eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Anatomía de la organización hospitalaria de Granada tras la fusión

Las manifestaciones masivas que han provocado la reordenación de hospitales ha dibujado un nuevo mapa donde los hospitales públicos que se señalan como generales se especializan en distintas partes del cuerpo

Al contrario de lo que sucedía antes del cambio, tal y como sostienen las plataformas que están movilizándose, actualmente es inviable que un paciente pueda recibir una atención integral en un solo centro si tiene, por ejemplo, patologías asociadas a cabeza y al resto del cuerpo

La distancia entre hospitales se ha incrementado tanto con respecto a los dos principales como al Materno Infantil, que se estudia dejarlo sin trasladar para atender la petición de las plataformas que alertan del peligro que supondría

- PUBLICIDAD -
Jesús Candel ('Spiriman') explica lo acordado tras la reunión con Aquilino Alonso del 1 de diciembre

Jesús Candel ('Spiriman') explica lo acordado tras la reunión con Aquilino Alonso del 1 de diciembre

Granada sigue esperando a que la situación de su cartera sanitaria pública se desbloquee. Tras las movilizaciones de las últimas semanas y los mensajes cruzados entre quienes defienden un modelo y quienes aspiran a que se cambie, han hecho que a día de hoy poco o nada haya cambiado con respecto a la reordenación hospitalaria de la capital. La llamada fusión sigue en vigor en la ciudad sin que de momento se haya solucionado nada que satisfaga a las partes. Cuatro años después de que el proyecto inicial de trasladar el Hospital de San Cecilio hasta el nuevo Hospital del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) se cambiase, los usuarios de estos centros siguen sin tener claro cómo funcionan.

A la espera de que en los próximos días tengan lugar las que deben ser las primeras negociaciones para readaptar el modelo que creó la Junta de Andalucía para Granada en 2012 y que han provocado las masivas manifestaciones de los últimos dos meses, de momento los hospitales están ordenados por servicios que convierten al mapa hospitalario en un análisis anatómico del cuerpo de los pacientes. Como se detalla a continuación, según los datos aportados por el propio Gobierno andaluz, los hospitales públicos se han dividido entre tratamientos y servicios en función de las diferentes partes del cuerpo.

Antes de la fusión

Cuando en 2002 se puso la primera piedra del Hospital del PTS, el servicio sanitario público de Granada se organizaba de un modo diferente al actual. El proyecto en ese momento era el de mantenerlo en el tiempo sin cambios y trasladar por completo el Hospital de San Cecilio al nuevo del PTS para ampliar y modernizar las instalaciones que tenía el antiguo centro hospitalario que se encontraba en pleno centro de la capital granadina y que se había quedado viejo. Con ello, no solo se trasladaba la parte sanitaria sino que junto a ella se marchaba también la formativa al reubicar la Facultad de Medicina también en el área del Parque Tecnológico de la Salud. La anterior estaba en el edificio de la avenida de Madrid junto al hospital de San Cecilio.

A escasos metros del antiguo San Cecilio está en la zona de la Caleta, el Hospital Virgen de las Nieves, que compartía con su vecino tanto el apellido de general como diversas especialidades con las que se completaba la atención al paciente que en todo caso podía andar pocos metros para ir de uno a otro. Tanto Virgen de las Nieves como San Cecilio contaban hasta julio de 2016 con una cartera de servicios amplia en la que cada uno de los dos hospitales podía atender las demandas de la mayoría de usuarios de Granada. Según la Junta de Andalucía servicios tan habituales como cardiología, pediatría, salud mental, oncología, cirugías generales, nutrición y digestivo o dermatología tenían hueco en ambos hospitales en los que los enfermos podían recibir tratamiento sin tener que ser derivados a ningún otro centro.

Organización sanitaria hasta junio de 2016

Organización sanitaria hasta junio de 2016

En la infografía se observa la atención que compartían y en amarillo aparecen aquellas especialidades que eran específicas de cada centro. Si era necesario que un paciente tuviese que recurrir a alguna de ellas podía ser trasladado en poco tiempo y sin demasiado perjuicio para su tratamiento. Aunque tanto en uno como en otro había especialistas de todas las áreas tal y como sucede en cada hospital general, el aparataje y la tecnología para ese tipo de intervenciones estaban ubicadas de esa manera.

En el mismo edificio y junto al Virgen de las Nieves se encuentra actualmente el Hospital Materno Infantil que permite, según los profesionales, una atención integral tanto a las madres como a los recién nacidos al estar unido al hospital general. A su vez en el hospital de San Cecilio también eran posibles los partos y que tanto madre como hijo pudiesen permanecer ingresados para recibir la atención posterior al parto. A pocos metros también de ambos hospitales estaba el Hospital de Traumatología, lugar al que se estudia trasladar el Hospital Materno Infantil pero ya como centro autónomo. Allí acudían los pacientes que necesitaban cuidados concretos por traumatismos. Y al igual que pasaba con las otras especialidades albergadas en Virgen de las Nieves y San Cecilio, los profesionales médicos y enfermeros podían acudir puntualmente para alguna urgencia a Traumatología sin perder apenas tiempo vital para el paciente debido a la cercanía entre hospitales.

El nuevo mapa hospitalario tras la fusión

Lo anterior es lo que tenía Granada hasta la mitad de 2016. Junio fue el último mes en que dicha organización hospitalaria funcionó como tal en la ciudad. Pues el 2 de julio se estrenaban todas las áreas del nuevo Hospital del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) cerrando en primer lugar Traumatología y trasladando algunas de las especialidades de San Cecilio pero no todas porque el objetivo ya no era ese. Aunque cuando se empezó a construir el nuevo centro hospitalario en 2002, se pretendía dar cabida al viejo San Cecilio en el nuevo PTS, en 2012 la Junta de Andalucía dio marcha atrás y empezó a configurar la llamada fusión hospitalaria que cambiaba el modelo diseminando servicios sanitarios en diferentes hospitales de Granada.

Así, cuando el 2 de julio se abrieron las puertas del Hospital del PTS, se estrenó también el nuevo modo de entender la sanidad pública granadina. Desde entonces los hospitales han modificado su planteamiento para adaptarse a la reordenación marcada desde la Consejería de Salud. Fruto de ello han tenido lugar las manifestaciones masivas que piden, sobre todo, que Granada vuelva a tener dos hospitales generales completos como había antes de esta apertura porque creen que la fusión ha acabado con ese concepto.

La nueva organización que aún no ha cumplido medio año de vida ha dividido los servicios que antes estaban entre San Cecilio y Virgen de las Nieves para, según explican desde la Consejería, mejorar la equidad entre los pacientes de la zona norte y sur de Granada. Lo que se ha conseguido con esto es que, aunque se pueden tratar en primera instancia todas las dolencias más habituales de un paciente, no se pueda intervenir ni hospitalizar en algunas especialidades porque se han reordenado siguiendo una lógica que podría parecerse a la anatomía del cuerpo humano. Porque el PTS ahora se centra en las patologías de cabeza y huesos y el Virgen de las Nieves hace lo propio con el resto del cuerpo.

Áreas de referencia tras la fusión hospitalaria

Áreas de referencia tras la fusión hospitalaria

Las urgencias de ambos hospitales sí son generales. Distinto es en cuanto a hospitalización y tratamiento más exhaustivo de la patología que tenga el enfermo. Mientras que el Virgen de las Nieves en Caleta se queda para área de referencia de digestivo, cardiología o cirugía general, el PTS hace lo propio con dermatología, neurología, traumatología o cirugía plástica. Es decir, se dividen por hospitales en función de qué parte de la anatomía del paciente es la que necesita de supervisión por parte de un especialista médico. Quienes rechazan la fusión creen que con esa división el usuario tiene que autodiagnosticarse para saber a qué hospital acudir.

Por ejemplo, tal y como explica Fidel Fernández, angiólogo y cirujano vascular del Hospital del PTS y vicepresidente del Colegio de Médicos de Granada, si un paciente debe ser operado por un cáncer -área de oncología- en el Virgen de las Nieves puede sufrir una trombosis cuyo especialista se encontraría en este caso en el Hospital del PTS, al tiempo que una complicación pulmonar haría falta de la intervención de profesionales que se encuentran en el área de neumología del Virgen de las Nieves. Una cadena de acontecimientos que se puede dar y que dificulta la atención al usuario según las plataformas que se manifiestan contra esta fusión.

Con el cierre de Traumatología en esta nueva ordenación hospitalaria se pretende dejar hueco en este centro al nuevo Hospital Materno Infantil. Allí irán a parar las madres y los bebés de Granada y diferentes comarcas cercanas a la capital. Sin embargo, en el PTS no hay ni pediatría ni ginecología por el hecho de haber dividido la cartera de servicios. El 28 de noviembre la realidad aportó su propio ejemplo sobre esta situación cuando una mujer dio a luz a las puertas de este hospital gracias a la intervención de un enfermero con formación en matrón. La mujer y su hijo tuvieron que ser trasladados al Materno Infantil precisamente porque el PTS no tiene los medios necesarios para darle una atención correcta a una madre y a su recién nacido.

Próxima cita, Jaén

El consejero de Salud, Aquilino Alonso y la nueva gerente del PTS, Cristina López, creen que lo que ha pasado es que no han conseguido explicar bien el modelo que se pretendía implantar y que de momento ha quedado paralizado por las protestas. Aunque han admitido en diferentes intervenciones que las reclamaciones de las movilizaciones evidencian que la fusión no está funcionando, añaden que aún se está a tiempo para adaptar lo que sea necesario.

Tras la reunión del pasado 1 de diciembre entre las plataformas y el médico de urgencias que está llevando la batuta de las manifestaciones, Jesús Candel ('Spiriman') con la Junta de Andalucía representada por el consejero de Salud, Aquilino Alonso, el calendario para empezar a llegar a acuerdos se dilató hasta después del puente de la Inmaculada. Pero hasta la fecha quienes no están dudando en echarse a la calle para pedir que se dé marcha atrás en la fusión aseguran no haber visto ningún gesto que les haga pensar lo contrario. Candel explicó después de aquel encuentro que entre las condiciones para negociar estaban: las dimisiones de los principales cargos que han estado involucrados en el proceso de reordenación encabezados por el viceconsejero de Salud, Martín Blanco, que no se traslade finalmente el Hospital Materno Infantil hasta el antiguo de Traumatología y que Cristina López, gerente del complejo hospitalario de Granada, fuese la interlocutora válida por parte del Gobierno andaluz. De las tres condiciones pedidas por este portavoz sólo se ha cumplido expresamente con la de la gerente lo que ha dado alas a que las plataformas adviertan de que van a volver a manifestarse si no se atienden sus peticiones.

El viernes 16 de Jaén es la siguiente fecha marcada en rojo por los manifestantes. Ese día la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en principio acudirá a la capital jienense por lo que las movilizaciones pretenden llegar hasta la presidenta para hacerle llegar el mensaje de un modo directo a través de una nueva petición pacífica; la petición de que se acabe con la reordenación de los hospitales públicos de Granada. Hasta entonces toca esperar sin olvidar lo que empiezan a advertir los profesionales médicos con respecto a la llegada del invierno y el aumento de enfermedades derivadas del mal tiempo. Están preocupados porque la organización sanitaria actual no está preparada para atender como debería el escenario que se presentará en las próximas semanas si nada cambia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha