eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Awkan: cuando la rebeldía de Reincidentes hace 'hablar al silencio'

El grupo de punk-rock estrena proyecto que incluye nuevos temas, una grabación en directo y un libro que repasa la implicación social de la formación andaluza a través de 12 de sus letras más emblemáticas

El título del trabajo, 'Awkan', refiere un término mapuche que significa rebelarse, una máxima en la trayectoria de una de las bandas hispanas más insumisas que reclama desde la portada "memoria, verdad y justicia"

- PUBLICIDAD -
Fragmento de la portada de 'Awkan, haciendo hablar al silencio'.

Fragmento de la portada de 'Awkan, haciendo hablar al silencio'. REINCIDENTES

'Awkan' significa rebeldía en lengua mapuche. El pueblo aborigen –originario del sur de Chile– define en una palabra la insurrección contra el sometimiento, la indocilidad. Es el término adoptado para titular el nuevo trabajo de uno de los grupos más insumisos del rock hispano, Reincidentes: Awkan, haciendo hablar al silencio.

"El silencio es la injusticia no reivindicada", según Fernando Madina, voz y bajo. El proyecto de la banda sevillana es un material "autogestionado" con varias caras. Un directo (CD y DVD) grabado en Buenos Aires (Argentina), el estreno de un EP con seis temas y un libro de repaso a la realidad social actual a través de 12 de las letras más emblemáticas de la banda en casi tres décadas desde aquel primer concierto en la ocupación estudiantil de la Universidad de Sevilla en el año 1987.

Varias vertientes que traen más música social y contestataria, dicen, en coplas que abundan en una "línea punk-rock, crítica y rebelde". El rescate a la memoria particular del grupo aparece en el concierto de la gira latinoamericana y en la obra escrita por el antropólogo y profesor de la Universidad Pablo de Olavide, Ángel del Río.

"Hora de destruir al olvido"

Etimología es el origen de las palabras, la razón de su existencia, significación y forma. Del término mapuche ' awkan' resbala la insumisión ancestral cargada en aquel territorio de la rebeldía ante el enemigo, primero el Imperio Inca, luego los españoles y el recuerdo de la batalla de Reinohuelen en 1536.

"Ha llegado la hora de destruir al olvido, de levantar la frente, de gritar. Es necesario abrir viejas cartas, leer aquellos libros, contar las historias que nunca salieron de casa". Así arranca el teaser, el adelanto audiovisual que rueda por redes sociales y páginas web de un trabajo que sale a la venta el 16 de noviembre y, en tiendas físicas, a partir del 4 de diciembre. Y continúa: "hay que ahondar, desempolvar, desenterrar el hacha de guerra. Tenemos que romper los candados y sacar de su encierro a la decencia. Hagamos hablar al silencio".

"Queremos ser un pequeño altavoz para conseguir que ese silencio al final hable", cuenta Madina. Esa oscuridad sorda que se cierne sobre los "olvidados e ignorados" puede ser entendida "en su razón, justificarla es más difícil". Por eso hace falta, según Reincidentes, "andar los pasos necesarios para el desagravio y el cambio social". Es decir, 'awkan': rebeldía e insumisión. Hacer hablar al silencio.

La función social de la música

En los nuevos temas de Reincidentes, la banda  fotografía la sociedad en la que viven "sin filtros ni tapujos, sin utilizar un lenguaje políticamente correcto". Y señalando, avisan, "a los culpables e incitando a la gente a participar, a tomar el control de su propia vida". Letras que en Awkan tocan en Refugiados "el drama vivido por los asilados de todo el planeta", la memoria histórica en La cuneta del olvido o " críticas a la monarquía" con Pavo Real.

El "apoteósico" directo en la porteña sala Vorterix de este mismo año cumple un deseo añejo: grabar un "Algazara dos", en referencia al anterior título en vivo de la banda y a la palabra que en lengua árabe significa "el griterío al acometer contra el enemigo". Resistencia, lucha, "muchedumbre y protesta" como discurso.

Portada del nuevo trabajo de Reincidentes.

Portada del nuevo trabajo de Reincidentes.

No falta en el proyecto más complejo de la banda sevillana una perspectiva "histórica, cultural y antropológica" de la función social de su música. En papel, la memoria del compromiso inconformista de Reincidentes estalla con la "profundización en las temáticas donde nos hemos ido moviendo", señala Madina. "El libro tiene como hilo conductor un índice con 12 canciones de las más emblemáticas y que siguen cantando en los directos", apunta Ángel del Río.

Temas como Ay, dolores, "sobre violencia machista y patriarcado", reciben una "reflexión profunda" del profesor universitario y el añadido de la banda: "nuestras impresiones y vivencias sobre aquello que nos hizo escribirlas y gritarlas". Anotaciones que avanzan en  Sahara adelante y "los 40 años de ocupación de un territorio que parece estar olvidado", Latinoamérica, Yaveh, La Republicana, o Andalucía la que divierte.

En todos los artículos, dice Del Río, hay un claro componente "antifascista, anticapitalista y antipatriarcal". Porque Reincidentes son fruto de aquella "juventud rebelde" superada por la Sevilla del 92 y el Quinto Centenario. Una generación a la que el fin de un paradigma, "la victoria liberal ejemplificada en la caída del Muro de Berlín" no les hizo claudicar. Es "la ética del no", define el antropólogo. De buscar 'awkan', algazara, que hable el silencio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha