eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Detenido el presunto asesino de dos guardias civiles y una persona más en Teruel

Los agentes han detenido a un ciudadano serbio como presunto autor del asesinato hacia las cinco de la madrugada en la zona de Teruel más cercana a Castellón

El asesinato se produjo este jueves en una pequeña masía, durante un operativo de las fuerzas de seguridad por otro tiroteo producido unos días antes

- PUBLICIDAD -
Imagen del operativo desplegado por la Guardia Civil en Andorra (Teruel).

Imagen del operativo desplegado por la Guardia Civil en Andorra (Teruel). EFE

Un ciudadano ha sido detenido esta madrugada como presunto autor del asesinato de tres personas, dos de ellas guardias civiles, en los municipios turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra. La Guardia Civil ha confirmado que el detenido es un ciudadanos serbio, Norbert Feher.

Feher también estaba en busca y captura en Italia por la muerte de dos carabinieri el pasado mes de abril. Por este asesinato la policía italiana le puso el sobrenombre de 'Igol il russo' ('Igor el ruso', en castellano).

Fuentes de la Delegación del Gobierno y de la Guardia Civil han informado de que la detención se ha producido hacia las cinco de la madrugada, entre los municipios de Cantavieja y Mirambel, una zona de Teruel que linda con Castellón. Se ha puesto fin así al  operativo de búsqueda y captura que ha llevado a cabo la Guardia Civil después de que fueran asesinados a tiros los agentes de la benemérita Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, y el civil José Luis Iranzo, un dirigente del sindicato agrario UAGA.

El suceso ocurrió en la tarde del jueves en una pequeña masía durante el operativo de las fuerzas de seguridad diseñado con motivo de otro tiroteo que tuvo lugar en la zona el pasado 5 de diciembre. Entonces fueron heridas dos personas que acudían también a una masía a cambiar la cerradura y que fueron tiroteadas por una o dos personas. La localidad de Albalate del Arzobispo, así como los alrededores, ha sido objetivo de diferentes robos que las fuerzas de seguridad estaban investigando.

Entre las 19.00 y las 20.00 horas el detenido había presuntamente asesinado a dos guardias civiles y un ciudadano de Teruel que acompañaba a los agentes, dándose a la fuga en una pickup verde con la que sufrió un accidente a cien kilómetros al sur del lugar de los hechos.

Tras varias horas de pánico entre los vecinos de la zona, con informaciones confusas que apuntaban a que estaba atrincherado y luego abatido, la Guardia Civil activó una operación jaula en la que movilizó a unidades especiales y realizó controles en varias carreteras.

El delegado del Gobierno compareció el jueves ante los medios para desmentir que hubiese cesado la búsqueda de un individuo como presunto autor de los disparos. Casi de madrugada se difundió un retrato robot del presunto asesino. Pocas horas antes, la Guardia Civil confirmó las identidades de los agentes fallecidos, así como la del civil que estaba en el lugar de los hechos.

Portaba tres armas cortas, entre ellas las dos pistolas marca Beretta que arrebató a los guardias civiles Romero Pérez y Caballero Espinosa, ambos pertenecientes a los Equipos ROCA. 

Seguidamente, comenzaron a sucederse las condolencias y muestras de pésame de las autoridades. A través de sus respectivos perfiles de las redes sociales, el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, manifestaron sus condolencias y expresaron su apoyo a la Guardia Civil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha