eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

#Queridaministra, un intento de que Ana Mato responda sobre la exclusión sanitaria

Unos 40 activistas del colectivo Yo Sí Sanidad han protagonizado una sentada en la entrada del Ministerio de Sanidad, donde han leído un comunicado dirigido a la ministra Ana Mato

La acción protesta pretendía denunciar la exclusión sanitaria de miles de personas en el segundo aniversario del decreto sanitario 16/2012

La plataforma ha iniciado la campaña #Queridaministra para que los ciudadanos compartan videocartas en las que expliquen qué significan para ellos el decreto

Activistas de Yo Sí Sanidad Universal protestan durante el segundo aniversario del Real decreto sanitario./ YoSí

Activistas de Yo Sí Sanidad Universal protestan durante el segundo aniversario del Real decreto sanitario./ YoSí

"¿Miente usted, señora ministra? ¿Miente, o es que cierra usted los ojos a lo que sucede en los centros de salud y hospitales?", pregunta el colectivo Yo Sí Sanidad Universal a la ministra de Sanidad. Unos 40 miembros de la plataforma contra la exclusión sanitaria han protestado este jueves en el Ministerio dirigido por Ana Mato contra el real decreto 16/2012, que cumple hoy dos años de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Dos años en los que el colectivo ha reunido multitud de casos de ciudadanos rechazados por la sanidad pública.

Los activistas han protagonizado una sentada en la entrada del Ministerio, donde han leído un comunicado tras negociar con la Guardia Civil y el personal de Seguridad. "Sanidad Pública y Universal", gritaban tras sus máscaras blancas. El discurso era su última interpelación a Ana Mato. "Estamos hoy aquí, de esta forma, porque todos nuestros anteriores intentos de romper su silencio por las vías oficiales han fracasado invariablemente", ha leído una portavoz.

En el primer aniversario de la aprobación del decreto que modificó el acceso a la sanidad pública, la plataforma envió a la ministra una carta a través del Registro General del Ministerio de Sanidad en la que solicitaban la derogación de "un decreto ineficaz, injusto y cruel". La solicitud no tuvo respuesta, por lo que han repetido el procedimiento, un año después, con más razones y ejemplos de que el decreto "ha introducido un enorme caos y discrecionalidad en la asistencia sanitario en nuestro país". 

El Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril que impulsó Ana Mato divide a los ciudadanos en "asegurados y beneficiarios" con condiciones que excluyeron de la primera categoría a los inmigrantes residentes en España en situación irregular, a los mayores de 26 años que no hubiesen cotizado en la Seguridad Social y las personas con ingresos superiores a 100.000 euros anuales, entro otros.

Esta mañana, Médicos del Mundo, que también trabaja activamente contra la norma que aprobó el Ejecutivo, ha entregado en el Ministerio de Sanidad más de 43.000 firmas reclamando el retorno a la cobertura sanitaria universal, que se recogieron durante la campaña #NadieDesechado.

Los asistentes han pedido a Ana Mato que se reúna con la plataforma y que se pronuncie públicamente sobre los casos que le remiten. "Hemos constatado cómo mujeres embarazadas no acuden a sus centros de salud por temor a una facturación, cómo se retrasa la asistencia a menores porque ya no tienen todos una tarjeta sanitaria, cómo personas con enfermedades crónicas dejan de tomarse parte de su medicación porque no pueden pagarla". Según calculan, se ha retirado la tarjeta sanitaria a cerca de 800.000 personas.

La ministra de Sanidad mantiene que la sanidad española continúa siendo "gratuita y universal". "¿Cómo se atreve a hablar de universalidad, señora ministra?", ha denunciado la portavoz. Con motivo de este segundo aniversario, Yo Sí Sanidad Universal ha iniciado la campaña #Queridaministra, con un blog en el que animan a los ciudadanos a compartir videocartas explicando a Mato qué significa para ellos el real decreto 16/2012.

Entre los ejemplos, un activista de la plataforma recuerda el caso de Óscar, que contó eldiario.es, al que un hospital de la red pública madrileña cobró 390 euros por atenderle en urgencias, una atención contemplada como gratuita por el real decreto 16/2012. Tras denunciarlo con la ayuda de Yo Sí Sanidad Universal, este ciudadano paraguayo sin permiso de residencia consiguió que le devolviesen el dinero. "¿Cuánta gente se habrá ido sin recibir la atención?", se pregunta el activista. "Que sepa que estas cosas están pasando, luego no diga que no se entera", prosigue.

Desde la plataforma han pedido a la ministra que escuche las voces autorizadas que se oponen a la exclusión de miles de personas de una atención sanitaria completa y gratuita. "Artículos en revistas científicas, dos autos del Tribunal Constitucional que dan la razón a las Comunidades Autónomas que se oponen al decreto, el Comité de Derechos Sociales del Consejo de Europa", enumera Marta Pérez ante la prensa a la salida del Ministerio.

El Tribunal Constitucional anuló la semana pasada la suspensión de la Ley Navarra de Asistencia Sanitaria, recurrida por el Gobierno y que contempla una atención sanitaria completa a los inmigrantes que perdieron la tarjeta sanitaria debido al Real Decreto 16/2012. "El auto sienta un precedente legal", decía a eldiario.es María Eugenia Rodríguez Palop, docente y doctora en Derecho por la Universidad Carlos III. Sin embargo, a pesar de las voces en contra del decreto, "cada vez más numerosas entre el personal sanitario", Pablo Meseguer destaca que el Ministerio de Sanidad no ha cambiado un ápice su hoja de ruta.

Los manifestantes han recordado a las dos personas fallecidas tras no recibir "la asistencia que necesitaban". "¿Se acuerda usted de Alpha Pam, señora ministra? ¿Se acuerda usted de Soledad Torrico?", preguntaban en el comunicado.

Miembros de Yo Sí Sanidad Universal se manifiestan frente al Ministerio de Sanidad. / L.O.

Miembros de Yo Sí Sanidad Universal se manifiestan frente al Ministerio de Sanidad. / L.O.

Además, desde la plataforma también han alertado de aspectos del decreto que aún no se ha aplicado en su totalidad. "Hay puntos muy precupantes como la nueva división de la cartera de servicios en tres diferentes: básica, complementaria y suplementaria, de la que sólo la primera será gratuita y las demás estarán sujetas a 'repago'. Porque no es copago, los ciudadanos ya pagamos la sanidad con nuestros impuestos", explica una portavoz. Con la vista puesta en la fachada del ministerio, los asistentes se despedían al grito de "Sanidad pública y universal". Y avisan: "Señora ministra, estamos aquí para contarle que no vamos a cejar en nuestro empeño de obtener respuestas".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha