eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Hacienda multa a un estanco tras ver en Google Maps que servía a bares que no le correspondían

El Comisionado para el Mercado de Tabacos multa con 66.111 euros a una expendeduría de Zaragoza que abastecía a 18 bares que, según la aplicación, debían vender cajetillas de otros estancos

Los tribunales avalan el uso de esa aplicación informática en expedientes sancionadores, pese a admitir que sus datos no son exactos

El estanco cobró más de 400.000 euros en comisiones en un solo año, “frente a la media de Zaragoza que es de 113.129 euros”

- PUBLICIDAD -
El estancó se llevó 400.000 € en comisiones.

El estancó se llevó 400.000 € en comisiones.

El Comisionado para el Mercado de Tabacos ha sancionado con 66.111 euros a los propietarios de un estanco de Zaragoza, al señalar la aplicación informática GoogleMaps que otras tres expendedurías están más cerca de los 18 bares a los que suministraba cajetillas. La ley obliga a los locales de ocio que venden cajetillas a contratar el suministro con una de las tres expendedurías más cercanas al local.

La sanción, impuesta por este organismo del Ministerio de Hacienda, ha sido ratificada en dos ocasiones por la Audiencia Nacional, que ha avalado el uso de medios de posicionamiento geográfico virtual.

La expendeduría, situada en el barrio de San José, servía tabaco a 18 bares, diez de los cuales nunca habían tenido máquina de tabaco mientras que otros seis dejaron de utilizar el de otros estancos para comenzar a trabajar con el sancionado. Esa cartera de clientes llegó a reportarle en un solo año comisiones por 427.591,63 euros “frente a la media de la localidad de Zaragoza que sólo alcanza 113.129,78 euros para ese mismo periodo”.

El tribunal admite que los datos de la aplicación informática no son exactos y, aunque señala a los informes periciales como “la única prueba con auténtica virtualidad” que en un litigio puede contradecir “la presunción que irradia la inspección practicada” con base en los mapas de Google, en este caso descarta el estudio en el que un perito rebatía los datos que Hacienda utilizó. “Tal informe no desvirtúa el resultado de las mediciones en su conjunto, al no alterar las mismas en forma”, señala.

Las resoluciones de la Audiencia Nacional señalan que Hacienda efectuó las mediciones “tomando en consideración la distancia ‘de puerta a puerta’ o, en definitiva, el camino peatonal más corto [entre el estanco y los bares], es decir, el criterio más adecuado al espíritu y finalidad de la norma”.

El estanco fue sancionado por haber falseado, según el criterio del gigante informático, los datos que estaba obligado a facilitar al Comisionado para el Mercado de Tabacos sobre los bares a los que suministraba tabaco. De hecho, el primer juez que vio el caso concluye que no actuó “con la diligencia debida al no comprobar si era una de las tres expendedurías más cercanas a los establecimientos” y, al mismo tiempo, anota que esa conducta tuvo “trascendencia económica y social, y ánimo de prevalerse de ventajas competitivas frente a otros establecimientos del ramo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha