Opinión y blogs

eldiario.es

Algunos datos básicos sobre la indecencia bancaria

- PUBLICIDAD -

En un país con 27 % de la población activa y 52 % de la juventud en paro,  inmerso en una severa crisis y sin ninguna perspectiva anunciada de mejora hasta 2018, Catalunya Banc (ex Caixa de Catalunya) acaba de informar oficialmente que su presidente cobra 25.000 euros al mes, el máximo legal previsto para presidentes de antiguas cajas nacionalizadas con dinero público a raíz de su estado de quiebra. Esta caja en concreto ha recibido más de 13.000 millones de euros de ayudas públicas. Sus cuatro últimos presidentes y directores generales comparecieron el mes de julio ante la comisión del Parlament de Catalunya que indaga sobre el fiasco de algunas cajas catalanas y la responsabilidad de sus gestores, aunque ninguno de ellos admitió errores de actuación. Al ser preguntado el director general de 1998 a 2008, Josep Maria Loza, sobre si pensaba devolver la “indemnización” de 10,7 millones de euros que percibió al abandonar la entidad, se limitó a contestar: “Ya veremos”. De momento el Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB) reconoce haber inyectado un total de 52.000 millones de euros de dinero público a las cajas nacionalizadas, entre los cuales 22.000 millones a Bankia (ex Caja Madrid), 13.000 millones a Caixa Banc (ex Caixa de Catalunya) y 9.000 millones a Nova Caixa Galicia.

Actualmente Caixa Banc (ex Caixa de Catalunya) declara un beneficio neto de 183 millones de euros durante el primer semestre del año en curso. Por su lado, la Caixa también acaba de anunciar un beneficio de 638,5 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone más que quintuplicar sus ganancias de 114,2 millones en el mismo período del año anterior...  Los seis bancos del Ibex 35 (Santander, BBVA, CaixaBank, Popular, Sabadell y Bankinter) han logrado un 60 % más de beneficios que en la primera mitad del año pasado (6.000 millones de euros en vez de 3.700 el primer semestre de 2012). Su objetivo prioritario ha sido este beneficio particular y lo han alcanzado a fuerza de desinvertir, reducir plantillas y mantener cerrado el crédito.

Tal vez todo eso no extrañe a algunos, así como tampoco que en Catalunya gobierne un partido que tiene la sede social embargada para hacer frente una fianza judicial en un caso de corrupción pendiente de sentencia o que en España gobierne otro partido cuyo tesorero nacional durante los últimos 26 años acumuló 48,2 millones de euros en cuentas bancarias personales de Suiza. A otros que aun creemos en la honorabilidad profesional y las barreras éticas todo eso nos extraña poderosamente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha