eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El Espacio Andaluz de Creación Contemporánea, un edificio fantasma

El que fuera proyecto estrella en la carrera por la Capitalidad Cultural de Córdoba lleva más de año y medio terminado, vacío y sin un calendario para su inauguración.

Con un presupuesto global de 27 millones de euros, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento han pasado meses de desacuerdos para concluir el acondicionamiento exterior de sus accesos y abrir el centro, que ahora se vislumbra con la cesión de la parcela a la Administración autonómica para su urbanización.

El expresidente Griñán lo definió como "el gran taller de la innovación cultural en Andalucía" pero el Espacio Andaluz de Creación Contemporánea ha quedado varado por la crisis y no tiene a fecha de hoy una definición clara de su uso.

- PUBLICIDAD -
El edificio terminado del Espacio Andaluz de Creación Contemporánea.

La silueta blanca e imponente del edificio del Espacio Andaluz de Creación Contemporánea se eleva a orillas del Guadalquivir, frente a la Mezquita de Córdoba. Pero si por algo destaca es por ser un edificio fantasma, cuyas obras terminaron hace ya más de año y medio y para el que no existe una fecha de apertura ni una definición clara de cuál va a ser su uso.

El Espacio Andaluz de Creación Contemporánea se encontraba entre los proyectos estrella de las aspiraciones de Córdoba a ser Capital Cultural de Europa en 2016 y se fraguó como laboratorio de creación, un centro que acogería a artistas para desarrollar sus proyectos y un espacio que daría cabida a exposiciones, performances, eventos multimedia y actuaciones. Pero la crisis dejó el proyecto varado. 

La Junta de Andalucía fue la encargada de levantar este edificio de juegos geométricos que recuerdan a las celosías de la arquitectura árabe, con unos 12.200 metros cuadrados en cuatro plantas, y que hoy siguen aún vacías. El propio expresidente andaluz José Antonio Griñán anunciaba en una visita a primeros de año que este centro sería "el gran taller de la innovación cultural de Andalucía".  

Y así se contemplaba, con una distribución de espacios que albergarían los talleres para los artistas, además del salón de actos conocido como la caja negra, una mediateca y salas de exposiciones de superficie variable. Junto a ello, habría cabida también para los laboratorios y diversos espacios complementarios de creación, además de la dirección y administración del centro. 

Desacuerdos entre Junta y Ayuntamiento

Con todo el edificio terminado, ahora queda acondicionar el exterior y los accesos, un trabajo que ha sido la excusa para echarse el balón del tejado de la Junta al del Ayuntamiento en los últimos meses. Ambas administraciones no se ponían de acuerdo: la autonómica señalaban que el Ayuntamiento debe pagar el 50% de esa tarea según se había acordado y desde el consistorio cordobés argumentaban que lo harán siempre que sea un coste modesto y que se sepa el uso definitivo del edificio.

Desde la Junta de Andalucía, el consejero de Cultura, Luciano Alonso, este mismo verano envió una carta al alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, para instarle a llegar a un acuerdo sobre el asunto. Es más, en agosto, también desde la Consejería de Cultura, se emplazó al alcalde a que pusiera fecha y hora para una reunión donde concretar definitivamente el acuerdo.

El edificio terminado del Espacio Andaluz de Creación Contemporánea.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Córdoba, aducían que la Junta de Andalucía sólo buscaba crear polémica para no dar cuenta del proyecto concreto y del uso real al que piensa destinar el Espacio Andaluz de Creación Contemporánea.

En un último gesto, ya en septiembre, el Ayuntamiento cordobés sí dio un paso al frente para dar salida a este proyecto. Y es que aprobó la cesión a la Junta de Andalucía de la parcela de 10.664 metros cuadrados donde se ubica el Espacio Andaluz de Creación Contemporánea para hacer posible su urbanización. En octubre, la Junta recepcionaba las obras.

Hasta ese momento, la colaboración entre ambas administraciones era una puerta abierta que nadie cruzaba, enzarzadas en el reparto del coste de las obras de acceso al edificio, que el Ayuntamiento no estaba dispuesto a asumir por un coste elevado.

Llegados a este punto, con el edificio y el exterior ya en manos de la Junta, quedan pasos por delante. Porque eso no significa abrir el centro automáticamente. Queda, por un lado, sacar a concurso la dirección del propio centro. Y, sobre todo, queda dotar económicamente el proyecto y definir su uso concreto, una tarea cara que se antoja difícil en estos tiempos de crisis. De momento, la última fecha que se dio a finales del año pasado para la apertura del Espacio Andaluz de Creación Contemporánea fue 2014. El calendario espera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha