UGT y CCOO se desmarcan del apoyo a Martín Villa de sus antiguos dirigentes

Tribunal argentino obliga a revisar la imputación contra Rodolfo Martín Villa

Los dos principales sindicatos de España, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), se han desmarcado del apoyo de sus antiguos secretarios generales al exministro de la Transición Rodolfo Martín Villa, que debe declarar este jueves ante la jueza argentina Servini en el marco de su investigación sobre crímenes de lesa humanidad durante el franquismo. Tanto los exsecretarios generales de UGT, Nicolás Redondo y Cándido Méndez, como de CCOO, Antonio Gutiérrez y José María Fidalgo, han firmado sendas misivas en defensa de Martín Villa. Las cartas fueron desveladas este martes por elDiario.es.

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha emitido un comunicado en el que manifiesta no compartir los mensajes y cartas de apoyo al que fuera ministro durante la Transición. "El sindicato no comparte las cartas enviadas por varios dirigentes españoles en relación con la causa abierta contra Rodolfo Martín Villa", ha asegurado después de agradecer a la justicia argentina por "por llevar a cabo procesos para esclarecer crímenes cometidos durante el franquismo".

Sobre la presencia de Cándido Méndez y Nicolás Redondo, el sindicato ha manifestado que las opiniones "corresponden a expresiones absolutamente personales por quien las ha realizado".

CCOO se declara "ajena" a esas cartas

Comisiones Obreras también ha expresado su distanciamiento de las misivas firmadas por dos de los antiguos dirigentes del sindicato, José María Fidalgo y Antonio Gutiérrez: "La Confederación Sindical de CCOO se siente ajena a esas cartas, que se han tramitado como iniciativas personales que el sindicato no conocía, y cuyo contenido no se siente concernido a valorar".

A través de un comunicado, la organización recuerda que "una cosa es no hacer revisionismo histórico y otra cosa es renunciar al conocimiento de la verdad sobre cualquier acción punible contra personas y derechos humanos que se produjeran en aquellos tiempos".

El exministro está siendo investigado por 13 delitos de homicidio

También los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, han elogiado mediante diferentes escritos remitidos a la jueza argentina Servini el papel del que fuera ministro.

Martín Villa debía declarar por sucesos como los de los Sanfermines de 1978 (un muerto, 150 heridos) o la masacre de Vitoria el 3 de marzo de 1976 (5 muertos, más de 100 heridos), entre otros.

El exministro está investigado por un total de 13 delitos de homicidio agravado en un contexto de crímenes contra la humanidad durante la Transición española. La justicia argentina imputa la participación del exministro en varias matanzas, como la masacre de Vitoria el 3 de marzo de 1976, en la que cinco obreros murieron por disparos de la Policía Armada en una iglesia previamente "gaseada". La represión contra los trabajadores dejó más de 100 personas heridas, la mayoría por armas de fuego. Martín Villa era ministro de Relaciones Sindicales del Gobierno presidido por Carlos Arias Navarro.

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2020 - 17:07 h

Descubre nuestras apps