"Vergüenza", "rabia" y "pena": líderes de la izquierda critican el apoyo de cuatro expresidentes españoles a Martín Villa en el caso de la querella argentina

Imágenes de la policía durante el 3 de marzo de 1976

Los líderes de Podemos, ERC y Más País, Pablo Iglesias, Gabriel Rufián e Íñigo Errejón han coincidido en su reacción a la noticia adelantada esta tarde por elDiario.es del apoyo de varios expresidentes españoles al exministro de la Transición, Rodolfo Martín Villa, quien debería declarar este jueves ante un tribunal argentino por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura franquista.

"Vergüenza" ha sido la expresión empleada tanto por el vicepresidente Iglesias como por Rufián en sus perfiles de la red social Twitter. Íñigo Errejón ha sido algo más prolijo: "Expresidentes y exsindicalistas queriendo influir a la Justicia para proteger a un ministro de la dictadura. El sacrificio de las víctimas no les pertenece. Nuestra dignidad democrática como país tampoco. Qué rabia y, en algunos casos, qué pena", ha dicho el líder de Más País.

El Partido Comunista de España pide el fin de la impunidad

También mediante un comunicado, el PCE ha reaccionado a las cartas publicadas este martes: "Llama la atención el apoyo de expresidentes del Gobierno español y de dirigentes políticos y sindicales a Rodolfo Martín Villa por el hecho de su toma de declaración, en vez de reconocer la vergüenza de que en un país que se reclama democrático la investigación de crímenes de lesa humanidad, que no haría falta recordarlo a estas alturas son imprescriptibles y no pueden ser objeto de amnistía, sea desarrollada por la Justicia Internacional. Lo primero es recordar a las víctimas y su derecho a la verdad, la justicia y la reparación, y en este sentido el PCE seguirá trabajando para reforzar la memoria democrática y las querellas presentadas".

El exministro está siendo investigado por 13 delitos de homicidio

Los expresidentes González, Aznar, Zapatero y Rajoy y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, entre otros, han elogiado mediante diferentes escritos remitidos a la jueza argentina Servini el papel del que fuera ministro.

Martín Villa debía declarar  por sucesos como los de los Sanfermines de 1978 (un muerto, 150 heridos) o la masacre de Vitoria el 3 de marzo de 1976 (5 muertos, más de 100 heridos), entre otros.

El exministro está investigado por un total de 13 delitos de homicidio agravado en un contexto de crímenes contra la humanidad durante la Transición española. La justicia argentina imputa la participación del exministro en varias matanzas, como la masacre de Vitoria el 3 de marzo de 1976, en la que cinco obreros murieron por disparos de la Policía Armada en una iglesia previamente "gaseada". La represión contra los trabajadores dejó más de 100 personas heridas, la mayoría por armas de fuego. Martín Villa era ministro de Relaciones Sindicales del Gobierno presidido por Carlos Arias Navarro.

Etiquetas
Publicado el
1 de septiembre de 2020 - 18:39 h

Descubre nuestras apps