eldiario.es

9

INTERNACIONAL

Bilibid, la letal cárcel filipina donde mueren cerca de 5.200 presos al año

La tasa de mortalidad en esta prisión de máxima seguridad cerca de Manila es del 20% de la población carcelaria total, según el jefe del hospital penitenciario 

La mayoría de las muertes se produce por enfermedades infecciosas provocadas por la sobreocupación de las celdas, también por apuñalamientos

"Ya no necesitamos la pena de muerte", dijo el presidente del Senado tras las declaraciones del responsable

Un 84 por ciento de filipinos apoya la guerra contra las drogas de Duterte

Presos filipinos aguardan en el interior de una celda en una cárcel de Manila, Filipinas. EFE

La cárcel filipina de máxima seguridad Bilibid es letal: cada año mueren en ella alrededor de 5.200 presos. Según Ernesto Tamayo, jefe del hospital penitenciario, la "tasa de mortalidad es del 20%" para una población carcelaria de 26.000 personas. La mayoría, dice, mueren por enfermedades infecciosas provocadas por la sobreocupación de las celdas.

Tamayo atribuye muchas de las muertes en la cárcel ubicada en Muntinlupa, a pocos kilómetros al sur de Manila, a la tuberculosis pulmonar, una enfermedad muy contagiosa que se propaga con facilidad en condiciones de hacinamiento, de acuerdo con la información publicada por el medio filipino Rappler. Los apuñalamientos, según Tamayo, también están detrás de la alta tasa de mortalidad.

El responsable denunció la situación de los presos durante la audiencia el pasado jueves en el Senado por la ley de Buena Conducta que permite liberar antes a los presos con buen comportamiento. "Ya no necesitamos la pena de muerte", dijo el presidente del Senado, Vicente Sotto III, tras las declaraciones de Tamayo.

La audiencia en el Senado ha puesto de relieve las lamentables condiciones de las cárceles en Filipinas, que prohibió la pena de muerte en 2006, en contra de algunos políticos que siguen pidiendo que vuelva a ser implantada.

El mes pasado, Rappler informó de que en una sala del hospital de la prisión nacional de Bilibid, criticada tanto por Naciones Unidas como por las autoridades filipinas, no había duchas. Los prisioneros tenían que bañarse con agua que salía de unos barriles.

Godfrey Gamboa, un ex-preso de Bilibid, explica que muchos prisioneros fallecen por la comida en mal estado que les dan. "Muchos mueren porque la mayor parte de la comida ya está estropeada y los debilita", dijo.

El médico de la prisión Ursicio Ceñas ha sido acusado de aceptar sobornos de presos influyentes que, a cambio, mejoraban su acceso a las instalaciones hospitalarias, lejos de las áreas más pobladas de la prisión.

En la prisión de Bilibid hay asesinos en serie y conocidos narcotraficantes. En torno al 43% de los reclusos han cometido homicidios o delitos relacionados con lesiones físicas.

Traducido por Francisco de Zárate.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha