eldiario.es

Menú

Barcelona contra las violencias machistas: desde los juzgados hasta las guarderías

La alcaldesa Ada Colau plantea la necesidad de responder a una cultura machista en la que cinco mujeres han sido asesinadas en Barcelona en lo que va de 2015

La concejala Laura Pérez reivindica una estrategia única de lucha contra el sexismo, por la que quieren incrementar un 27% el presupuesto

- PUBLICIDAD -
Laia Ortiz, Ada Colau i Laura Pérez a la taula sobre feminització de la pobresa

Ada Colau i Laura Pérez a la taula sobre feminització de la pobresa Ajuntament de Barcelona

La alcaldesa Ada Colau y la concejala de ciclo de vida, feminismos y LGTBI Laura Pérez han presentado este lunes un paquete de medidas amplio para luchar contra la violencia machista desde el Ayuntamiento de Barcelona. El equipo de Barcelona en Comú dejó clara su apuesta feminista al frente del consistorio con la creación de la concejalía de Pérez, y ahora empieza a concretar medidas. En el año 2014 fueron asesinadas nueve mujeres en Barcelona y en lo que va de año cinco más "por el solo hecho de ser mujeres", remarca la alcaldesa. "Si en vez de mujeres estuvieran asesinando a cualquier otro colectivo estaríamos ante una situación de alarma institucional que llevaría a movilizar un montón de recursos en todos los niveles", critica.

"El componente de género está presente en todos los grandes temas de ciudad", asegura Colau, y por ello se ha creado una unidad transversal en el seno del gobierno municipal para trabajar esta cuestión. Las políticas presentadas este lunes plantean un abordaje amplio. Por un lado, encontramos medidas como la personación del Ayuntamiento como acusación particular en los casos de asesinatos de mujeres a manos de sus parejas -hasta ahora lo hacía la Generalitat pero no el consistorio- y también en los casos de lesiones graves, que no estaban contemplados en la legislación catalana.

Por otra parte, impulsarán políticas en cambiar el paradigma. En palabras de la alcaldesa, "hay que incidir en cambiar unos valores y una cultura machistas". La concejala Laura Pérez explicó que esto ocurre en parte por una cuestión educativa, en el marco de una estrategia única de lucha contra el sexismo, y llegar "a todas las escuelas, pero también en todos los espacios donde haya jóvenes". Uno de los primeros espacios donde puede incidir el Ayuntamiento son las guarderías municipales, a través de "la creación de referentes femeninos que no sean el de rosa o azul, y en el trabajo de los estereotipos de género desde la primera infancia, cuando ya adjudican roles a través de colores o de historias", explica Pérez.

Fuerza transformadora

"El terreno de lo simbólico, y eso el feminismo lo tiene muy trabajado, tiene una fuerza transformadora muy grande", asegura Colau, que explica que desde que es la primera mujer al frente de la ciudad varias niñas "muy pequeñas" le han dicho por la calle que de mayor quieren ser alcaldesas. "Es importante que no se autodescarten para estar en muchos lugares por ser mujeres, y generar imágenes y referentes tiene una potencia transformadora que no se ha trabajado bastante desde las instituciones", dice la alcaldesa.

En la misma línea se encuentra una campaña municipal que desde hace unos días ha llenado las calles de Barcelona con el mensaje de que es "una ciudad que rechaza la violencia machista". "Visibilizar una campaña como ésta por todas las calles de una gran ciudad como Barcelona puede hacer que una mujer que se lo esté pensando se sienta más acompañada y pueda atreverse a denunciar", considera Colau.

Más recursos

Laura Pérez aseguró que los servicios de atención a la mujer y de acogida a las víctimas de violencia machistas están colapsados. "Los servicios que tenemos en la ciudad están diseñados para atender a un número que se ha ampliado de forma exponencial", lamenta. Para ello el ayuntamiento prevé dedicar en el presupuesto de 2016 que tiene que debatir con los otros grupos municipales un incremento de un millón de euros para abordar las violencias machistas en Barcelona, un 27% más que el año pasado, que se seguirá incrementando hasta el 2019.

Esto permitirá incrementar los recursos humanos y materiales dedicados a la atención de las víctimas para hacer frente a la sobreocupación en algunos momentos de las plazas de acogida de larga duración o de urgencia. Este refuerzo es necesario porque, según explicó Pérez, en los momentos de colapso lo único que puede ofrecer el ayuntamiento es una plaza de hotel, "pero no es como debe estar acogida una mujer que ha tomado la decisión de irse de su casa", enfatiza la concejala.

Se han planteado varias mejoras a nivel de respuesta institucional, entre las que se encuentra elaborar, conjuntamente con los movimientos feministas, un protocolo de luto de ciudad para "visibilizar el rechazo institucional y social de manera sistemática y firme ante el feminicidio o intento de feminicidio ".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha