia depende de ti. Fuera Mordaza".

 

Ya en la Puerta del Sol, representantes de organizaciones que conforman 'No somos delito' han leído un comunicado en el que han instado al Gobierno del PP a "que se vaya". "No son merecedores de representar a nadie". Consideran que se han cruzado "líneas rojas" pero advierten: "Cuando el pueblo alza su voz, nadie lo puede detener".

Convocatorias en 35 ciudades

Más de una treintena de ciudades en España y en el extranjero han celebrado actos en una jornada de protesta contra la ley de seguridad ciudadana aprobada esta semana por el Gobierno. En Barcelona, la concentración se ha desarrollado de forma simultánea a la de la capital. 

 

Allí, según la Guardia Urbana, han recorrido las calles del centro 3.500 personas. Tras una pancarta con el lema "Ninguna mordaza nos hará callar. Defendamos nuestros derechos", la marcha ha partido de la plaza Universidad de Barcelona y hasta llegar a la Delegación del Gobierno.

Muchos manifestantes, entre los que figuraba una nutrida representación de miembros de la Plataforma de Afectados por Hipoteca (PAH), han acudido a la marcha con una mordaza en la boca y otros han lucido máscaras blancas con signos de prohibición sobre los labios, símbolo de las luchas contra los ataques a la libertad de expresión.

La manifestación ha contado con una "acción" protagonizada por fotoperiodistas, que con sus cámaras en alto han protestado contra los artículos de la ley que sanciona la grabación de actuaciones policiales y, desobedeciendo esa prohibición, han captado imágenes de los Mossos D'Esquadra que custodiaban la sede de la Delegación del Gobierno.

A la protesta también han acudido colectivos de inmigrantes, que con pancartas como "No a la mordaza. Sobrevivir no es delito", protestaban por los apartados de la ley de seguridad ciudadana que permite a la policía expulsar directamente a las personas que hayan cruzado la frontera española, sin autorización judicial.

En otros puntos de la geografía, las protestas están convocadas a lo largo de esta tarde. 

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2014 - 15:53 h

Descubre nuestras apps

stats